Martes, 06 de marzo de 2007
Art?culo publicado en "Misa Dominical" n?mero 4, a?o XXXIX.

18 y 19 de marzo: D?a del Seminario

Testigos del Amor de Dios


"Testigos del Amor de Dios". ?ste es el lema de la campa?a y d?a del Seminario, inspirado en la carta enc?clica de Benedicto XVI "Deus caritas est".

"Dios es amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios y Dios en ?l" (1 Jn 4,16). Dios nos ha amado primero y este amor de Dios ha aparecido entre nosotros, se ha hecho visible, ya que Dios envi? al mundo a su ?nico Hijo "para que vivamos por medio de ?l" (1Jn 4,9). Y Cristo difunde la primac?a del amor en la vida y en la vocaci?n del hombre. La vocaci?n mayor del hombre es la vida en el amor. S?lo el amor es digno de fe y en el amor nos realizamos.

La Iglesia es comuni?n de amor, reflejo de la comuni?n trinitaria, llamados todos a vivir y a testificar los valores del Reino de Dios que es amor, justicia santidad...
Dios viene a nuestro encuentro a trav?s de los hombres en los que ?l se refleja. Jes?s, llevado por su amor fraterno, elige a unos hombres que por la imposici?n de las manos del obispo participan de su sagrado ministerio mediante su Palabra, en los sacramentos, especialmente de curaci?n ?reconciliaci?n y unci?n de los enfermos? preparando el convite pascual, sacramento de su Amor, e invitando a todos al servicio de la caridad, especialmente a los pobres.

Junto al obispo, principio y fundamento visible de la Iglesia diocesana, fundamentan la corresponsabilidad entre todos y construyen la Iglesia, casa y escuela de comuni?n, familia de los hijos e hijas de Dios. La presidencia de la comunidad eclesial es exigencia de desprendimiento total por amor a Cristo y a los hermanos. La caridad pastoral unifica su personalidad de hombres cristianos que han sido llamados, consagrados y enviados seg?n el ejemplo del Maestro, Sacerdote y Pastor. "En la vida sacerdotal no es posible una separaci?n entre el amor a Cristo y el celo de las almas".

Que la tarea a favor de las vocaciones al ministerio sacerdotal sea nuestro "cantus firmus" dentro de nuestras comunidades parroquiales, manifestada en la oraci?n constante, en la propuesta personal y en la colaboraci?n gene-rosa para con todos los que se preparan ahora en nuestros seminarios.
Un d?a dar?n testimonio de amor y fidelidad del Amor m?s grande que nos ha amado hasta el extremo.

CARLES-LLU?S GARC?A
Rector del Seminario de Tortosa
Publicado por verdenaranja @ 23:32  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios