Lunes, 09 de abril de 2007
Carta semanal de Don Agust?n Garc?a-Gasco Vicente, arzobispo de Valencia.

Christus resurrexit!


Publicada en ?Paraula-Iglesia en Valencia? el 8 de abril de 2007


?Cristo ha resucitado! Estas palabras son pronunciadas hoy en todo el mundo con particular emoci?n. Las celebraciones de la Semana Santa nos han hecho revivir el acontecimiento decisivo y siempre actual de la Resurrecci?n, misterio central de la fe cristiana.
En las iglesias de todo el mundo la liturgia de la luz en la Vigilia Pascual ha recordado la Luz de Cristo que alumbra a la humanidad, venciendo para siempre las tinieblas del mal y de la muerte.

La alegr?a de la Pascua atraviesa la historia. Los Evangelios nos recuerdan el asombro de las mujeres que hab?an ido al sepulcro donde hab?an puesto el cuerpo de Cristo, bajado apresuradamente de la cruz. Tristes y desconsoladas por la p?rdida de su Maestro, encontraron apartada la gran piedra y, al entrar, no hallaron su cuerpo.

Mientras estaban all?, perplejas y confusas, dos hombres con vestidos resplandecientes les sorprendieron, diciendo: ??Por qu? busc?is entre los muertos al que vive? No est? aqu?, ha resucitado? (Lc 24, 5-6). Desde aquella ma?ana, estas palabras siguen resonando a trav?s de la historia como anuncio perenne, siempre nuevo y capaz de transformar la vida y el mundo en el que vivimos.

La Resurrecci?n de Cristo ha transformado la historia de la humanidad. Sin ella cada uno de nosotros habr?a sido distinto en su pensamiento y en su comprensi?n. Cada uno de nosotros pensar?a, juzgar?a y sentir?a con m?s estrechez, con menos libertad, con menos justicia, si no le hubiese precedido el Esp?ritu del Evangelio, sin aquel poderoso impulso que surge de la resurrecci?n de Cristo.

El anuncio de la victoria frente al poder del mal y de la muerte es fuente de felicidad para el hombre. La fe en Cristo resucitado nos invita al di?logo, al rechazo del fanatismo, al respeto profundo a la dignidad de la persona, de toda persona humana, en todas las fases de su existencia.

Cristo resucitado es fuente de paz y de entendimiento entre las culturas. Rechaza la violencia y promueve el verdadero progreso y la libertad de los pueblos. Es el manantial del que brota el conocimiento verdadero, la sabidur?a que descubre el Universo.

Estas afirmaciones brillan en la oscuridad de nuestro tiempo: un tiempo, a veces, fr?volo y olvidadizo. Fr?volo porque en demasiados ambientes se difunde una cultura que pretende prescindir de Dios, considerando que la raz?n no puede ocuparse de su conocimiento. Las ideolog?as pretenden un mundo sin Dios, un mundo sometido solo al poder pol?tico, al poder econ?mico y al poder medi?tico. Olvidadizo porque no se toma conciencia de las lecciones de la historia: cuando el mundo se encierra en s? mismo, cuando no se cultiva la bondad de coraz?n y se pierden las propias ra?ces, el futuro se estrecha y la violencia se adue?a del horizonte humano.

En Cristo resucitado, nosotros, nuestra ?poca y nuestra cultura volvemos a experimentar ejemplarmente, una vez m?s, que aqu? en la tierra no existe valor m?s sublime que el hombre libre, independiente y espiritual: ese es el hombre creado a imagen y semejanza de Dios. El hombre que no se somete a servidumbres ni esclavitudes. El hombre redimido por la pasi?n, muerte y resurrecci?n de Jesucristo.

Os invito a permanecer unidos al mensaje del Evangelio, sin miedo. De ?l recibimos una sabidur?a pura, transparente. Aprendemos la tolerancia frente a la intolerancia; la libertad frente a la sumisi?n; el humanismo frente al fanatismo; la conciencia frente a la violencia; la victoria del bien sobre el mal; de la vida sobre la muerte.

?No est? aqu?... ha resucitado?. Que el Se?or Resucitado haga sentir por todas partes su fuerza de vida, de paz y de libertad. Que la humanidad del tercer milenio no tenga miedo de abrirle el coraz?n. Su Evangelio sacia plenamente el anhelo de paz y de felicidad que habita en todo coraz?n humano. Cristo ahora est? vivo y camina con nosotros. ?Inmenso misterio de amor! ?Aleluya!

Con mi bendici?n y afecto,

Agust?n Garc?a-Gasco Vicente
Arzobispo
Publicado por verdenaranja @ 23:46  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios