Martes, 15 de mayo de 2007
Art?culo publicado en el Bolet?n "Misioneros Javerianos" ABRIL 2007, n?mero 432.

DESDE LA MISI?N

HACERSE OTRO CON LOS OTROS



Vivir, ser estudiante misionero en Filipinas, ha ense?ado a Emerson de Carvalho C?cero, misionero javeriano brasile?o, que la misi?n es relacionarse, es convertirse en pr?jimo, es reconocer que cada ser humano es hijo e hija de Dios, es amar al otro como ?l es. Emerson nos cuenta su vocaci?n misionera.


Mi nombre es Emerson, nac? en Paranavi - Brasil, soy el segundo hijo de Manuel y Mar?a. Viv? en la regi?n del nordeste de Paran? hasta los 10 a?os hasta que mi familia emigr? al estado de Rondonia, aqu? permanecimos ocho a?os, en 1994 regresamos a Paran?.

Otra mudanza

En 1994 yo me march? a vivir a Maring?, donde viv?a uno de mis hermanos con su familia. All? comenc? a participar en la vida de la comunidad de Santa Rita, que pertenece a la parroquia de San Silvestre, la cual estaba siendo atendida por el javeriano P. Mantel Silva.

Despu?s de unos pocos meses, participando en la parroquia y en contacto con los javerianos, expres? a ?stos mi deseo de conocer la congregaci?n a la que ellos pertenec?an. Comenc? a participar en encuentros javerianos y a ser acompa?ado, para mi discernimiento vocacional, por el P. Jair Juliao, que en ese tiempo hac?a animaci?n vocacional.

Otra familia

Lo que m?s me llam? la atenci?n de los javerianos fue su simplicidad de vida y su apertura a lo diferente, caracter?sticas primordiales para los misioneros, que tienen que dejar su tierra para trabajar y convivir con otros pueblos entre los cuales es invitado a ser presencia viva de Jes?s Resucitado.

Despu?s de un a?o, en 1996, yo hab?a tomado la decisi?n de consagrar mi vida a Dios y a su Reino; siendo as?, formalic? mi petici?n de ingresar en la Familia Javeriana, petici?n que fue acepta-da y, por lo tanto, pas? a formar parte de la comunidad formativa que los javerianos tienen en Campinas, estado de San Pablo.

Teolog?a-Filipinas

En el a?o 2002 fui enviado a Filipi?nas, a la comunidad javeriana internacio?nal de teolog?a, a Quezon City en los alrededores de Manila. Vivir en Filipinas ha sido, para m?, como un nacer de nue?vo: a la cultura, a la lengua, a las costum?bres... Filipinas es un pa?s formado por 7.100 islas, en las que se hablan m?s de 80 lenguas, siendo la lengua oficial del Tagalog. Esta experiencia ha supuesto un fuerte crecimiento para m?. Vivir, ser misionero en Filipinas, me ha ense?ado que la misi?n es relacionarse, hacerse pr?jimo, reconocer en cada persona un hijo o hija de Dios, amando a todos como son.

La Buena Nueva

La Congregaci?n de los Misioneros Javerianos tenemos un lema ?Hacer del mundo una Familia?. Ser javeriano, para m?, significa ir por el mundo compartiendo la Buena Nueva, no obstante el que pertenezcamos a culturas diferentes o religiones diferentes, todos tenemos un origen en com?n: somos creados por Dios, somos miembros de una misma familia, compartimos la misma humanidad que nos conduce a un ideal com?n: la recreaci?n de nuestro mundo.

iOjalal que en esta ?nueva creaci?n? valores como: amor al pr?jimo, justicia, solidaridad, di?logo, paz, honestidad, no sean discursos de esta o aquella religi?n, sino que sean integrantes de nuestro ser, del ser de cada persona humana; s?lo as? seremos testimonio de Jesucristo. Esto es lo que hace la diferencia.

El futuro

Pensando en el futuro, una vez terminados mis estudios en Filipinas, me gustar?a ser destinado como misionero a Jap?n. Este pa?s me llama la atenci?n por su riqueza y diversidad cultural, y donde los cristianos representan apenas el 1% de la poblaci?n. All? tendr?a mucho que aprender de ese pueblo, as? mismo quisiera compartir con ellos mi fe en Jes?s y Su propuesta de vida.

Por otro lado, creo que todo misionero tiene una deuda con su iglesia de origen, por ello dejo tambi?n abierta la puerta para trabajar unos a?os en Brasil, animando a mi iglesia de origen a ser, cada vez m?s, una iglesia misionera; animando a los j?venes a que consagren su vida a Dios en la misi?n, colaborando en su formaci?n misionera, de forma que todos podamos acoger la invitaci?n misionera del Se?or ?As? como el Padre me ha enviado os env?o Yo a vosotros?.

Emerson de Carvalho C?cero
Publicado por verdenaranja @ 23:25  | Misiones
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios