S?bado, 24 de marzo de 2007


Entrevista a Francisco Mart? Gilabert, te?logo e historiador.

?Se percibe un inter?s creciente por la vida de los primeros cristianos?

El Papa Benedicto XVI, una vez concluida su catequesis sobre algunos testigos del cristianismo naciente mencionados en los escritos del Nuevo Testamento, ha comenzado a presentar a los padres apost?licos, es decir, a la primera y segunda generaci?n de la Iglesia, despu?s de los ap?stoles.
Con este motivo Francisco Mart? Gilabert, sacerdote, historiador y colaborador de www.primeroscristianos.com, hace balance de lo que han supuesto estas intervenciones del Pont?fice y su repercusi?n.





?Por qu? esta catequesis de Benedicto XVI?


Da la impresi?n de que el Papa tiene inter?s en recordar p?blicamente la vida de los primeros seguidores de Cristo, con el fin de que sean faro y referencia para los cristianos de hoy.

En algunos aspectos, las circunstancias de algunas sociedades del siglo XXI se parecen a las que encontraron los primeros cristianos. Me refiero, por ejemplo, a la dificultad para entender conceptos como servicio y sacrificio, a la tendencia a la frivolidad o la b?squeda del placer como fin en s? mismo.

Entonces y ahora, el mensaje de la Cruz es esc?ndalo y locura. Pienso que Benedicto XVI quiere poner ante nuestro ojos el estupendo ejemplo de compromiso con la fe y con la sociedad de aquellos primeros cristianos. Es un est?mulo para vivir de forma m?s coherente la fe en nuestros d?as.
Interesa mucho que los cat?licos de hoy nos demos cuenta de que nosotros tenemos que ser m?s heroicos en el modo de vivir nuestra fe.

?Fueron realmente personas tan heroicas?


Fueron personas que con su vida cambiaron el rumbo de la sociedad de su tiempo y de manera bastante r?pida. Basta pensar en los m?rtires, para entender el nivel de su hero?smo.

De todos modos, pienso que no es adecuado atribuir la expansi?n del Evangelio a prodigios y milagros. No podemos olvidar que la mayor?a de las primeras comunidades cristianas no vio ning?n signo extraordinario. La fe fue el prodigio que arrastr? a hombres de toda clase, condici?n y cultura. La fe y la alegr?a con que expresaban su amor a Cristo.

Tambi?n hoy se producen milagros, desde luego. Y uno de ellos es el milagro del apostolado: la fuerza transformadora del testimonio cristiano. Benedicto XVI nos est? diciendo que, ante el deterioro del ambiente moral no hemos de reaccionar con resignaci?n y tristeza, sino con esperanza y caridad.

El Papa tambi?n pretende con esta catequesis animarnos a influir con la coherencia de nuestra vida en la vida social.

?Qu? balance har?a de estas intervenciones del Santo Padre?


Pienso que no soy qui?n para hacer balance de lo que ha dicho el Papa. Ahora bien, se percibe un inter?s creciente por la vida de los primeros cristianos. A mi modo de ver, efectivamente, esta catequesis del Papa hace que en la Iglesia resurja el inter?s por volver a nuestras ra?ces, a pensar en esas figuras de los primeros tiempos del cristianismo.
Beber en las fuentes de nuestra propia identidad. Saber de d?nde venimos nos ayuda a saber qui?nes somos.


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios