Domingo, 08 de abril de 2007
Entrevista realizada por DORY MERINO a Don Bernardo ?lvarez Afonso obispo de la di?cesis nivariense, publicada en EL D?A, dominjgo 8 de Abril.

"La familia atraviesa una grave crisis en Canarias"

DORY MERINO, Tenerife

El obispo de la Di?cesis Nivariense, Bernardo ?lvarez, que el 29 de junio cumplir? dos a?os como prelado superior del Obispado de la provincia tinerfe?a, recibi? a este peri?dico en plena celebraci?n de la Semana Santa, en su despacho de trabajo, donde se pod?a o?r de fondo m?sica de cantos gregorianos del Monasterio de Silos. Bernardo ?lvarez manifest? que una de sus grandes preocupaciones es la grave crisis que atraviesa la familia, tanto en Canarias como en el resto de Espa?a, y adelant? a EL D?A que se est? ultimando el Plan Diocesano de Pastoral para los pr?ximos cuatro a?os, puesto que el actual (2004-2007) expirar? en el mes de diciembre. Entre los objetivos fijados por ?lvarez para el siguiente cuatrienio figura la adecuada transmisi?n de la fe a las nuevas generaciones y su consolidaci?n en todos los cristianos.

-La Di?cesis tiene grandes infraestructuras deterioradas, entre ellas la Catedral. ?C?mo va ese proyecto?

-El director general de Bellas Artes acord? que, nada m?s pasar la Semana Santa, es decir, esta misma semana o la pr?xima, comparecer? para exponer p?blicamente la pauta a seguir en la restauraci?n de la Catedral. Hay que acometer esta reforma lo antes posible, porque lleva ya muchos a?os cerrada y se est? deteriorando cada vez m?s. Desde el Obispado queremos una soluci?n definitiva, no provisional. Ya se ha definido, con el Instituto Eduardo Torroja, la mejor.

-?Hay problemas con la financiaci?n?
-La deuda del alquiler de los andamios, que estaba pendiente hasta diciembre del a?o pasado, ya est? encauzada.

-?Qu? pasa con el Obispado y San Agust?n?

-El proyecto ejecutivo del edificio del Obispado ya est? terminado. Se va a presentar a varias empresas para adjudicar la obra y espero que a lo largo del mes de abril podamos empezar a trabajar ya en ?l. En cuanto a San Agust?n, sigue vigente el proyecto hecho p?blico recientemente, por el que, mediante un convenio con el Cabildo y el Ayuntamiento de La Laguna, ese recinto pasa a convertirse en un centro cultural que incluye una plaza y un peque?o auditorio para la ciudad.

-?Le preocupa la situaci?n de la familia en Canarias?

-Uno de los mayores problemas de la sociedad canaria es la crisis por la que atraviesa la familia. En el Archipi?lago se constata un alto ?ndice de rupturas familiares, la mayor?a en matrimonios muy precoces y con hijos peque?os, que son los que acaban pagando las consecuencias. Esto crea un desequilibrio en la educaci?n de los ni?os. Esta situaci?n obliga a los colegios a incrementar el n?mero de psic?logos, por la dificultad que atraviesan en la educaci?n los hijos de familias desestructuradas.

-?Se registran m?s matrimonios can?nicos que civiles?

-Se celebran a partes iguales. Muchas personas que se casan por lo civil no lo hacen porque sea su deseo, sino que se ven obligados cuando formalizan un segundo matrimonio y ya no se pueden casar can?nicamente. En las Islas, tambi?n se dan parejas de hecho, sin ning?n tipo de compromiso ante la Iglesia o las instituciones p?blicas. Hay que tener en cuenta que la familia no tiene suficiente apoyo por parte del Gobierno. Adem?s, la familia est? amenazada con la carest?a de la vivienda, que hace que la mayor?a de los hogares est?n hipotecados. Son elementos que gravan la problem?tica sobre la unidad de la c?lula social que es la familia, porque deber?a tener la suficiente autonom?a para poder criar los hijos que responsablemente uno quiera, pero muchos se ven obligados a tener uno o dos, porque los medios no dan para m?s. Tambi?n en la familia aparecen cada d?a m?s casos de riesgo, bien por violencia de g?nero o problemas de drogodependencia. Esto provoca que el hogar, que deber?a ser el lugar donde cada uno se siente m?s seguro, se convierte en un lugar inc?modo por la violencia que all? se genera, tanto para la pareja como para los ni?os.

Uniones del mismo sexo

-?Tiene constancia del n?mero de uniones de hecho entre personas del mismo sexo en las Islas?

-En Canarias hay muy pocas uniones matrimoniales de personas del mismo sexo. Est? claro que la Iglesia no reconoce para nada esa relaci?n como matrimonio. Hace un gran da?o a la educaci?n de los j?venes y de los ni?os el que no haya una clara diferenciaci?n entre var?n y mujer como modelo de referencia para su madurez como hombres o mujeres. A la larga, esta falta de referencia se notar? en la vida social.

-?Se est? abriendo la mano a la eutanasia?

-La eutanasia es uno de los atentados a la vida m?s fuertes que se est?n dando en la sociedad moderna. Pasa igual que con el aborto, que se convierte en una realidad utilitarista. Bajo el camuflaje de la necesidad o la compasi?n, para que la persona no sufra, estamos utilizando la vida de una forma funcional. Como esta persona no sirve, ya no vale. Se desvaloriza la vida de la persona por el hecho de que est? enferma o en una situaci?n terminal. Est? claro que nadie est? obligado a poner medios extraordinarios para alargar la vida de forma artificial, pero tampoco es admisible la eutanasia para una persona que no est? en peligro de muerte, porque su vida se puede sostener con medios ordinarios o con un tratamiento que le proporcione una calidad de vida. Por ejemplo, si un joven pide morir pensamos que es una situaci?n anormal. Algo le est? haciendo sufrir tanto que no valora su vida. Si curamos su defecto mental y aliviamos su sufrimiento, quiz? no quiera morirse. Esas ganas de morir vienen porque no hay un cuidado ni un cari?o ni calidad de vida o porque se producen disfunciones mentales y, l?gicamente, la persona ya no ejerce un control sobre s? misma.

-?C?mo vive la fe el pueblo canario?

-El pueblo canario es profundamente religioso y tengo la certeza de que no se queda en la materialidad de las im?genes. En la geograf?a de toda Canarias se observa que en cada pueblo hay una, dos, o, incluso tres o m?s parroquias. Tambi?n se comprueba en la cantidad de personas que se aglutinan en torno a la Semana Santa o en las respectivas fiestas de cada n?cleo poblacional. Tenemos constancia de que, dominicalmente, hay mucha asistencia a misa. Se puede decir que en Canarias existen tres niveles de religiosidad. Un primer nivel, de gente muy comprometida, con buena formaci?n cristiana, que hacen de su fe el m?vil de su vida. En segundo lugar, est?n los cristianos practicantes, que asisten a actos religiosos, que van a misa, pero su formaci?n es menor. El tercer grupo son los que viven una religiosidad, en algunos casos desenfocada, en torno a las im?genes, que se llama la piedad popular. Ah?, hay un gran trabajo por hacer para llevarlos a la fe, para que no sea una religiosidad alienante, de superstici?n, de fanatismo, sino una fe viva y apoyada en la palabra de Dios.

Divorcio entre fe y vida

-?Los cat?licos manifiestan su fe en la vida p?blica?

-Un problema actual, ya denunciado en el Concilio Vaticano II, es la separaci?n entre la fe y la vida. Uno de los grandes dramas de la religi?n, no s?lo de la cristiana, sino de todas las creencias, es el peligro de vivir la religi?n en el ?mbito personal, pero no manifestarlo en la vida, por ejemplo en el campo de la moral y en las exigencias del evangelio referentes a la vida sexual, la econom?a, las relaciones con los dem?s, el compromiso con los pobres, donde hay una carencia real. En una encuesta realizada en el Congreso de Evangelizaci?n, hace ya 20 a?os, se preguntaba a los cat?licos qu? estar?an dispuestos a perder por su fe y s?lo un 7% afirmaba que estar?an dispuestos a perder algo importante, como el puesto de trabajo, a causa de su fe. Sigue faltando en la actualidad la valent?a desde los poderes p?blicos o medios de comunicaci?n para manifestar con la vida la fe que se profesa. Es preocupante porque significa que se hace una adhesi?n parcial al Evangelio, para unas cosas s? y para otras no. Esa falta de valent?a hace que la Iglesia no aparezca en el mundo como tiene que ser: cristianos que viven el Evangelio con todas sus consecuencias.

-?Hay vocaciones en Canarias?

-De Canarias siempre han salido vocaciones, pero nunca en gran n?mero. No cabe duda de que estos tiempos son todav?a m?s dif?ciles para las vocaciones, precisamente por lo que habl?bamos de la situaci?n de la sociedad. Si en los j?venes no anida la fe, no pueden escuchar la llamada de Dios. No obstante, en Canarias hay vocaciones. Los conventos de la Pureza de Mar?a, la Familia de Nazaret o las Hijas de la Caridad han tenido recientemente j?venes promesas. Los varones tambi?n han recibido vocaciones canarias, entre ellos los Padres Dominicos, los Pa?les o los Jesuitas, que cuentan con ocho de La Palma. En esta sociedad, tambi?n hay crisis de vocaciones porque ha descendido la natalidad y porque, en general, hay crisis vocacional en la sociedad, como se nota en las profesiones que tradicionalmente se han denominado vocacionales (m?dicos, profesores) y ahora se han convertido en profesiones funcionales, con objetivos econ?micos. Este deterioro vocacional en la sociedad se nota, incluso, en carreras como la pol?tica o en la investigaci?n, profesiones con ideales de vivir para los dem?s con generosidad, pero que tambi?n se est?n convirtiendo en funcionales.

Seminario

-?C?mo est? el Seminario de la Di?cesis Nivariense?

-Ha bajado un poco el n?mero de seminaristas mayores. En estos momentos tenemos 30 y, de ellos, seis est?n preparados para ordenarse pronto. El seminario menor est? con el n?mero deseable, unos 40. Hay que tener en cuenta que las vocaciones sacerdotales se deben cultivar. Una vocaci?n requiere mucha atenci?n, un cuidado exquisito y dedicaci?n, adem?s de mucha oraci?n.

-?Tiene fecha para la visita ad limina?

-La visita ad limina todav?a no est? prevista. Pese a que est?bamos en Roma en 2005 se interrumpi? la que estaba fijada, con mi antecesor, monse?or Felipe Fern?ndez, por la muerte de Juan Pablo II. Ya tenemos preparada toda la documentaci?n necesaria y estamos a la espera de que nos llamen del Vaticano, pero no tenemos fecha.
Comentarios