Domingo, 01 de abril de 2007
31 Marzo (ACI).- Esta ma?ana el Papa Benedicto XVI recibi? en el Aula Pablo VI a los dirigentes y socios de la Confraternidad de artesanos y les record? que el trabajo debe servir al hombre y no el hombre servir al trabajo.

Tras saludar al Presidente Giorgio Natalino Guerrini, el Santo Padre afirm? que en los 60 a?os de vida de la Confraternidad, ?sta ?ha dado un indudable aporte para la construcci?n de la moderna naci?n italiana? por ?haber caracterizado en algunos importantes aspectos la evoluci?n social y econ?mica, art?stica y cultural?.

Citando a Juan Pablo II agreg? que ?la civilizaci?n artesana ha sabido construir en el pasado grandes ocasiones de encuentro entre los pueblos y ha dado a las ?pocas sucesivas s?ntesis admirables de cultura y de fe?.

Asimismo el Pont?fice aprovech? la ocasi?n para ?reflexionar sobre un aspecto importante de la experiencia humana? y record?, citando la invitaci?n de Dios al hombre a ?trabajar la tierra?, que ?la realidad del trabajo, que en el actual momento hist?rico se encuentra en medio a vastos cambios econ?micos y sociales,? pertenece a la condici?n originaria del hombre?.

?La Iglesia, fiel a la Palabra de Dios, no cesa de afirmar el principio seg?n el cual el trabajo es para el hombre y no el hombre para el trabajo?, agreg?. ?Proclama sin detenerse el primado del hombre sobre la obra de sus manos y recuerda que todo debe estar orientado al verdadero progreso de la persona humana y al bien com?n?.

M?s adelante, esta vez recordando el pensamiento de San Josemar?a Escriv?, sostuvo que ?el trabajo, habiendo sido asumido por Cristo, se convierte en actividad redimida y redentora: medio y camino de santidad, realidad santificable y santificadora?.

Finalmente exhort? a los presentes a seguir el ejemplo de Mar?a ?que vivi? en un escondimiento laborioso? y a San Jos? ?Patr?n de la Iglesia y vuestro especial protector?.


Comentarios