S?bado, 21 de abril de 2007

En los materiales para la Jornada Mundial de Oraci?n por las Vocaciones viene esta celebraci?n que colocamos a continueci?n.

--------------------------------------------------------------

CELEBRACI?N DEL "SI" DE MAR?A

--------------------------------------------------------------


Ambientaci?n y preparativos

Esta oraci?n vocacional se puede hacer con el Sant?simo Expuesto con las debidas adaptaciones, para que no quede el Sant?simo como un objeto o s?mbolo m?s sino el centro de la celebraci?n y presencia "viva del Se?or Resucitado". Adaptando cantos, oraciones del inicio y final de La Exposici?n. Tambi?n se puede hacer adaptando lo que convenga o interese m?s entorno a un icono o imagen de la Virgen.

La iglesia, sala o estancia, donde va a tener lugar esta celebraci?n, est? convenientemente preparada y ambientada. Destaca un p?ster con un gran "Al?grate ". Se podr?a ambientar tambi?n con el icono que presentamos para la Jornada de este a?o (Capilla Redemptoris Mater).

Sonando de fondo el canto "Al?grate", se proyecta un montaje de powerpoint.

?AL?GRATE, AL?GRATE,
LLENA DE GRACIA! (2)

La voz qued? sellada en su entra?a,
se ha hecho carne la Palabra.

?AL?GRATE, AL?GRATE,
LLENA DE GRACIA! ?AL?GRATE!

Como un r?o en crecida,
como copa de vino en la fiesta,
desbordada de amor
has salido al encuentro.

Ya no hay distancia, no hay tiempo,
es la vida engendrada en tu seno
quien te hace tener la certeza de que todo,
?todo es posible para Dios!

RISAS EN EL AIRE,
GOZO HECHO CANCI?N;
M?SICA DE ENCUENTRO,
DANZA DE DOS CUERPOS
AL RITMO DE UN ABRAZO,
DOS VIDAS MULTIPLICADAS POR EL AMOR (2).

Saltan mis entra?as,
siento que es Dios quien se acerca y
se inunda mi ser del Esp?ritu Santo.
?No oyes gritos de j?bilo?
?Es el mundo que estalla en un canto!
Feliz t? que cre?ste en su Nombre
y entre todas mujer ?bendita t?!



Saludo inicial

(Habla el que anima o dirige esta celebraci?n.)

Nos encontramos aqu? reunidos para tener un momento de oraci?n.
Ahora deteng?monos y dejemos a un lado los pensamientos y todo aquello que nos preocupa y pong?monos en la presencia del Se?or Eucarist?a.
Con la certeza de que El se encuentra en medio de los que se re?nen en su nombre reflexionemos e intentemos descubrir cu?l es la voluntad de Dios en el momento actual de nuestra vida.
?Abramos nuestro coraz?n y dej?monos mirar por ?l! ?El nos ama con amor infinito y quiere llenar nuestra vida de alegr?a!

Exposici?n del Sant?s?mo- Con un canto y oraci?n propia.

Lectura de la Palabra de D?os (Lc i, 26-38).

Escuchemos este Evangelio como si fuera la primera vez, como novedad absoluta. Lo que vamos a escuchar, cambi? la historia de la humanidad, marc? un antes y un despu?s. Cuando alguien da un s? a Dios, tambi?n marca una antes y un despu?s en su vida y en la de muchos a donde sea enviado por el Se?or.

Proclamaci?n del texto evang?lico

(Al acabar la Lectura del Evangelio, desde el mismo u otro lugar, se lee el texto que sigue o se hace, seg?n posibilidades, una peque?a reflexi?n incidiendo en la llamada como "regado" de Dios e invitaci?n a una inmensa alegr?a como indica el Angel a la Virgen Mar?a.)

Hace mucho tiempo, en un pueblo insignificante llamado Nazaret tuvo lugar el acontecimiento m?s grande de toda la historia. Una mujer recibi? el mayor mensaje jam?s o?do en la tierra, un mensaje y una petici?n en contra de toda l?gica y raz?n. Ella qued? llena de la alegr?a del Esp?ritu, se fi? de Dios, y dijo Si, porque para El no hay nada imposible.
Su respuesta no debi? ser tan f?cil como parece a simple vista. Sin embargo, Mar?a se f?a de Dios y responde: "H?gase en m? seg?n tu Palabra". El le pidi? su consentimiento para venir a nosotros y ella se lo dio con sencillez, humildad y alegr?a. Sentirse elegido, llamado, mirado por Dios, provoca gozo, alegr?a inmensa, porque es sentirse "amado por Dios ". Cada vez que una persona dice SI a Dios, se actualiza el evangelio de la "Anunciaci?n". Todo ocurre en silencio, en oraci?n...Mar?a es sorprend?a por el ?ngel del Se?or... Hoy tambi?n el Se?or sigue enviando su "?ngel " para llamar, mirar, enamorar... hay un mundo que espera nuestro SI. Desde la pobreza personal, desde la desproporci?n con lo que nos pide Dios, respondamos como la J?ven de Nazaret: "H?gase en m? seg?n tu palabra".Se valiente, repite en silencio, durante unos minutos, como ella, "H?gase en m? seg?n tu Palabra" y notaras una profunda alegr?a...


SILENCIO Orante personal con m?sica ambiental

Nos asomamos al coraz?n de la Virgen

?Al ir junto a ella brota la intimidad! Es hora de mirarla de cerca, de preguntarle qu? es lo que lleva dentro, qu? es lo que guarda en su coraz?n. Su belleza puede despertar la nuestra, tan dormida. Su gracia puede recreamos.

?Al?grate! ?Qu? saludo el de aquella ma?ana de gracia!
Qued? llena, llena del amor de un Dios que llegaba hasta mi peque?o ser de mujer.

?Al?grate! As? me dijo el ?ngel del Se?or, y el gozo del Esp?ritu salt? en mi interior como una cascada de agua fresca que brota de una profunda monta?a.

?Al?grate! Y el gozo del Esp?ritu-se-plasm? en mi interior para siempre.

?Llena de gracia! Era el nuevo nombre que Dios Padre me pon?a. Quer?a expresar con ?l la fuerza de su mirar, su amor eterno y desbordante, su obra de salvaci?n.

?El Se?or est? contigo! Era el aviso para la misi?n que me confiaba: Ser madre-virgen. El estar?a siempre en m?. Juntos andar?amos el camino de la Nueva Humanidad.

Bendita t? entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre. Estas palabras de Isabel sonaron en m? como buena noticia.
Estaba llegando el tiempo nuevo, el nuevo amanecer de la salvaci?n.

Feliz la que ha cre?do que se cumplir?n las cosas que le fueron dichas de parte de Se?or. El me invad?a totalmente, sent?a ya los latidos del amor en mi fe de peregrina. Mi Hijo se iba agrandando en mi vientre. Esperaba gozosa su nacimiento.

GESTO: Si parece oportuno, desde la custodia enrollamos un ovillo de lana (relacionar con el icono: Hemos escuchado...) nos dejamos enrollar por el Se?or...El tambi?n necesita hoy corazones generosos que quiera tejer en el mundo la alegr?a del amor de Dios, tejer, encarnar nuevamente a Cristo.

(Sigue un rato de SILENCIO. Alguien, desde atr?s, va leyendo despacio las siguientes frases, dejando una pausa de silencio, unos segundos, entre una y otra.

Dios nos busca a cada uno de nosotros como busc? a Mar?a. Tiene una propuesta para nuestra vida.

Dios est? a nuestra puerta y llama. Si le abro, como Mar?a, entrar? en casa, cenar? conmigo y hablaremos sin prisas.

Me pregunto: ?Lleva Dios ya Dios mucho tiempo, muchos d?as, golpeando con los nudillos de sus manos, llamando a mi puerta?

Voy a estar atento, voy a escuchar en silencio, voy a abrir mi puerta y mis o?dos a su Palabra.

Le voy a robar las Palabras a Mar?a. Tambi?n yo voy a decir que S?: "H?gase en m? lo que quieres T?".

Quiero aceptar la manera activa y gozosa la voluntad de Dios: "H?gase en m? lo que quieres T?".

Quiero expresar mi deseo decidido, firme, de abrirme al plan vocacional de Dios sobre m?: "H?gase en m? lo que quieres T?".

PRECES: Plegar?a com?n

Respuesta a las peticiones: Ens??anos a decir Am?n. Ay?danos a decir que S?.

Mar?a, mujer fuerte, atenta y abierta a los planes de Dios...
Mar?a, de voluntad firme de coraz?n grande, de respuesta madura... Mar?a, confiada en Dios, con capacidad de entrega...
Mar?a, mujer de fe, pendiente siempre de los labios de Dios...
Mar?a, clara como el agua, sin complicaciones ni recobecos...
Mar?a, maestra del silencio, profesora de las palabras v?lidas.

(Se puede proseguir la plegaria con frases similares, respondiendo siempre: Ens??anos a decir Am?n. Ay?danos a decir que S?.)

Oraci?n conclusiva

(La que viene a continuaci?n o la oraci?n oficial de la Jornada de este a?o 2007)

Mar?a: T? has sido capaz de dar, en plenitud,
el S? a la propuesta y a los planes de Dios.
Unicamente t? te has entregado, en absoluta disponibilidad,
a su voluntad amorosa y providente.
Miramos tu ejemplo, que nos ilumina
y es est?mulo que nos impulsa
hacia el compromiso cristiano en la vida.
Sentimos muchas veces, sin duda,
la exigencia de Dios, su invitaci?n o llamada,
a participar en la realizaci?n de sus designios,
grandes o humildes, importantes o de rutina diaria.

Madre nuestra Mar?a, ens??anos ,a abrirnos al Se?or, a estar pendientes de su voz, y a decir SI con alegr?a. Tu s? del primer momento, se prolong? en fidelidad a todo lo largo y ancho de tus d?as.
La voluntad de Dios fue tu alimento,


Danos fortaleza para aceptar lo costoso,
lo amargo y lo dificil de nuestra vida;
danos constancia para cumplir hasta el fin,
lo que reclama la vocaci?n que Dios nos ha dado.

Bendici?n con el-Sant?simo y Reserva

(Terminada la oraci?n a la Virgen, un canto de adoraci?n propio al Sant?simo, Bendici?n y reserva como de costumbre.)

Canto final: "Fuente de paz y de fidelidad... "

Fuente de paz y de fidelidad, Virgen Mar?a,
Dios se fij? en Ti por tu humildad, Virgen Mar?a.
Elegida del Se?or,
siempre d?cil a su voz, en el amor.


H?GASE SE?OR EN M? TU VOLUNTAD,
H?GASE EN M? SEG?N TU PALABRA,
CON MARIA UNIMOS NUESTRAS VOCES AL CANTAR,
H?GASE SE?OR TU VOLUNTAD EN M?,
H?GASE SE?OR TU VOLUNTAD.

Llena de amor, de luz y sencillez, Virgen Mar?a.
Gu?a mis pies, maestra de la fe, Virgen Mar?a.
Cambia nuestro coraz?n,
por tu fiel intersecci?n ante el Se?or.



 | Enviar