Jueves, 26 de abril de 2007
Tehuac?n, Puebla., 26 de abril de 2007


Siempre a favor de la vida humana



Finalmente, porque as? lo decidi? la mayor?a legislativa del Distrito Federal, es m?s valioso el derecho de la mujer embarazada a decidir aparentemente sobre su propio cuerpo, aunque eso implique la supresi?n de otro ser humano que ha empezado a gestarse en su vientre. De esta manera el ?tero, que debiera ser el lugar m?s seguro para la vida, se convierte en el lugar m?s peligroso.

Se buscar?n otras instancias, por ejemplo la inconstitucionalidad de la ley aprobada.

Es cierto que con la ley aprobada no se est? mandando a la gente a abortar; pero se abre una puerta muy ancha de permisividad, que provocar? en la mentalidad de muchos y muchas, especialmente j?venes, mayor n?mero de relaciones sexuales buscando la satisfacci?n del placer sin la responsabilidad de la procreaci?n.

Por otro lado, de un plumazo se redefini? el aborto como ?la interrupci?n del embarazo despu?s de la d?cimo segunda semana de gestaci?n?. Demasiado f?cilmente se define que si se interrumpe el embarazo antes de ese tiempo, no hay aborto. Invito a usted a observar fotograf?as o videos de una ?interrupci?n del embarazo? que ya tenga doce semanas de gestaci?n: las im?genes son elocuentes, no se interrumpe el desarrollo de un gusanito o de una ranita, sino de un ser humano.

Efectivamente, el proceso de gestaci?n, que no es criterio de fe sino precisi?n de la gen?tica, es sorprendente:

? A las dos semanas de vida se inicia el desarrollo del sistema nervioso.

? A las tres semanas empieza a diferenciarse el cerebro, aparecen inicios de lo que ser?n las piernas y los brazos y el coraz?n inicia sus latidos.

? A las cuatro semanas ya empiezan a formarse los ojos.

? A las seis semanas la cabeza tiene su forma casi definitiva, el cerebro est? muy desarrollado, comienzan a formarse manos y pies, empezando los movimientos espont?neos, muy pronto aparecer?n las huellas dactilares, las que tendr? toda su vida.

? A las ocho semanas el cuerpo est? bien proporcionado, a pesar de que apenas mide 3 cm y pesa un gramo; el coraz?n late con firmeza, el est?mago comienza la secreci?n g?strica, los ri?ones empiezan a funcionar; aparecen las u?as.

? A las nueve semanas se perfecciona el funcionamiento del sistema nervioso: reacciona a los est?mulos y detecta sabores, pues se ha comprobado que si se endulza el l?quido amni?tico -en el que vive nadando dentro del vientre materno- ingiere m?s, mientras que si se sala o se acidula, lo rechaza.

? A las diez semanas mira achicando los ojos, deglute, frunce el ce?o.

? A las once semanas ya se chupa el dedo, lo que puede verse perfectamente en una ecograf?a; orina, sonr?e.

? Al final de la duod?cima semana la mayor parte de los ?rganos est?n completamente formados; puede patear, doblar el pie, mover los dedos, cerrar el pu?o, voltear la cabeza, abrir la boca, apretar los labios.

No pretendo detenerme m?s en hacer ver lo insensato de la ley aprobada, con todo y que se argumente que as? M?xico entra al nivel de los pa?ses dizque desarrollados; prefiero invitar a usted a contemplar con fascinaci?n lo maravillosa que es la vida humana desde su inicio. El var?n y la mujer perfeccionan su sexualidad cuando la relaci?n ?ntima queda abierta a la fecundaci?n de una nueva vida humana, para acoger con respeto, proteger con delicadeza y promover su desarrollo con valent?a.

El ser humano es la Obra Maestra de Dios en la creaci?n. Usted puede colaborar responsablemente en esta acci?n creadora de Dios, con hijos engendrados y educados en la atm?sfera de una relaci?n estable y madura, fundamentada en el matrimonio sacramento.

Pido a Dios Padre Bueno por quienes est?n planeando un aborto; pido tambi?n por quienes, al contrario, anhelan ardientemente un nuevo hijo.

Dios bendiga a usted y lo/la llene de paz y fortaleza, de modo que su familia sea verdaderamente un ?santuario de la vida?.

+ Rodrigo Aguilar Mart?nez
Obispo de Tehuac?n

? 2007 CEM :: CONFERENCIA DEL EPISCOPADO MEXICANO
Publicado por verdenaranja @ 23:43  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios