Jueves, 08 de marzo de 2007
Presentaci?n de la campa?a y objetivos de la Campa?a de "El D?a del Seminario" (18 y 19 de Marzo), seg?n folleto de materiales editados por EDICE y enviados por la Delegaci?n Diocesana de Vocaciones.

Presentaci?n

Desde el Amor de Dios y para el Amor de Dios, sacerdotes, ?testigos del Amor?.

Necesitamos sacerdotes, testigos del Amor de Dios en nuestro mundo, en la Iglesia, en nuestras di?cesis de Espa?a.

La campa?a del D?a del Seminario de este a?o quiere tener en cuenta:

. La realidad necesitada y urgente en que, vocacionalmente, nos encontramos.

. La llamada, sugerente y profunda, del Papa Benedicto XVI desde su enc?clica ?Deus Caritas est?,

. La preocupaci?n y el gozo por las respuestas j?venes que se est?n dando entre nosotros a la llamada del Amor de Dios..., para ser sus testigos.

La vocaci?n tiene que ver mucho, todo, con el Amor. El Seminario, nuestros Seminarios, tienen que ser, como Dios Amor, comunidades de Amor. El sacerdote es hoy y tiene que
seguir si?ndolo ?testigo del Amor de Dios?.

Por ello, un lema sugerente y comprometido para la Campa?a del D?a del Seminario de este a?o 2007 (d?as 18 y 19 de marzo): ?Sacerdotes Testigos del Amor de Dios?.

Los iconos del Padre bueno y misericordioso (par?bola del hijo pr?digo en el domingo 18 de marzo) y de San Jos? en la familia de Nazaret, esposo de Mar?a y padre tutor de Jes?s
(el d?a 19 de marzo) nos estimulan a escuchar la llamada ?desde el Amor?, y a responder, comprometiendo la vida, ?para el Amor?.

Objetivos

Llamar a la comunidad cristiana, en cada una de las di?cesis, a los ni?os, a los j?venes, en las parroquias y colegios..., desde el Amor de Dios, con insistencia, de t? a t?. Dios te
ama... ?te llama! ?A ser sacerdote!

Escuchar respuestas..., para que surjan m?s y mejores vocaciones, nuevas generaciones de sacerdotes, que vivan y transmitan el Amor de Dios a nuestro mundo, a las personas y en los ambientes de nuestro tiempo.

Ayudar a formar y sostener a los seminaristas. Con mucho Amor, con generosidad y entrega, con colaboraci?n y cercan?a al Seminario y a los seminaristas.

Responder a la llamada del Amor de Dios, cada uno en el momento, ambiente y realidad en que se encuentra. Todos, y cada uno, tenemos la obligaci?n y la alegr?a de dar y ser
respuesta al Dios que nos ama y que nos llama.

Comprometer nuestra vida y nuestros medios al servicio de las vocaciones, al servicio del Seminario. La colecta y los otros modos de colaboraci?n econ?mica son expresi?n del
Amor, de la verdadera colaboraci?n, y ayudan a la formaci?n, al cuidado y atenci?n, al crecimiento de los seminaristas y del Seminario.

Llamada, respuesta y compromiso. Y mucho Amor en el D?a del Seminario.
Comentarios