Domingo, 15 de abril de 2007
15 Abril (ACI).- Miles de fieles y peregrinos se reunieron hoy en la Plaza de San Pedro para rezar con el Papa Benedicto XVI el Regina Coeli, quien desde la ventana de su estudio en el Palacio Apost?lico record? que la Paz que trae Cristo no es un equilibrio de fuerzas sino don y fruto del Amor y la Misericordia de Dios.

El Papa defini? la Octava de Pascua como ?un tiempo espiritual que Dios abri? en el tejido de los d?as cuando resucit? a Cristo de entre los muertos?.

?Esta renovaci?n del mundo ?continu? el Papa- se puede resumir en una palabra: la misma que Jes?s resucitado pronunci? como saludo, y como anuncio de su victoria, a los disc?pulos: ??Paz a vosotros!??.

Sobre tal Paz, el Pont?fice agreg? que se trata ?del don que Cristo ha dejado a sus amigos como bendici?n destinada a todos los hombres y a todos los pueblos?.

Asimismo destac? que ?no es una paz seg?n la mentalidad del ?mundo?, como equilibrio de fuerzas, sino una realidad nueva, fruto del Amor de Dios y de su Misericordia?.

?Es la paz que Jesucristo gan? con el precio de su Sangre y que comunica a cuantos conf?an en ?l?, concluy? el Papa.

Seguidamente rez? la oraci?n mariana propia del tiempo pascual y salud? a los peregrinos presentes en diversas lenguas. En espa?ol salud? particularmente a los alumnos del Instituto de Fuensalida que se asistieron al recinto vaticano.

"En este domingo dedicado a la Divina Misericordia, acudamos a la Virgen Mar?a, madre del amor misericordioso, para que encontremos en Cristo resucitado la fuente de la vida nueva. Al mismo tiempo, aprovecho para agradeceros de coraz?n vuestra felicitaci?n y vuestras oraciones por mi cumplea?os. ?Que Dios os bendiga!", dijo el Santo Padre antes de impartir su Bendici?n Apost?lica.
Comentarios