Mi?rcoles, 07 de marzo de 2007
07 Marzo (ACI).- Ante m?s de quince mil fieles reunidos en la Sala Pablo VI del Vaticano para la tradicional Audiencia General de los mi?rcoles, el Papa Benedicto XVI se?al? que la soberan?a de la Verdad de la Iglesia tiene ?el derecho de ser escuchada? por el Estado.

Al hablar del Papa San Clemente, tercer sucesor de San Pedro, para explicar qu? es la Iglesia, el Pont?fice indic? que "rezando por las autoridades Clemente no solo reconoce la leg?tima autoridad de las instituciones pol?ticas en el orden establecido por Dios, sino que tambi?n manifiesta su preocupaci?n para que las autoridades ejerzan el poder con paz y mansedumbre. C?sar no es todo. Hay otra soberan?a, cuyo origen y esencia no son de este mundo (...) la de la verdad, que ante el Estado tiene el derecho de ser escuchada".

Profundizando sobre la figura de San Clemente como Papa, el Santo Padre hizo saber que ?la autoridad y prestigio de este Obispo de Roma eran tales que le fueron atribuidos diversos escritos? y entre estos una carta que ?constituye un primer ejercicio del Primado romano tras la muerte de San Pedro?.

En esta, San Clemente recuerda que ?el Se?or nos previene y dona el perd?n, nos dona su amor, la gracia de ser cristianos, sus hermanos y hermanas?.

?Es un anuncio que llena de gozo nuestra vida y da seguridad a nuestro actuar: el Se?or nos previene siempre con su bondad y la bondad del Se?or es siempre m?s grande que todos nuestros pecados?, continu? el Pont?fice.

Asimismo San Clemente reflexiona sobre su ideal de Iglesia ?reunida por el ?nico Esp?ritu de gracia efuso sobre nosotros, que se manifiesta en los diversos miembros del cuerpo de Cristo, en el cual, todos, unidos sin separaci?n alguna, son miembros los unos de los otros?.

Tambi?n existe en la carta una neta distinci?n entre el laico y la jerarqu?a, que ciertamente ?no significa para nada una contraposici?n, sino solamente una conexi?n org?nica de un cuerpo, de un organismo, con las diversas funciones?.

?La Iglesia ?prosigui? no es lugar de confusi?n ni de anarqu?a: cada uno en este organismo, con una estructura articulada, ejercita su ministerio seg?n la vocaci?n recibida?.

Seguidamente el Papa ley? un resumen de su catequesis en varias lenguas, enton? el Pater Noster e imparti? su Bendici?n Apost?lica.
Comentarios