Viernes, 16 de marzo de 2007
DOMINGO 4? DE CUARESMA

18 de Marzo de 2007
D?A DE LAS MISIONES DIOCESANAS VASCAS
?Con los pobres, contra la pobreza?



Hoy es el ?Domingo de Laetare? (?al?grate?), denominaci?n tradicional de este 4? domingo de Cuaresma. En medio del ambiente de sobriedad cuaresmal, hoy se nos invita a poner un toque especial de alegr?a en la celebraci?n.

Quiere ser un detalle pedag?gico de la Iglesia para alentar nuestro caminar, al haber superado la mitad de la traves?a cuaresmal, y estar cada d?a m?s cerca de la Pascua.

Este fin de semana tambi?n celebramos ? por adelantado ? el ?d?a de Misiones Diocesanas?, ya que este a?o la fiesta de San Jos? ser? d?a de labor en la Comunidad Aut?noma Vasca.

La menci?n expl?cita a esta Jornada misionera, a lo largo de la celebraci?n, debemos hacerla de manera acertada y equilibrada, con el fin de que el domingo cuaresmal no pierda su importancia y centralidad.

MONICI?N DE ENTRADA

Celebramos el cuarto domingo de Cuaresma, completando as? la mitad de la traves?a que nos conduce a la Pascua. El camino de la conversi?n cuesta y se hace duro, porque no siempre resulta f?cil reconocer nuestro pecado, nuestras mentiras, nuestros fracasos? la necesidad de volver a Dios.

Sin embargo, hoy el Evangelio nos recordar? que la miseri-cordia de Dios sigue siendo mucho mayor que nuestras deficiencias, y que el Se?or quiere actualizar en nosotros el perd?n y la acogida que aquel padre bueno de la par?bola dispens? a su hijo pr?digo. Tenemos, pues, motivos para seguir en el camino cuaresmal, con alegr?a y esperanza.

En este clima de conversi?n y esperanza, tambi?n celebramos el ?D?a de nuestras Misiones Diocesanas?; una jornada propicia para implicarnos m?s ?con los pobres, contra la pobreza? como sugiere el lema de esta Jornada.

El anuncio liberador de Jesucristo a los pobres se hace cre?ble y eficaz, cuando va unido a la lucha contra la pobreza y las causas que lo motivan. Pero, adem?s de trabajar por y para los pobres, es urgente hacerlo desde ellos, y con ellos de la mano. As?, adem?s de evangelizar, sentiremos tambi?n que los pobres nos evangelizan.

Comenzamos nuestra celebraci?n cantando?


PROCESI?N Y CANTO DE ENTRADA

SALUDO DEL PRESIDENTE


Dios Padre, rico en misericordia,
que nos ofrece en Cristo Jes?s
el regalo del perd?n y de una nueva vida,
est? con todos vosotros.


ACTO PENITENCIAL
Recordando las sugerencias que os hac?amos para la Cuaresma, decidid qu? f?rmula os conviene utilizar. Aqu? os proponemos dos, para elegir.
...................................
No siempre nos dejamos curar, no siempre dejamos que Dios nos transforme, no siempre creemos que es mejor volver al hogar del Padre y de los hermanos. Por eso, en unos instan-tes de silencio, reconoz?camos que tenemos necesidad de con-versi?n. Instantes de silencio?

Y ahora, confes?monos pecadores: ?Yo confieso ante Dios...

 T?, eres el Dios que apuesta por los pobres. ?Se?or, ten piedad!

 T?, eres Promesa en medio de nuestras angustias. ?Cristo, ten piedad!

 T?, eres Fuerza y Acogida, en medio de nuestra debilidad. ?Se?or, ten piedad!


MONICI?N A LA PALABRA DE DIOS
A pesar de nuestro pecado y nuestras infidelidades, Dios siempre nos ofrece una nueva oportunidad, la mejor de la que dis-pone: su Hijo Jesucristo. ?l no est? para condenar, sino para ofre-cernos su salvaci?n. Por eso nos invita a recorrer con esperanza el camino de regreso a la casa del Padre bueno.

1? LECTURA: Josu? 5, 9?. 10 ? 12

SALMO 33

2? LECTURA 2 Corintios 5, 17 - 21
..
Recordad que, antes de la proclamaci?n del Evangelio,
se sugiere cantar una aclamaci?n a Jesucristo, en vez de cantar Aleluya.
..

EVANGELIO Lucas 15, 1-3. 11-32

IDEAS PARA LA HOMIL?A

Jos 5,9a.10-12: Israel celebra la Pascua tras entrar en la tierra prometida. El ?xodo comienza con una pascua y finaliza con otra, como la peregrinaci?n est? marcada por la aparici?n del man? y clausurada por su culminaci?n. La tem?tica de la alimentaci?n (?comer?, ?pascua?, ?man?) marca esta unidad.

Salmo 33: Gustad y ved qu? bueno es el Se?or. Si el que reza afirma que los pobres se alegran, es porque ?l est? dentro de esa categor?a. Con lo que la comunidad en oraci?n sabe que alabando a Dios vuelve a vivir los momentos originarios y puede encontrarse con el Se?or que escucha y salva de los peligros a los pobres.

2Co 5,17-21: Dios, por medio de Cristo, nos reconcili? consigo. El efecto de esta muerte es la reconciliaci?n. Y porque estamos reconciliados -se reconcilia el mundo. El acento est? puesto en la obra de Dios, obra siempre caracterizada por la gratuidad.

Lc 15,1-3.11-32: Tu hermano estaba muerto, y ha revivido. M?s que del pecador arrepentido, el perd?n es cosa de quien acoge. Perdonar es dar vida. La alegr?a busca comunicarse. Es importante entender la gratuidad del amor y aceptar al reci?n llegado, no hay privilegios. No percibir la gratuidad del amor es no entender el Evangelio. La gratuidad del amor garantiza su capacidad creadora de caminos: pasar de lo viejo a lo nuevo. La novedad viene del amor permanente en Dios que hace siempre nuevo nuestro amor por los dem?s.
De esta gratuidad, ?xodo globalizado, solidaridad, acogida, caminos nuevos en busca del bien del hermano/a, nos habla hoy,18-19 de Marzo, nuestras Misiones Diocesanas Vascas. Con el lema de este a?o ?CON LOS POBRES, CONTRA LA POBREZA?

? Desde la experiencia, las misioneras y misioneros decimos que los pobres nos evangelizan. Hemos sido evangelizados viviendo con ellos/as, compartiendo la mesa. Compartir el mismo pan significa sentirse solidario.

? Si Jes?s acoge a los pecadores y los perdona es porque al obrar as? no hace sino actualizar el perd?n de Dios a todo hombre o mujer perdido. Desde este compartir hemos aprendido estas cosas que Dios oculta a los m?s sabios.

? La opci?n de Jes?s es muy clara y su invitaci?n: no es posible ser amigo, hermano de Jes?s y continuar apoyando este sistema que crea, fabrica pobres y los margina.

? Jes?s opta por los marginados y vive con ellos.

? La opci?n preferencial por los pobres es la opci?n de Dios, de Jes?s, de la comunidad, de la Iglesia. Esta opci?n ha sido, es y da sentido a las misiones diocesanas vascas tanto en Angola como Ecuador. Lo volvemos a repetir desde esta opci?n hemos sido evangelizados.

? En nuestros o?dos a?n suenan palabras como estas: ?Aunque no tenemos plata, tenemos el Reino de Dios, y eso nos muestra m?s que ninguna otra cosa que no nos falta el amor de Dios, que somos sus hijos, y que tenemos la responsabilidad de hacer caer la venda de los ojos a otros pobres que viven sufridos.?

? Los Planes pastorales de las di?cesis donde estamos, asumen que la opci?n preferencial por los pobres, es el criterio diocesano b?sico que abarca todo el actuar diocesano
? Hemos sido evangelizados desde el caminar con las comunidades eclesiales de Base. En este sentido, si algo nos tiene que estar quedando claro es que el encuentro con Dios, el conocimiento de Dios y nuestra creencia-obediencia a Dios, nuestro confiar en el, se da en la Palabra de Dios y en la comunidad como lugares donde Dios habita, y que hacen de la Comunidad el sacramento de Reino de Dios.

? Desde esta realidad reafirmamos nuestro compromiso misionero, cooperaci?n entre iglesias, seguimos siendo hermanos, y nos queremos hermanar, con igual dignidad, dando y recibiendo, acogiendo, escuchando, dialogando, compartiendo valores, lu-chando juntos por un mundo donde sean respetados los dere-chos fundamentales de todos los pobres y de todos los pueblos.

INVITACI?N AL CREDO

Y ahora, confesemos juntos nuestra fe en el Dios de Jesucristo; la fe que nos une al resto de los creyentes, y que deseamos ilu-mine todos los corazones cuando es anunciado el Evangelio.

ORACI?N DE LOS FIELES

Un?monos en una misma oraci?n para que el perd?n de Cris-to transforme nuestros corazones de piedra en corazones de carne.

 Por los pobres, por los excluidos, por las personas que padecen cualquier tipo de violencia, por quienes a?n no conocen de verdad a Jesucristo. Para que, sintiendo su dolor en nuestra carne, sepamos ofrecerles el amor, la solidaridad y el testimonio que necesitan. Oremos.

 Por nuestra Iglesia local y por cada una de sus comunidades cristianas. Para que los esfuerzos de remodelaci?n que se est?n haciendo nos ayuden a ser m?s aut?nticos en la fe, y a vivir y co-municar el Evangelio hoy, con ilusi?n y esperanza. Oremos.

 Por nuestras Misiones Diocesanas, en tierras de Angola y Ecuador. Para que el Se?or siga suscitando en nuestras comunidades vocaciones misioneras. Oremos.

 Por la paz. Para que nuestras comunidades potencien todo lo que signifique unir voluntades, superar odios y favorecer el en-cuentro y la reconciliaci?n entre las per?sonas y los pueblos. Oremos.

Escucha, Se?or, nuestra oraci?n y sigue transformando nues-tros corazones con tu perd?n, para que todas tus hijas e hijos po-damos regresar al hogar de la fraternidad que T? has hecho posible por Jesucristo. Que contigo vive y reina, por los siglos de los siglos. Am?n.

MONICI?N A LA COLECTA

La colecta de hoy est? destinada a Misiones Diocesanas. Co-mo sab?is, estas aportaciones son las que hacen posible la estancia y el trabajo de nuestros misioneros en tierras de ?frica y Ecuador, y el mantenimiento de diversos proyectos de promoci?n, asistencia y solidaridad. Gracias por vuestra generosidad.


DESPU?S DE LA COMUNI?N

Posible texto oracional, para ser recitado, tras la comuni?n...

Cada ma?ana sales al balc?n
y oteas el horizonte
por ver si vuelvo.

Cada ma?ana bajas saltando las escaleras
y echas a correr por el campo
cuando me adivinas a lo lejos.

Cada ma?ana me cortas la palabra,
te abalanzas sobre m?
y me rodeas con un abrazo redondo
el cuerpo entero.

Cada ma?ana contratas la banda de m?sicos
y organizas una fiesta por m?
por el ancho mundo.

Cada ma?ana me dices al o?do
con voz de primavera:
?Hoy puedes empezar de cero?.
P. Loidi
Publicado por verdenaranja @ 22:54  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios