Jueves, 12 de abril de 2007
FIESTA DEL SANTO HERMANO PEDRO


LECTURAS

PRIMERA LECTURA (Is 58, 6-11)

Lectura del libro de Isa?as
As? dice el Se?or;
"El ayuno que yo quiero es este:
Abrir las prisiones injustas,
hacer saltar los cerrojos de los cepos;
dejar libres a los oprimidos,
romper todos los cepos,
partir tu pan con el hambriento,
hospedar a los pobres sin techo,
vestir al que ves desnudo,
y no cerrarte a tu propia carne.
Entonces romper? tu luz como la aurora,
enseguida te brotar? la carne sana;
te abrir? camino la justicia,
detr?s ir? la gloria del Se?or.
Entonces clamar?s al Se?or y te responder?;
gritar?s y te dir?: "Aqu? estoy".
Cuando destierres de ti la opresi?n,
el gesto amenazador y la maledicencia,
cuando partas tu pan con el hambriento
y sacies el est?mago del indigente,
brillar? tu luz en las tinieblas,
tu oscuridad se volver? mediod?a.
El Se?or te dar? reposo permanente,
en el desierto saciar? tu hambre,,
har? fuertes tus huesos,
ser?s un huerto bien regado,
un manantial de aguas
cuya vena nunca enga?a".
Palabra de Dios.

Salmo responsorial (Sal 111, 1-9)

V. El justo jam?s vacilar?, su recuerdo ser? perpetuo.

V. Dichoso quien teme al Se?or
y ama de coraz?n sus mandatos.
Su linaje ser? poderoso en la tierra,
la descendencia del justo ser? bendita.

V. En su casa habr? riquezas y abundancia;
su caridad es constante, sin falta.
En las tinieblas brilla como una luz
el que es justo, clemente y compasivo.

V. Dichoso el que se apiada y presta
y administra rectamente sus asuntos.
El justo jam?s vacilar?,
su recuerdo ser? perpetuo;
no temer? las malas noticias.

V. Su coraz?n est? firme en el Se?or.
Su coraz?n est? seguro, sin temor,
hasta que vea derrotados a sus enemigos.

V. Reparte limosna a los pobres,
su caridad es constante, sin falta
y alzar? la frente con dignidad.

SEGUNDA LECTURA (Ef 3, 14-19)

Lectura de la carta del ap?stol San Pablo a los Efesios

Hermanos:
Doblo las rodillas ante el Padre, de quien toma nombre toda familia en el cielo y en la tierra, pidi?ndole que, de los tesoros de su gracia, os conceda, por medio de su Esp?ritu robusteceros en lo profundo de vuestro ser; que Cristo habite por la fe en vuestros corazones, que el amor sea vuestra ra?z y vuestro cimiento; y as?, con todos los santos, lograr?is abarcar lo ancho, lo largo, lo alto y lo profundo, comprendiendo lo que trasciende toda filosof?a: el amor cristiano. As? llegar?is a vuestra plenitud, seg?n la plenitud total de Dios.
Palabra de Dios.

EVANGELIO (Mt 25, 31-46)

+ Lectura del santo Evangelio seg?n san Mateo

En aquel tiempo, Jes?s dijo a sus disc?pulos:
"Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ?ngeles con ?l, se sentar?n en el trono de su gloria y ser?n reunidas ante ?l todas las naciones.
El separar? a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras, y pondr? las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda".

Entonces dir? el rey a los de su derecha: "Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el Reino preparado para vosotros desde la creaci?n del mundo: porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la c?rcel y vinisteis a verme".
Entonces los justos le contestar?n: ?Se?or, ?cu?ndo te vimos con hambre y te alimentamos; o con sed y te dimos de beber? ?Cu?ndo te vimos forastero y te hospedamos; o desnudo y te vestimos? ? Cu?ndo te vimos enfermo o en la c?rcel, y fuimos a verte?". Y el rey les dir?: "Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de estos mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis".
Y entonces dir? a los de su izquierda:
"Apartaos de m?, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ?ngeles, porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed, y no me disteis de beber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis; enfermo y en la c?rcel y no me visitasteis". Entonces tambi?n ?stos contestar?n: "Se?or, ?cu?ndo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la c?rcel, y no te asistimos?" Y ?l replicar?: "Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de estos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo". y ?stos ir?n al castigo eterno,y los justos a la vida eterna.
Palabra del Se?or.


O bien (Mt 11, 25-30)

+ Lectura del santo Evangelio seg?n san Mateo

En aquel tiempo, exclam? Jes?s:
"Te doy gracias, Padre, Se?or del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. S?, Padre, as? te ha parecido mejor. Todo me lo ha entregado mi Padre, y nadie conoce al Hijo m?s que el Padre, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. Venid a m? todos los que est?is cansados y agobiados, y yo os aliviar?. Cargad con mi yugo y aprended de m?, que soy manso y humilde de coraz?n, y encontrar?is vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera".
Palabra del Se?or.
Publicado por verdenaranja @ 14:10  | Liturgia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios