Martes, 06 de marzo de 2007
AFRICA/BENIN - "El trabajo es una bendici?n": mensaje cuaresmal del Obispo de la di?cesis de Natitingou

Natitingou (Agencia Fides) - "Los problemas materiales nos agobian constantemente. Pero Dios nos ha dado las manos para trabajar y participar en su obra creadora. Las manos son el instrumento de nuestra dignidad. La virtud de la fuerza es necesaria as? como una intensa vida de oraci?n y sacrificio para ser trabajadores honestos y concienzudos" afirma Mons. Pascal N'Kou?, Obispo de Natitingou, en Benin, en su mensaje cuaresmal titulado "El trabajo es una bendici?n."
El Obispo exhorta a los cat?licos y los hombres de buena voluntad a empe?arse en primera persona por el bien com?n porque "despu?s de Dios se debe contar con el hombre para el progreso de la sociedad. Un pueblo creyente debe ser un pueblo trabajador. En la Biblia se habla continuamente de criados, de artesanos, de trabajadores, de pescadores, de vi?eros, de soldados,?M?s nos acercamos a Dios, m?s se trabaja. M?s se contempla a Dios, m?s se trabaja. Es el secreto de los monjes que no mueren nunca de hambre."
En un Pa?s afligido por la indigencia, Mons. N'Kou? recuerda que "el trabajo es el instrumento privilegiado para luchar contra la pobreza, las enfermedades, la ignorancia. Un trabajo bien hecho es tambi?n oraci?n. Por medio del trabajo se aprende a servir a Dios y nuestros hermanos. Los enemigos del trabajo son: la negligencia, la pereza, la estafa, las p?rdidas de tiempo en cr?ticas est?riles o en charlas. Todo esto produce la corrupci?n y la mediocridad."
Es por el contrario, por medio del trabajo como podemos mejorar nuestras condiciones de vida y cambiar la cara de la tierra. Es pues urgente tomar conciencia de nuestra vocaci?n de colaboradores de Dios. Sin el trabajo met?dico y perseverante, sin el esfuerzo continuo, no habr? nunca progreso material y espiritual.
"Reconocemos que el trabajo a menudo es duro" contin?a el Obispo. "Las mujeres que buscan la le?a en la selva lo saben. Y a pesar de ello, el mundo del trabajo es una bendici?n. Es una bendici?n para el hombre creado a imagen de Dios trabajador. Se debe evitar considerar el trabajo como una maldici?n. Algunas personas creen en efecto que el trabajo es una consecuencia del pecado original. No es en absoluto verdad. Cu?ndo Dios cre? a Ad?n y Eva, los puso en un bello jard?n para que trabajaran (Gen 2,15). Eran los jardineros. El pecado no hizo sino hacer pesado el trabajo. Nuestro mismo Dios es un gran trabajador. La Biblia nos dice que trabaj? durante 6 d?as antes de descansar el s?ptimo d?a. Al hombre y a la mujer, que ha creado a su imagen, Dios les pide que se multipliquen y dominen la tierra, transform?ndola, haci?ndola habitable. La transformaci?n de la tierra s?lo es posible por medio del trabajo y en el trabajo."
"El trabajo es una bendici?n cuando se realiza para hacer la voluntad del Dios" advierte el Obispo. "El progreso material separado por Dios puede destruir la humanidad. Si Dios no est? presente en nuestras acciones, antes o despu?s este se volver? contra nosotros. El progreso cient?fico y tecnol?gico sin Dios lleva en su seno un veneno peligroso. Porque lo que tenemos que buscar en primer lugar es el Reino de Dios y su justicia. Busquemos pues ante todo los valores del Reino de Dios para luchar contra el pecado, el parasitismo y toda forma de miseria. Todo esto llevar? a la fraternidad universal habitada por el Esp?ritu de Dios: solidaridad, divisi?n y ayuda rec?proca."
?Volvamos a Cristo. Construyamos juntos el futuro. Amemos s el trabajo bien hecho. Los monjes y monjas nos dan el ejemplo todos los d?as. Recemos y trabajemos como ellos. Demos a nuestros ni?os y a los m?s j?venes el deseo de trabajar para la gloria de Dios" concluye el Mensaje. (L.M) (Agencia Fides 5/3/2007 L?neas: 43 Palabras: 637)

Links:
Mensaje Cuaresmal de Mons. N'Kou?, en franc?s:
http://www.evangelizatio.org/portale/adgentes/chieselocali/chieselocali.php?id=405
Comentarios