Domingo, 15 de abril de 2007
Art?culo publicado en REVISTA SEMANAL DEL EL D?A. S?bado 31 de marzo de 2007, escrito por Jos? Ces?reo L?pez Plasencia.

DE LA SEMANA SANTA PORTUENSE


JOS? CES?REO L?PEZ PLASENCIA*


DURANTE los a?os del Barroco hizo fortuna en la pintura hispana un g?nero mediante el cual se llevaron al lienzo numerosas im?genes religiosas, caracterizadas por la gran devoci?n que despertaron entre los devotos, las cuales fueron asimismo grabadas, hecho que contribuy? sobremanera a la difusi?n de su iconograf?a. Se trata ?ste de un g?nero pict?rico, fundamentalmente de car?cter dom?stico, que, vali?ndose de la pormenorizada y exacta plasmaci?n de los aditamentos y exorno que rodean a las sagradas efigies en sus retablos, tronos o camarines ?como la orfebrer?a, joyas y ricos tejidos? trataba de hacer creer al espectador que se hallaba ante la imagen original, haciendo de estas veras efigies o verdaderos retratos un aut?ntico "trampantojo a lo divino". As?, devotas im?genes como el Cristo de los Dolores, del Perd?n, de Bur?gos, la Virgen de Atocha, de la Almudena, de la Paloma o la del Sagrario de Toledo, entre otras muchas, fueron trasladadas al lienzo mediante los pinceles de maestros ?como Carre?o de Miranda, Coello o Vald?s Leal?a lo largo de los siglos XVII y XVIII.

Con respecto a las Islas Canarias, el archipi?lago cuenta asimismo con interesantes muestras de este g?nero, destacando, especialmente, las creaciones debidas al insigne pintor tinerfe?o Crist?bal Hern?ndez de Quintana (1651-1725), quien plasm? con sus h?biles pinceles algunas de las im?genes que fueron objeto de la mayor devoci?n. Este es el caso de la Virgen de Candelaria, Patrona de Canarias; el Cristo de La Laguna, el Cristo de Burgos y la Virgen de la Caridad, venerada en La Geria (Lanzarote), entre otros sagrados simulacros que tambi?n se representaron en el Setecientos por parte de art?fices que laboraron bajo el poderoso influjo quintanesco, destacando la serie dedicada a Ntra. Sra. de los Remedios, Patrona de Tenerife, efigie sevillana (ca. 1515) venerada en su capilla de la Catedral de La Laguna.

Una de estas devotas im?genes es la talla de El Gran Poder de Dios que preside el retablo de la cabecera de la nave colateral del Evangelio, en la parroquia matriz de Ntra. Sra. de la Pe?a de Francia, en Puerto de la Cruz (Tenerife). Se trata de una hermosa escultura vestidera, realizada en madera policromada, que nos muestra a Cristo sedente en actitud meditativa, provista de peluca natural y rica t?nica de terciopelo burdeos bordada en oro, mientras que sus pies ?que reposan sobre un coj?n?son aprisionados por grilletes de plata y en su cabeza luce un hermoso solio de plata calada y sobredorada, rematada por una serie alternante de rayos rectos y flameados. El Cristo aparece flanqueado por dos ?ngeles cordoneros, tallados por Sebasti?n Fern?ndez M?ndez en 1755, y ricamente policromados y estofados por el pintor local Jos? Tom?s Pablo (ca. 1718-1778). A este art?fice se debe asimismo, entre otros trabajos, la policrom?a y dorado de los dos tronos procesionales del Cristo, elaborados por los carpinteros Fernando de Arbelo y Manuel Gonz?lez en 1748 y 1750, a?os en los que Pablo P?rez del Castillo ocupaba la mayordom?a de la Cofrad?a de El Gran Poder de Dios y Las l?grimas de San Pedro.

La imagen, adquirida ?seg?n la historiografia art?stica? en uno de los numerosos talleres sevillanos de imaginer?a, en las postrimer?as del Seiscientos, por el capit?n de Artiller?a Pedro Francisco Mart?nez ?alcalde de Aguas del Puerto de La Orotava en 1724 y fallecido en 1734, el cual otorg? testamento en dicho lugar junto a su esposa Mar?a de Flores, el 2 de mayo de 1734?, es derivaci?n de la conocida iconografia de la Humildad y Paciencia de Cristo, surgida en el Trescientos y tan difundida merced a los grabados flamencos y alemanes, fundamentalmente los realizados por los hermanos Wierix y Alberto Durero (1471-1528). Este es el caso de la xilograf?a Var?n de Dolores, obra del genial grabador de Nuremberg para ilustrar el frontispicio de la Peque?a Pasi?n (1509-1511), publicada en 1513, y creada bajo el poderoso influjo que ejercieron las Revelaciones m?sticas de la beata Santa Br?gida de Suecia (ca. 1304-1373).

Con respecto al Gran Poder, su iconografia ?tal vez debido a la incipiente mentalidad ilustrada del momento? fue embellecida e incluso dulcificada, pues en la misma no tienen cabida las cruentas huellas del martirio sufrido por El Redentor que, sin embargo, hacen acto de presencia en el Cristo sedente y meditabundo surgido en el Medievo, haciendo de la milagrosa imagen portuense una representaci?n magnificente y regia, mucho m?s cercana a la dicci?n pl?stica rococ?, propia del Siglo de las Luces, que al crudo y pat?tico verismo barroco. A la misma no son ajenos los ya citados aditamentos suntuarios, destacando entre ellos la rica peana de plata repujada con las Arma Christi, confeccionada en 1753 por el maestro Alonso Agust?n de Sosa y Salazar (1693-1766), y restaurada por el platero Juan Angel Gonz?lez Garc?a (San Crist?bal de La Laguna, 1946) en su taller lagunero, en 1996.

Los sucesos, calificados de prodigiosos o milagrosos, que rodearon la arribada de El Gran Poder al antiguo Puerto de La Orotava, as? como los milagros obrados por el Se?or con posterioridad, no hicieron sino despertar entre la feligres?a una gran veneraci?n hacia el Cristo, veneraci?n y devoci?n que cristalizaron en las Fiestas Mayores que en honor de la devota imagen se celebran en la ciudad cada segundo domingo de julio desde 1768. El 11 de mayo de ese a?o, el beneficiado Jos? Manuel Oramas convoc? al pueblo para comunicarle que teniendo mucha devocion ala Milagrosisima Imagen del Gran Poder de Dios determin? este Pueblo berbalmente el que sele hiciese su funci?n el segundo Domingo de Julio de cada un a?o [...].

Otra muestra de la gran devoci?n de que gozaba el Cristo a mediados del Setecientos, ya no s?lo en el Puerto de la Cruz de la Villa de la Orotava, sino tambi?n fuera de ?l, es el mandato dado por el prelado Juan Francisco Guill?n, Obispo de Canaria desde 1739 y electo Arzobispo de Burgos, quien, con motivo de su visita efectuada a la parroquia el 29 de diciembre de 1750, ordena que siempre arda una l?mpara en la capilla del Se?or asi por el Culto que sele deue dar a dha deuotizima Ymagen del Gran Poder de Dios como por estar Colocado en su Capilla el S.mo Sacramento. Asimismo, el obispo concedi? licencia a Crist?bal Blanco, mayordomo de la cofrad?a, para pedir Limosna para dha. s.ta Ymagen del Gran Poder de Dios entodas estas Yslas y enlas de Fuerteventura y Lanzarote [...]. Estos acontecimientos repercutieron prontamente en las artes pl?sticas, pues siguiendo el planteamiento iconogr?fico que presenta la talla del Cristo sedente se hicieron varias representaciones escult?ricas y pict?ricas, algunas con la finalidad de ornar iglesias, conventos y ermitas, mientras que otras fueron destinadas al culto dom?stico.

Entre las primeras cabe citar la bella escultura ubicada en el retablo de la antigua capilla de La Asunci?n y Esperanza de Ntra. Sra., en la parroquial arciprestal de San Marcos
de Icod de los Vinos (Tenerife), tallada en M?xico, y colocada en la iglesia conventual agustina de San Sebasti?n por Domingo Hern?ndez Brito, el 13 de septiembre de 1760, por haberle salvado de accidentes y ayudado a enriquecerse en las Indias Occidentales, a donde hab?a emigrado en 1751. Muestra de la devoci?n profesada por Hern?ndez Brito al Gran Poder, cuya fiesta se celebraba en el convento cada 12 de julio, es el hecho de que ?ste dispon?a en su casa de una l?mina con guarnici?n dorada de la efigie del Gran Poder de Dios, obra que, tal vez, reproduc?a la imagen hom?nima de Puerto de la Cruz.

Otras esculturas de El Gran Poder se localizan en los templos de La Concepci?n, en La Orotava (Tenerife); Virgen de Guadalupe, de Teguise (Lanzarote); Santa Mar?a de Betancuria (Fuerteventura) y en la parroquial de La Concepci?n, de Valverde (El Hierro); as? como en las colecciones orotavenses de la familia P?rez Bethencourt --obra de Nicol?s Perdig?n Oramas en el siglo XIX? y en la de don Juan Manuel Reyes Cornejo, realizada por el imaginero villero Jes?s de Le?n Cruz (2000); habiendo desaparecido la que se hallaba, al menos hasta 1902, en la ermita de Ntra. Sra. de La Luz, en La Orotava.

Con respecto a las pinturas que efigian al Cristo de Puerto de la Cruz, la primera de la que nos vamos a ocupar se localiza en el ?tico del retablo dedicado al Sagrado Coraz?n de Jes?s, en la parroquia matriz de San Juan Bautista, de la Villa de San Juan de la Rambla (Fig. 2). Se trata de un ?leo sobre lienzo que muestra a El Gran Poder de Dios dentro de una hornacina avenerada, con arco polilobulado y flanqueado por pilastras cajeadas que se decoran con algunas Insignias de la Pasi?n (martillo, lanza, rama de hisopo con esponja, aguamanil, tenazas, escalera y columna), elementos que contribuyen a reforzar el significado redentorista que ya de por s? posee el pasaje de la Pasi?n plasmado en la tela. En la misma, Cristo aparece ataviado con camisa blanca, que asoma por el cuello, t?nica morada ribeteada por un gal?n dorado y un cord?n trenzado que rodea su cuello y cintura. En su cabeza luce un solio de plata calada en su color decorado con rayos rectos y flameantes, mientras que sus pies est?n aprisionados por unos grilletes de plata, cuya cadena de grandes eslabones coge El Redentor con su mano izquierda. La imagen descansa sobre una peana lignaria de planta oval y base hexagonal que se exorna con tornapuntas y un medall?n oval en su frente.

La tipolog?a del arco, t?picamente barroco, y de la peana sobre la que descansa la imagen nos inducen a suponer que nos hallamos ante la hornacina del antiguo, oscuro e incorrecto retablo del Poder de Dios, mueble lit?rgico realizado con anterioridad a 1708 en el m?s puro estilo barroco, y que por imperativos del estilo neocl?sico, en boga desde las postrimer?as del Setecientos, fue reformado entre 1805-1809 bajo las pautas del estilo neocl?sico, por el pintor local Manuel Antonio de la Cruz.

La pintura que acabamos de analizar, que ha sido datada en el siglo XIX, deriva del grabado que de El Gran Poder hiciera el ya citado pintor portuense Jos? Tom?s Pablo, obra fechada en 1754, que se considera la primera reproducci?n conocida de la devota imagen (Fig. 3). En la misma se nos muestra una bella y sinuosa orla rococ?, formada por grandes tornapuntas sim?tricas y rocallas en los ?ngulos, que sirve de marco a la efigie del Se?or, el cual ha sido figurado flanqueado por dos candeleros con velas encendidas ?ocupando el lugar de los ?ngeles cordoneros que ser?an tallados al a?o siguiente por Sebasti?n Fern?ndez?, provisto de t?nica lisa, grilletes y solio, y descansando sobre una peana id?ntica a la del referido lienzo sanjuanero. En el medall?n frontal de la misma figura la inscripci?n El Poder de Dios, mientras que en la zona inferior de la estampa se ha incluido una leyenda en caracteres capitales que reza: VENERASE EN LA PARRA. D EL PUERTO D LA ORO.a EN THE. fe.

De la comparaci?n entre la tela y el grabado se colige que ?si efectivamente el lienzo parte de la referida l?mina? el an?nimo pintor se ha tomado ciertas licencias a la hora de trasladar la imagen del Cristo al lienzo, ya que ha optado por sustituir el marco rococ? que circunda a la efigie por la hornacina avenerada citada, tal vez, la de su retablo barroco. Asimismo, se han suprimido las velas encendidas que flanquean al simulacro en la estampa.

Cabe la posibilidad de que de la citada fuente iconogr?fica derive asimismo el lienzo que, plasmando la imagen de El Gran Poder, se ubica en la calle central del segundo cuerpo del retablo dedicado a San Ram?n Nonato, flanqueado por los lienzos de la Virgen del Carmen y San Jos?, en la parroquia matriz de La Asunci?n, de San Sebasti?n de La Gomera, mueble lit?rgico fundado por el Capit?n Jos? Marcos D?vila Quintero en 1771. Aunque la imagen figurada en el lienzo, atribuido a un art?fice tinerfe?o del siglo XVIII, ha sido considerada Nuestro Se?or de la Humildad y Paciencia, a?adi?ndose el dato de que es copia de una escultura desconocida, ahora estamos en posici?n de poder afirmar de que se trata de la escultura de El Gran Poder de Dios venerada en la parroquia matriz portuense, la cual ha sido llevada al lienzo con la ayuda del comentado grabado de Jos? Tom?s Pablo. No obstante, tambi?n es probable que ?ste u otro pintor haya realizado una estampa en la que se representara al Cristo dentro de la hornacina de su retablo barroco. En esta suposici?n abundan las notables concomitancias iconogr?ficas apreciables entre la tela del templo sanjuanero y la que custodia la parroquial de la capital gomera, no en vano sendas pinturas muestran la devota imagen dentro de una hornacina avenerada de arco polilobulado, y descansando sobre el mismo tipo de peana.

En la misma parroquia de San Juan de la Rambla, esta vez colgando de la pared sur de la capilla mayor, se sit?a otra pintura que efigia a El Gran Poder, de mayores dimensiones que la anterior (Fig. 4). En esta ocasi?n nos encontramos de nuevo ante un ?leo sobre lienzo que nos presenta al Cristo ataviado con la misma t?nica morada, sin adorno de pasamaner?a, el cord?n y la camisa blanca, cuya botonadura podemos apreciar en el brazo derecho. Al igual que en la obra ya comentada, sobre la cabeza de El Salvador se sit?a un solio de plata en su color, y sus pies est?n sujetos por grilletes, cogiendo Cristo la cadena que parte de ellos con su mano izquierda. La venerada imagen est? sentada sobre un banco de piedra que dispone de reposabrazo, sobre el que Jesucristo hace descansar su brazo derecho, mientras que sus pies se apoyan sobre rica peana rectangular de plata repujada, con estrangulamiento en su parte central.

La pintura es de gran efecto escenogr?fico o teatral, ya que la imagen ha sido emplazada en una hornacina con arco de medio punto y enjutas profusamente decoradas, del que pende un tel?n y cortinaje de terciopelo rojo, con ribete blanco y forrado de color verde, que elegantemente se recoge a la altura de los capiteles de las columnas, cuyos fustes semicirculares descansan sobre plintos decorados con flores tetrap?talas. El fondo de la hornacina, que recibe la luz por la zona izquierda, seg?n se mira, permaneciendo la derecha en penumbra, se exorna con pilastras de fuste acanalado, al igual que la cornisa que la recorre. Por ?ltimo, indicamos que el lienzo fue sometido a una restauraci?n en 1954, tal y como corrobora la inscripci?n que se localiza en la zona inferior de la tela: Lo restaur? Jaime Ripio Lamarca en el a?o 1954.

En la iglesia de San Francisco de As?s, de Puerto de la Cruz, antigua iglesia conventual de los PP. Franciscanos de San Juan Bautista, se conserva otra pintura dieciochesca que figura a El Gran Poder de Dios (Fig. 5). La tela, que cuelga de la pared norte del templo junto al retablo de San Luis Rey de Francia, ha sido realizada en ?leo sobre lienzo, y efigia al Cristo ataviado con una t?nica morada lisa, estando sus pies aprisionados por negros grilletes, cuya cadena sostiene Cristo con la mano izquierda, al tiempo que su cuello aparece rodeado por una gruesa cuerda que, tras anudarse en la parte delantera, cae hasta el suelo. El solio de plata que hemos visto en las obras anteriores ha sido sustituido en este caso por un halo o aureola de rayos dorados. Con respecto al fondo de la composici?n, ?ste ha sido resuelto mediante una arquitectura de dicci?n clasicista, formada por una columnata y arquer?a de medio punto, cuyos interco?lumnios permiten ver un paisaje cubierto por un celaje sombr?o. La tela dispone de un bello marco lignario, parcialmente sobredorado, en el que se han plasmado delicados motivos fitomorfos de progenie barroca.

Con respecto a la localizaci?n de la obra que nos ocupa, su presencia en la iglesia franciscana portuense est? sobradamente justificada, pues al hecho de que el templo se encuentra en las proximidades de la parroquia matriz, lugar donde se ubica la venerada imagen del Gran Poder, se a?ade la circunstancia de que la pintura forma parte de los bienes muebles del convento ser?fico donde recibieron cristiana sepultura los restos mortales del capit?n Pedro Francisco Mart?nez y su esposa Mar?a de Flores, los donantes de la escultura.

Colgando de la pared de la nave del Evangelio, en la parroquia de San Pedro Ap?stol, del municipio de Bre?a Alta (La Palma), se encuentra otra representaci?n pict?rica del devoto Cristo de Puerto de la Cruz. En esta ocasi?n nos encontramos ante un ?leo sobre lienzo realizado por el maestro Juan Baixas (1911-1995) en el a?o 1955, pintor catal?n que se hab?a afincado en el citado municipio tinerfe?o el a?o anterior y que en la obra que nos ocupa ha optado por efigiar a la imagen en su trono procesional, en lugar de en su retablo. El Gran Poder ha sido representado luciendo la antigua y hermosa t?nica de salida, confeccionada en terciopelo de color burdeos, ricamente bordada en hilo de oro, con un c?ngulo cuyos extremos rematados en borlas sujetan los ya citados ?ngeles cordoneros que tallara Sebasti?n Fern?ndez. Sus pies, que reposan sobre un coj?n del mismo material y color que la t?nica, y que ?sta apenas permite ver, aparecen aprisionados por unos grilletes de plata sobredorada, cuya cadena coge el Cristo con su mano izquierda. Del cuello del Se?or cuelga un gran collar labrado en oro, rematado en una cruz del mismo metal, que ha ido aumentando de tama?o debido a las alianzas que se le han a?adido como donaci?n de los devotos de la imagen. El lienzo fue donado el 15 de agosto de 1955 al templo palmero ?la parroquia de bautismo del Capit?n de Artiller?a Pedro Francisco Mart?nez, donante de la escultura portuense? por la Hermandad de El Gran Poder de Dios, con motivo de una peregrinaci?n que dicha confraternidad realiz? a La Palma el mencionado a?o.

El citado pintor catal?n llev? a cabo en 1963, con motivo de la restauraci?n de las techumbres de la parroquia matriz de Ntra. Sra. de la Pe?a de Francia, otro lienzo que efigia a El Gran Poder (Fig. 6) ?muy parecido a la referida tela palmera? con destino al templo portuense, en cuyo camar?n de La Patrona, localizado tras el altar mayor, se conserva en la actualidad.

Para concluir el presente trabajo, citamos otras dos representaciones pict?ricas del devoto simulacro del Cristo portuense. La primera de ellas, tela datada en el siglo XVIII, se ubicaba decorando la capilla de la Cruz del Chorro Cuaco, de Puerto de la Cruz, habiendo sido trasladada recientemente a un domicilio particular cercano a dicha capilla. En cuanto a la segunda, fechada en la centuria del Ochocientos, se trata de un lienzo de escasos m?ritos art?sticos perteneciente a una colecci?n particular de la vecina Villa de La Orotava.

Antes de finalizar este estudio queremos dejar constancia de nuestro agradecimiento, por la amable colaboraci?n prestada en la realizaci?n de este trabajo, a las personas que nos facilitaron la investigaci?n y consulta en archivos y bibliotecas, as? como a los responsables que autorizaron el estudio de las obras de arte aqu? analizadas. En concreto, nos referimos al Rvdo. P. Manuel Dami?n D?az Hern?ndez, ex p?rroco de San Juan Bautista, de San Juan de la Rambla; Rvdo. P. Benigno G?mez, ex p?rroco de Ntra. Sra. de la Pe?a de Francia, de Puerto de la Cruz; don Pedro Meli?n Escobar, Hermano Mayor y responsable del Archivo de la Hermandad de El Gran Poder de Dios, de Puerto de la Cruz; don Eduardo Zalba Gonz?lez, Lcdo. en Historia del Arte (ULL) y autor de algunas de las fotografias de este art?culo; don Desiderio Gonz?lez Palenzuela, estudiante de Historia del Arte, y don Juan Alejandro Lorenzo Lima, Lcdo. en Historia del Arte (ULL), por sus amables indicaciones y sugerencias; al Prof. don Mart?n Vicente L?pez Plasencia, autor de parte de la documentaci?n gr?fica que ilustra esta investigaci?n; as? como al personal del Archivo Hist?rico Provincial de Santa Cruz de Tenerife, Archivo Hist?rico Diocesano de San Crist?bal de La Laguna, Biblioteca Central de la Universidad de La Laguna y Biblioteca Municipal de Puerto de la Cruz. Vaya a todos ellos nuestra m?s sincera gratitud'.

*Lcdo. en Filolog?a Inglesa (ULL)
e historiador del Arte


Fuentes consultadas:

1. Documentales:

Archivo Hist?rico Provincial de Santa Cruz de Tenerife.
Archivo Hist?rico Diocesano de San Crist?bal de La Laguna.
Archivo Parroquial de Ntra. Sra. de la Pe?a de Francia (Puerto de la Cruz).
Archivo de la Hermandad de El Gran Poder de Dios (Puerto de la Cruz).


II. Impresas:

ALLOZA MORENO, Manuel ?ngel y RODR?GUEZ MESA, Manuel, San Juan de la Rambla, Santa Cruz de Tenerife: Gr?ficas Tenerife, 1986.
ALVAREZ RIXO, Jos? Agust?n, Anales del Puerto de la Cruz de La Orotava (1701-1872), Santa Cruz de Tenerife: Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, 1994 [Introd. de M.' Teresa Nore?a Salto].
?VILA, Ana, Lo Humano y lo Sacro en la Isla del Hierro, Santa Cruz de Tenerife: Gobierno de Canarias y Cabildo de El Hierro, 1998.
BERMEJO Y CARBALLO, Jos?, Glorias Religiosas de Sevilla o Noticia hist?rico-descriptiva de todas las cofrad?as de Penitencia, Sangre y Luz, fundadas en esta ciudad, Sevilla: Imprenta y Librer?a del Salvador, 1882. [Ed. facs?mil, Sevilla: Editorial Castillejo, 1994].
CALERO RUIZ, Clementina, Manuel Antonio de la Cruz, pintor portuense (1750-1809), Santa Cruz de Tenerife: Ayuntamiento de Puerto de la Cruz, 1982.
?DEM, Escultura barroca en Canarias (1600-1750), Santa Cruz de Tenerife: Excmo. Cabildo Insular de Tenerife, 1987.
CALERO RUIZ, Clementina y HERN?NDEZ D?AZ, Patricio, Parroquia de Nuestra Se?ora de la Pe?a de Francia. Puerto de la Cruz, Puerto de la Cruz: Ayuntamiento, 1985.
DARLAS PR?NCIPE, Alberto, Los monumentos art?sticos de La Gomera, Universidad de La Laguna, 1972 [Tesina in?dita].
?DEM, Lugares colombinos de la Valla de San Sebasti?n, Santa Cruz de Tenerife: Cabildo de La Gomera, 1986.

GARCIA VEGA, Blanca, El grabado del libro espa?ol. Siglos XV-XVI-XVII. (Aportaci?n a su estudio con los fondos de las bibliotecas de Valladolid), Valladolid: Instituci?n General Simancas, 1984 (2 tomos).
G?MEZ LUIS-RAVELO, Juan, "Modelos de pervivencia contrarreformista en la retabl?stica tinerfe?a del siglo XVII. El retablo de T?bora de la iglesia de San Marcos de Ycod", Ycoden. Revista de Ciencias y Humanidades, 3, Ycod de los Vinos (1999), 81-134.
IDEM, "De la historia de la Semana Santa de Ycod. Los legados de escultura americana en el siglo XVIII. Aportaci?n devocional de los indianos", Semana Santa, Ycod de los Vinos: Comisi?n de la Semana Santa (2003), 5-24.
GONZALEZ G?MEZ, Juan Miguel y RODA PE?A, Jos?, "Imagineros e im?genes de la Semana Santa sevillana (1563-1763)", en VV. AA., Las cofrad?as de Sevilla en la modernidad, Serie Testimonio Universitario, 4, Sevilla: Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, 1991,, 99-279 (T Ed.).
GONZ?LEZ SU?REZ, Ra?l y MART?NEZ S?NCHEZ, Juan J. (Coords.), Congreso de Historia Local. Memoria, Excmo. Ayuntamiento de la Villa de La Orotava, 2002.
GONZALEZ Y GONZALEZ, Estanislao, "El enriquecimiento art?stico del Museo y Templo de San Marcos de Icod", La Prensa del domingo, Santa Cruz de Tenerife, 26-IX-1993.
IDEM, "Procesi?n del Gran Poder en el Ycod de finales del siglo XVIII", Semana Santa, Ycod de los Vinos: Comisi?n de la Semana Santa (1996), s. p.
HERN?NDEZ D?AZ, Patricio, "Puerto de la Cruz. Datos curiosos sobre la imagen del Gran Poder de Dios", El. DIA, Santa Cruz de Tenerife, 21-1X-1980.
?DEM, "La iglesia matriz del Puerto de la Cruz y sus benefactores", en MORALES PADR?N, Francisco (Coord.), Actas del VI Coloquio de Historia Canario-Americana (1984), Las Palmas de Gran Canaria: Cabildo de Gran Canaria, 1988, II (primera parte), 353-368.
HERN?NDEZ GUTI?RREZ, A. Sebasti?n, "Humildad y Paciencia", Semana Santa. Villa de La Orotava. 2002, Villa de La Orotava: Excmo. Ayuntamiento, 2002, 6-11.
HERN?NDEZ PEREZ, Melecio, "El Puerto de la Cruz, paso a paso. Historia y leyenda (IX) y (X)", La Prensa del domingo, Santa Cruz de Tenerife, 29-XI-1992 y 6-XII-1992.
?DEM, "La iglesia de la Pe?a de Francia, un templo del y para el pueblo", La Prensa del domingo, Santa Cruz de Tenerife, 15-1-1995.
?DEM, "Cincuentenario del primer encuentro Puerto de la Cruz-Las Bre?as por un hito hist?rico-religioso", La Prensa, 473, Santa Cruz de Tenerife, 20-V11I-2005.
?DEM, "Cr?nica de la conmemoraci?n del 50? aniversario de la donaci?n del Poder de Dios a Bre?a Alta", La Prensa, 485, Santa Cruz de Tenerife, 12-XI-2005.
HIDALGO DE BIZKARRONDO, Enrique, "La cruz del muelle, la m?s antigua de las cruces portuenses", La Prensa del domingo, Santa Cruz de Tenerife, 30-IV-1989.
L?PEZ PLASENCIA, Jos? Ces?reo, "La Semana Santa en la Villa de Los Realejos y la evoluci?n de un tema de Pasi?n", EL DIA, Santa Cruz de Tenerife, 23-IV-2000.
?DEM, "Sanguis V?ri Dolorum, Redemptio Mundi. Una alegor?a de la Pasi?n de Cristo en la escultura espa?ola del Barroco", Anuario de Estudios Atl?nticos. Homenaje al Prof. Dr. Antonio Rumeu de Armas, 50, Madrid-Las Palmas: Ediciones del Cabildo de Gran Canaria (2004), II, 971-1032.
LORENZO LIMA, Juan Alejandro, "Gran Poder de Dios", en P?REZ HERN?NDEZ, Narciso A. (Coord.), El Tesoro de La Concepci?n, Villa de La Orotava: Excmo. Ayuntamiento, 2003, 135-136.
MART?N GONZ?LEZ, Juan Jos?, "Acerca del `trampantojo' en Espa?a", Cuadernos de Arte e Iconografia, 1, 1, Seminario de Arte "Marqu?s de Lozoya", Madrid: Fundaci?n Universitaria Espa?ola, enero-junio (1988), 27-38.
MARTINEZ DE LA PENA, Domingo, "Iconogratia cristiana y alquimia: el Se?or de la Humildad y Paciencia", Homenaje a Alfonso Trujillo, Santa Cruz de Tenerife: Cabildo de Tenerife, 1982, 1, 579-623.
IDEM, La iglesia de San Marcos Evangelista de Icod y vida del Siervo de Dios Fray Juan de.7es?s, Santa Cruz de Tenerife: Cabildo de Tenerife, Ayuntamiento de leod y CajaCanarias, 2001.
MATILLA, Jos? Manuel, La estampa en el libro barroco. Juan de Courbes, Vitoria-Gasteiz y Madrid: Instituto de Estudios Iconogr?ficos Ephialte y Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, 1991.
MESA ESCOBAR, V?ctor R., "Semana Santa de La Orotava: Semana Santa en nuestros sentimientos", Semana Santa. Villa de La Omtava. 2004, Villa de La Orotava: Excmo. Ayuntamiento, 2004, 48-61.
MONTES DE OCA GARC?A, F. P., "La imagen del Gran Poder (su origen, milagro y un recuerdo)", Amanecer, Santa Cruz de Tenerife, 14-IV-1938.
MONTESDEOCA, Manan (Coord.), Sacra Memoria. Arte religioso en el Puerto de la Cruz, Puerto de la Cruz: Excmo. Ayuntamiento, 2001.
MORENO GARRIDO, Antonio, Cuadernos de Arte. El grabado en Granada durante el siglo XVII (D. La Calcograf?a, XIV, 26-28, Granada: Universidad de Granada (1976), 1-218.
P?REZ S?NCHEZ, Alfonso E., "Trampantojos `a lo divino"', Lecturas de Historia del Arte, III, Vitoria-Gasteiz: Instituto Municipal de Estudios Iconogr?ficos Ephialte (1992), 139-155.
IDEM, Pintura barroca en Espa?a, 1600-1750, Madrid: C?tedra, 1996.
REAU, Louis, Iconograf?a del arte cristiano. Iconograf?a de la Biblia. Nuevo Testamento, T. 1, Vol. 2, Barcelona: Ediciones del Serbal, 2000 (2' Ed.).

RODR?GUEZ G. DE CEBALLOS, Alfonso, "Trampantojos a lo divino: iconos pintados de Cristo y de la Virgen a partir de im?genes de culto en Am?rica meridional", en MORENO MENDOZA, Arsenio (Coord.), Actas del 711 Congreso Internacional del Barroco Iberoamericano. Territorio, Arte, Espacio y Sociedad, Sevilla: Universidad Pablo de Olavide, 2001,, 24-33.
RODR?GUEZ_ GONZ?LEZ, Margarita, La pintura en Canarias durante el siglo XVIII, Las Palmas de Gran Canaria: Cabildo de Gran Canaria, 1986.
RUIZ ?LVAREZ, Antonio, "En tomo a la imagen del Gran Poder de Dios: los angelotes, el trono y la peana", EL D?A, Santa Cruz de Tenerife, 11-VII-1956.
?DEM, "Estampas hist?ricas del Puerto de la Cruz. Los tronos de Nuestro Se?or del Gran Poder los traz?, dor? y pint? Jos? Tom?s Pablo", La Tarde, Santa Cruz de Tenerife, 9-IV-1966.
?DEM, "Estampas hist?ricas del Puerto de la Cruz. La Semana Santa en 1751. Nombre de los `pasos' y sus itinerarios hace ahora 216 a?os", EL DIA, Santa Cruz de Tenerife, 22-1I1-1967.
RUIZ DRAMAS, Juan A., "Panorama hist?rico-art?stico de San Juan de la Rambla en los siglos XVII y XVIII", EL D?A, Santa Cruz de Tenerife, 28-1-1983.
S?NCHEZ SILVA, Rafael, La Palma y sus pueblos, Santa Cruz de Tenerife, 2005.
SARAVIA CABELLO DE ALBA, Carlos, Historia religiosa del Puerto de la Cruz. Parroquias, conventos y ermitas, Universidad de La Laguna, 1980 [Tesina in?dita].
SERRANO CAMACHO, Manuel, El repujado de metales en la orfebrer?a canaria, Universidad de La Laguna, 1997 [Tesis Doctoral in?dita].
TARQUIS, Miguel, Semana Santa en Tenerife, Santa Cruz de Tenerife: Imprenta Cervantes, 1960.
TARQUIS, Pedro, "Otro artista tinerfe?o del XVIII. Jos? Tom?s Pablo, pintor portuense", La Tarde, Santa Cruz de Tenerife, 9-IX-1946.
IDEM, "El Gran Poder de Dios en el Puerto de la Cruz. Datos hist?ricos de esta fiesta e imagen", La Tarde, Santa Cruz de Tenerife, 13-VII-1966.
IDEM, "El Gran Poder de Dios del Puerto de la Cruz", La Tarde, Santa Cruz de Tenerife, 15-VII-1966.
VEGA, Jesusa, Museo del Prado. Cat?logo de estampas, Madrid: Museo del Prado-Ministerio de Cultura, 1992.
VIALE ACOSTA, Fernando, El Puerto de la Cruz y el culto a San Telrno, al Gran Poder de Dios y a la Virgen del Carmen: an?lisis para su historia, Puerto de la Cruz: Asociaci?n de Vecinos "La Pe?ita", 2003.
VV. AA., El grabado en Espa?a (siglos XV-XVIII), Col. "Summa Artis", XXXI, Madrid: Espasa-Calpe, 1988.
VV. AA., Im?genes de Je. Gran Jubileo 2000, San Crist?bal de La Laguna: Excmo. Cabildo Catedral y Excmo. Ayuntamiento, 2000.

Nota

Resumen del art?culo "La pintura como medio de difusi?n devocional. La imagen de El Gran Poder de Dios. de Puerto de la Cruz (Tenerife), y sus veras efigies", publicado, con la adici?n de notas, en la revista El Museo Canario, n.? LXI, Sociedad Cient?fica "El Museo Canario", CSIC, Las Palmas de Gran Canaria (2006), pp. 237-263, 6 tigs.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios