S?bado, 12 de mayo de 2007
VATICANO - Carta del Cardenal Secretario de Estado al Prefecto de la Congregaci?n para la Evangelizaci?n de los pueblos con ocasi?n del 50 aniversario de la Enc?clica ?Fidei Donum?: ?Se trata de una modalidad que con el tiempo podr?a convertirse en la norma de la corresponsabilidad misionera?

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - Con ocasi?n del 50 Aniversario de la Enc?clica Fidei Donum del siervo de Dios el Papa P?o XII, celebrado el pasado 21 de abril, el Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado, envi? al Prefecto de la Congregaci?n para la Evangelizaci?n de los Pueblos, el Cardenal Ivan Dias, una carta que publicamos a continuaci?n de manera integral. La carta fue le?da durante la Concelebraci?n Eucar?stica presidida por el Card. Dias en la Bas?lica Vaticana, la ma?ana del s?bado 5 de mayo, a la que asistieron los participantes de la Asamblea General Ordinaria de las Pontificias Obras Misioneras, as? como cercado de 500 sacerdotes ?Fidei Donum? italianos. Al t?rmino de la Santa Misa tuvo lugar la Audiencia con el Santo Padre. He aqu? el texto de la carta:

Se?or Cardenal:
Celebramos hoy, 21 de abril, el 50 Aniversario de la Carta Enc?clica Fidei Donum del Papa P?o XII, de venerada memoria (cf. AAS XLIX 1957, 225-248). Con dicho documento, el Sumo Pont?fice quiso orientar la mirada de los Pastores de la Iglesia hacia ?frica, en el momento en que el continente se abr?a a la vida del mundo moderno y atravesaba los a?os quiz? m?s duros de su destino milenario (cf. Ibi. 227). Al tratar, en el tercer cap?tulo, de la triple tarea misionera de la Iglesia (oraci?n, ayuda concreta y env?o de personas), P?o XII hac?a referencia, entre otras cosas, a un nuevo tipo de cooperaci?n misionera, diferente de aquellos tradicionales. Escrib?a: ?Otra modalidad de ayuda, ciertamente m?s comprometedora, es adoptada por algunos Obispos, los cuales, a pesar de sentir el peso, autorizan a algunos de sus sacerdotes a partir de la di?cesis por un tiempo indeterminado para colaborar con los Ordinarios del lugar en ?frica. Esto contribuye much?simo a que se establezcan, con sabidur?a y ponderaci?n, nuevas y espec?ficas formas del ejercicio del ministerio sacerdotal, as? como a suplir al clero de dichas di?cesis en los campos de la ense?anza eclesi?stica y profana, tarea a la cual ?stas no pueden hacer frente sin la ayuda necesaria. Con mucha alegr?a animamos estas oportunas y fructuosas iniciativas, todav?a por perfeccionar. Preparadas y puestas en acci?n con prudencia, podr?n ser de gran utilidad a la Iglesia Cat?lica en ?frica, en esta ?poca rica en dificultades y esperanza? (AAS, cit., 245-6).
En aquella llamada dirigida por el Sumo Pont?fice a favor de la misi?n en ?frica, tom? su origen un nuevo ?sujeto? misionero, que tom? del t?tulo de la misma Enc?clica el nombre de ?Fidei Donum?. El documento papal puso una semilla que encontr? terreno f?rtil y se desarroll? gracias a la profunda reflexi?n eclesiol?gica y misionol?gica del Concilio Vaticano II y del magisterio misionero post-conciliar. De ello resultan, por tanto, tanto al nivel de los principios como el de la praxis, algunos elementos esenciales, que contribuyen a definir la identidad y la configuraci?n de los misioneros ?Fidei Donum?. Tales elementos se pueden formular as?: la Iglesia es por su naturaleza, misionera; la Iglesia universal se concretiza y subsiste en las Iglesias particulares; las Iglesias particulares son desde su constituci?n misioneras; son responsables de la evangelizaci?n en uni?n y en comuni?n con todas las otras Iglesias.
Han pasado ya 50 a?os, durante los cuales las Iglesias particulares, primero aquellas m?s antiguas y luego las m?s j?venes, han continuado enviando sacerdotes y laicos diocesanos a otras Iglesias para la misi?n ad gentes, para trabajar en la nueva evangelizaci?n o para salir el encuentro de la necesidad de personal y de medios de las Iglesias m?s pobres. Se trata de una modalidad que con el tiempo podr?a convertirse en la norma de la corresponsabilidad misionera. A trav?s de tales acciones de cooperaci?n, en efecto, toda la Iglesia se vuelve efectivamente misionera, en cuanto que la missio ad gentes es considerada una tarea y una responsabilidad de todas las Iglesias particulares.
Con ocasi?n de este importante aniversario, la Pontificia Uni?n Misionera, aunque con pedido insistente de los Directores Nacionales de las Pontificas Obras Misioneras, organizaron en Roma un Convenio con dos objetivos principales: dar un vistazo, antes que nada, al camino recorrido, con un an?lisis cr?tico de las luces y sombras que lo han ido marcando; en segundo lugar, contribuir a conferir una renovada y m?s aut?ntica identidad a los misioneros ?Fidei Donum?, a la luz de las nuevas indicaciones producto de la experiencia, del magisterio del Papa y de los documentos de las Conferencias Episcopales. En particular, es oportuno re-considerar la comuni?n y la corresponsabilidad de las Iglesias para la misi?n, como tambi?n las implicaciones metodol?gicas como la exigencia de un proyecto com?n, la inserci?n de misioneros ?Fidei Donum? con tareas y roles espec?ficos, la re-inserci?n en las Iglesias de origen, el intercambio mutuo de personas, medios y metodolog?as apost?licas, los programas de formaci?n para misioneros, la necesidad de instituir a nivel nacional centro de formaci?n misionera para los que salen en misi?n, y de coordinaci?n para responder adecuadamente a los pedidos de personas y medios. Un objetivo ulterior es dotar de medios a las nuevas Iglesias que actualmente se encuentran confiadas a la ayuda de Institutos misioneros, formando y envi?ndoles misioneros ?Fidei Donum?.
El Santo Padre aprecia mucho esta iniciativa y conf?a en ella, deseando que pueda contribuir a re-impulsar el compromiso misionero promovido hace ya cincuenta a?os por el Papa P?o XII con la Enc?clica Fidei Donum. Su Santidad asegura ya desde ahora un recuerdo especial en sus oraciones, para que el Convenio alcance los objetivos que se ha propuesto y, mientras expresa su viva gratitud a Vuestra Eminencia Reverend?sima, a sus colaboradores y a todos los que lo han promovido y organizado, as? como a los Directores Nacionales de las Pontificias Obras Misioneras, a los encargados de las Conferencias Episcopales y a todos los misioneros ?Fidei Donum?, con alegr?a les hace llegar una especial Bendici?n Apost?lica. Aprovecho la ocasi?n para confirmarme con sentimientos de distinto obsequio,
de Vuestra Eminencia Reverend?sima dvmo. en el Se?or

Tarcisio Cardenal BERTONE Secretario de Estado

(Agencia Fides 7/5/2007; l?neas 77, palabras 1040)
Publicado por verdenaranja @ 23:03  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios