Viernes, 04 de mayo de 2007
AMERICA/BRASIL - ?La reflexi?n y una nueva conciencia sobre quienes somos y que debemos proponer hoy al mundo es necesaria, y de esta depende nuestro modo cualificado de ejercer la misi?n de la Iglesia?: entrevista a D. Odilo P. Scherer, Arzobispo de San Paolo y Secretario General de la CNBB a una semana de Aparecida

Aparecida (Agencia Fides) - A casi una semana del inicio de la V Conferencia General del Episcopado latinoamericano y del Caribe la Agencia Fides ha dirigido algunas preguntas a Mons. Odilo P. Scherer, recien nombrado Arzobispo de San Paolo, diocessi de la que tom? posesi?n el domingo 29 de abril, Secretario General de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB) y Secretario de la V Conferencia General.

?Cu?les son los desaf?os y las prioridades pastorales que m?s interesan ante los actuales cambios sociopol?ticos y culturales en el continente latinoamericano?

Despu?s de la IV Conferencia, que se tuvo en Santo Domingo (1992), se han sucedido y todav?a contin?an sucedi?ndose numerosos cambios en el Continente, en diversos sentidos. Los desaf?os se refieren a la realizaci?n adecuada de la misi?n de la Iglesia en este mundo que cambia; la Iglesia quiere anunciar el Evangelio como "buena noticia", en estas nuevas situaciones, que son la pobreza y la exclusi?n social persistente e incluso acentuadas ; la violencia que se extiende por todas partes; las numerosas emigraciones del pueblo latinoamericano hacia los pa?ses ricos del hemisferio Norte, los efectos econ?micos y culturales de la globalizaci?n, los cambios religiosos, las migraciones de los fieles de nuestra Iglesia hacia otras Iglesias y grupos cristianos, la comercializaci?n de lo sagrado seg?n una cierta concepci?n de "mercado religioso", los nuevos problemas ?ticos? Grandes desaf?os tambi?n son la misi?n de la Iglesia en las grandes metr?polis urbanas, la profundizaci?n de la fe y el cultivo de un renovado sentido de pertenencia de los cat?licos a la Iglesia en un entorno cultural caracterizado por la movilidad, la precariedad, y la inestabilidad de las relaciones y los compromisos humanos con las Instituciones tradicionales.

?Estos desaf?os son iguales en todas las regiones de la Am?rica Latina?

Si bien con algunas diferencias y matices propios de cada pa?s pero estos desaf?os se presentan en todas las regiones del Continente. Claramente, son especialmente sentidas en las grandes ?reas urbanas.

?Por qu? el tema "disc?pulos y misioneros de Jesucristo, para que en ?l tengan vida?? ?No podr?a parecer quiz? un tema que se aleja de la realidad de cada d?a de estos pa?ses? ?Qu? podr? aportar este tema?

El tema ha sido sugerido por el Papa Benedicto XVI despu?s de una larga reflexi?n sobre Am?rica Latina. El Papa lo aprob? con alguna a?adidura por su parte. El tema tiene 3 n?cleos: la identidad cristiana y cat?lica (Disc?pulos y misioneros de Jesucristo"); la misi?n ("misioneros de Jesucristo, para que en ?l nuestros pueblos tengan vida"); y el sentido de presencia y realizaci?n de los cristianos y de la Iglesia entre nuestros pueblos ("para que en ?l nuestros pueblos tengan la vida"). La reflexi?n y una nueva conciencia sobre quienes somos y que debemos proponer hoy al mundo es necesaria, y de esta depende nuestro modo cualificado de ejercer la misi?n de la Iglesia. En los grandes cambios culturales podr?a quedar diluida la autenticidad de la propuesta cristiana para la "vida en el mundo?. Es justo volver a Jesucristo y a su Evangelio y ver lo que significa para nuestros pueblos. A su vez, los desaf?os del tiempo presente requieren una nueva postura misionera de toda la Iglesia. Ya no podemos suponer que todos est?n evangelizados y que bastar?a apenas conservar y mantener lo que ya se ha realizado. Nuestros pa?ses, las di?cesis y las parroquias, nuestras familias cat?licas contin?an siendo intentadas cada d?a por innumerables "otras" propuestas de vida y religi?n; la Iglesia cat?lica quiere redescubrirse misionera en cada una de sus comunidades y organizaciones, en cada cat?lico. No se trata de competencia, sino de realizar bien nuestra misi?n.
No creo que el tema del V Conferencia se aleje de la vida del pueblo y de sus intereses m?s reales; ?o ya no interesa el Evangelio al pueblo? El tercer n?cleo del tema ("para que en ?l nuestros pueblos tengan vida") est? precisamente, dirigido hacia las realidades de vida de nuestro pueblo: sus sufrimientos y luchas diarias, sus cruces hist?ricas, sus esperanzas y ansiedades de libertad, dignidad y felicidad. Y la Iglesia quiere seguir siendo una presencia significativa en las realidades sociales e hist?ricas, pol?ticas, econ?micas y culturales de nuestros pueblos. La Iglesia en Am?rica latina tiene algo propio que decir a los pueblos, a sus organizaciones y a su cultura, esto es: la vida de los pueblos seg?n los dise?os de Dios y de Su reino, que sigue ninguna ideolog?a o teor?a econ?mica o partido pol?tico, "para que en ?l nuestros pueblos tengan la vida."

?Cu?les son las expectativas y las esperanzas de esta V Conferencia Brasil y para todo el Continente?

Tenemos la esperanza de que las palabras del Papa Benedicto XVI, en la inauguraci?n de los trabajos de la V Conferencia y las directrices emanadas de la Conferencia puedan ayudar a la Iglesia, en Am?rica Latina, a ver claro por d?nde debe continuar la misi?n y cu?les son los modos m?s adecuados de afrontar los actuales desaf?os que se plantean a la misi?n de la Iglesia en Brasil y en todo el Continente. Espero que se produzca un gran impulso a la acci?n y al dinamismo misionero; por otro lado, que se ayude a los cat?licos a sentir m?s profundamente la alegr?a de creer y de estar unidos a la Iglesia cat?lica; qu? los laicos puedan ser ayudados a desempe?ar su misi?n en la Iglesia y, sobre todo, en el mundo, con dinamismo y competencia. Y que se den frutos abundantes en el tiempo.

?Piensa que esta Conferencia podr? ayudar a recuperar la identidad cristiana de muchos fieles que la han perdido a causa del relativismo actual de la sociedad, del avance de las sectas y de tanto otros desaf?os que interpelan hoy los cristianos?

Yo espero que s?, pero se que esto requiere mucho trabajo misionero de la Iglesia, mucha paciencia y perseverancia; la Conferencia podr? ayudar mucho a un nuevo acercamiento de la Iglesia cat?lica en el Continente. Y esto se debe transmitir a todos los fieles y a todas las organizaciones de la Iglesia. No es algo que pueda resolverse s?lo en el entorno eclesi?stico. Vivimos una situaci?n cultural amplia y difusa, que favorece la poca identificaci?n a la fe cat?lica y a la Iglesia. Pienso que es necesario ayudar a los cat?licos a tener una conciencia clara de su identidad cristiana, cat?lica y eclesi?stica; quien no tiene una identidad es como una hoja seca que se lleva el viento ? Y la formaci?n de la identidad pasa por la formaci?n cristiana de base, por la intensa acci?n evangelizadora, por la catequesis y la formaci?n m?stica, el testimonio positivo de la presencia y de la acci?n de la Iglesia en la vida de las personas y de la sociedad. Es precisamente redescubrir "la alegr?a de creer", como frecuentemente ha repetido el Papa Benedicto XVI.

?Qu? significa la visita del Santo Padre en Brasil y cu?les son las principales actividades previstas en su viaje a Brasil?

El Papa va a Brasil, ante todo, para inaugurar la V Conferencia General. La inauguraci?n de las Conferencias Generales precedentes siempre ha contado con la presencia del Papa, excepto la de R?o de Janeiro (1955). Esto muestra la importancia de la V Conferencia para Brasil y para Am?rica latina. El Papa es la referencia visible de la unidad de la Iglesia y tiene la misi?n de ?confirmar a los hermanos en la fe" (cfr. Lc 22, 32). Por tanto, su presencia en Aparecida tiene en si misma un significado: Benedicto XVI da legitimidad al gran acto eclesial de la Conferencia de Aparecida y trae indicaciones importantes sobre el papel que debe seguir realizando la Iglesia entre nuestros pueblos, para ser fiel a la misi?n recibida de Cristo.
En San Pablo, el Papa se reunir? con el Presidente de la Rep?blica, la juventud y los Obispos de Brasil. Tambi?n celebrar? una Misa al pueblo, durante la cual canonizar? al Beato Antonio de Sant'Ana Galv?o, primer santo nacido en Brasil. Despu?s de Aparecida, el Papa visitar? una obra de la Iglesia destinada a la recuperaci?n y reintegraci?n social de drogadictos ("Granja de la Esperanza); en Aparecida, el 13 de mayo, el Santo Padre celebrar? la santa Misa de abertura de los trabajos de la V Conferencia, y presidiar? la sesi?n inaugural de los trabajos. Estamos muy contentos porque el Santo Padre se ha reservado algunos momentos para reunirse y hablar con el pueblo brasile?o y latinoamericano. (RG) (Agencia Fides 3/5/2007)


Publicado por verdenaranja @ 23:45  | Entrevistas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios