Domingo, 22 de abril de 2007
18.04.07 La Raz?n



- La alegr?a es posible si sabemos olvidarnos de nosotros mismos y pensamos en el bien de los dem?s.

- La alegr?a es posible para quien su conciencia no le recrimina nada, ha desechado el odio y su confianza est? puesta en Dios.

- La alegr?a es posible para el que espera poco y da mucho.

- La alegr?a es posible si sabemos vivir un "cristianismo pascual", es decir, un cristianismo esperanzado, alegre, por dificultades, enfermedades y cruces que tengamos.

- La alegr?a es posible... aunque nos falte todo.


El escritor franc?s Michel Quoist dec?a: "Frente a las dificultades de la vida, pruebas, sufrimientos, enfermedades, muerte, tienes derecho a llorar; pero, aun en pleno llanto, no tienes nunca el derecho de divorciarte de la alegr?a. El placer, en efecto, no puede hallarse donde vive el sufrimiento. La alegr?a, en cambio, puede desposarse... con los mayores dolores".

Romano Guardini, fil?sofo y te?logo, escrib?a: "Tan pronto como nos dirigimos a Dios y le decimos sinceramente: "Se?or, quiero lo que T? quieras", queda expedito el camino a la alegr?a de Dios. Y si conseguimos tener siempre vivo este af?n, y el fondo de nuestra voluntad perennemente orientado hacia Dios, entonces, habremos logrado el h?bito de la alegr?a, pase lo que pase, por fuera".




Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios