Lunes, 26 de marzo de 2007
Explicaci?n al lema de este a?o 2007 para la Jornada del Viernes Santo en favor de Tierra Santa.


En el centro de la Tierra...

"T?, oh Dios, has realizado la salvaci?n en el centro de la tierra" (Sal 73,12).

Comentando este salmo, san Cirilo de Jerusal?n dice: `Extendi? las manos en la cruz para abarcar los confines de la tierra, ya que este G?lgota es el centro de la tierra. Lo que digo no es cosa m?a, sino del profeta que dice: "obr? la salvaci?n en el medio de la tierra".

La centralidad del G?lgota, porque en ?l ha realizado Dios la obra de la salvaci?n por la muerte redentora de su Hijo, la ampl?an otros Padres al Santo Sepulcro lugar de la victoria de Cristo resucitado:

"El sepulcro del Se?or est? en el centro del Templo (la An?stasis); el templo, en el centro de la ciudad... fuera de la iglesia est? el centro de la tierra, del que dice David: has realizado la salvaci?n en el centro de la tierra'. Otro profeta dice: ?sta es Jerusal?n, la he puesto en medio de las naciones" (Pedro Ibero).

Calvario-G?lgota y Santo Sepulcro-An?stasis hacen de Jerusal?n el centro de la tierra, del que irradia la salvaci?n hasta los confines de la tierra, -por la fuer?za del Esp?ritu y el testimonio de los ap?stoles-. A esos lugares, dentro de Jerusal?n, volvernos los ojos y encontramos las ra?ces de nuestra fe: "todos han nacido all?" (SI 86,6). Y podemos decir, con san Pablo: "ella es nuestra madre".

La Iglesia-Madre de Jerusal?n: a la que acuden los peregrinos en busca de la gracia de los santos lugares; en la que viven distintas comunidades eclesiales -con el drama de la divisi?n- porque creen en la fuer?za de esa misma gracia, que brota de "las fuentes de agua viva"; que est? formada por un peque?o resto: ?los cristianos de Tierra Santa! que con su presencia secular dan vida y calor a los santuarios, pero que viven en una situaci?n dram?tica.


Comentarios