Martes, 10 de abril de 2007
Art?culo publicado en el Bolet?n "Misioneros Javerianos", MARZO 2007, a?o XLIV, n?meo 431.


MISIONERAS COMADRONAS EN ABAETETUBA


Hace treinta y tres a?os que naci? un peque?o centro m?dico en Abaetetuba-Brasil. Tres misioneras javerianas trabajan en este centro: las hermanas Antonietta, Elisa y Antonia. Es un centro m?dico que, sobretodo, atiende a personas que viven en peque?as aldeas en el interior, en la selva, gente pobre, gente excluida. El gobierno ni sabe que existen ya que no tienen ni certificado de nacimiento.
La hermana Antonietta nos cuenta lo que hacen y c?mo est?n al servicio de estas comunidades y gentes del interior.


Comenzamos este trabajo en mayo de 1970, el mismo d?a en que tomaba posesi?n de nuestra di?cesis, Abaetetuba, el obispo javeriano Angelo Frosi. El centro naci? como ambulatorio y maternidad, era la ?nica maternidad en toda esta zona. Durante estos a?os hemos atendido 10.840 partos, todos realizados con fe y amor de madre a pesar de los pocos medios con que cont?bamos.

En la actualidad

Actualmente nos hemos quedado s?lo con el ambulatorio. El aumento de la poblaci?n de la ciudad de Abaetetuba ha sido r?pido, ahora cuenta con m?s de cien mil habitantes, por otro lado ha sido abierta una maternidad del Estado. Por todo ello, nosotras ahora nos dedicamos a los m?s pobres prestando servicio como ambulatorio: an?lisis, curas, vacunaci?n, consultas m?dicas. Nos dedicamos, tambi?n, a la formaci?n de agentes de salud, tratando de que haya uno en cada aldea, de forma que se pueda educar a la gente a la prevenci?n, al cuidado de la alimentaci?n, al uso de la farmacia alternativa aut?ctona. Se procura, dada la falta de medios, el aprovechar al m?ximo posible, para la alimentaci?n y la curaci?n, los recursos locales y naturales.

Hospital del Estado

Aunque, desde hace algunos a?os, la zona tiene un hospital del Estado, nosotras seguimos atendiendo a m?s de 200 personas diariamente. Es gente que viene de las islas que forman parte de esta regi?n y de la periferia de la ciudad. Son personas que no tienen nada y aqu? reciben acogida, atenci?n, cuidados, medicinas y alimentos para paliar su desesperada situaci?n. En el ambulatorio los pobres se sienten como en su casa, perciben que son tratados con dignidad, como hermanos y hermanas.
Con nosotras trabajan, regularmente, tres m?dicos y veinte enfermeras que cubren las diversas atenciones y servicios. Mantener todo esto lo encomendamos a las manos de la Providencia que, hasta ahora, nunca nos ha faltado.

Enfermedades

Las enfermedades m?s frecuentes en este entorno son las infecciosas; las infecciones intestinales, de la piel, las bronquitis, las anemias, las infecciones sexuales contagiosas. Muchas de estas enfermedades ya no deber?an existir, podr?an haber sido erradicadas si el gobierno gastara un poco m?s en medicina preventiva. En estos a?os hemos conseguido disminuir en la zona la mortalidad infantil: de 80/90 muertes de ni?os-as por cada mil en un a?o, Brasil ha pasado a una media de 30/40; aqu?, en nuestra zona, gracias a la pastoral sanitaria familiar llevada a cabo, hemos descendido a 17 por a?o.

Pastoral de la infancia

Esta reducci?n de muertes en edad infantil ha sido posible gracias a la pastoral sanitaria infantil. Esta pastoral es preventiva y formativa, acompa?a a la ni?a-o desde el seno materno hasta los seis a?os, lo hace a trav?s de un centro-escuela de formaci?n para las madres. Para vivir, esta gente, tiene poco dinero, por lo tanto, es necesario aprovechar muy bien lo que se produce localmente; las medicinas son caras con lo cual hay que crear una farmacia alternativa usando medicinas y productos locales y tradicionales: misturas, vitaminas complementarias..., todo ello para evitar que las criaturas peque?as crezcan desnutridas y an?micas y vayan, en definitiva. Muriendo lentamente.

P. Marcelo Zurlo s.x.
Publicado por verdenaranja @ 23:14  | Misiones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios