S?bado, 19 de mayo de 2007
Atentos al grito de nuestros pueblos que piden Salvaci?n, se fortalezca la Esperanza.

V CONFERENCIA DE APARECIDA:
EXPECTATIVAS DEL EPISCOPADO DE URUGUAY


La Conferencia Episcopal de Uruguay reunida en Asamblea, dedic? la tarde del pasado martes 24 de abril a reflexionar y expresar cuales son las expectativas que tenemos ante esta Quinta Conferencia.

1) Un presupuesto ineludible: partir de la realidad.
Ubicada en continuidad con las precedentes Conferencias, debe incidir, con decisi?n y compromiso, en la realidad latinoamericana y caribe?a.
Para ello, un presupuesto ineludible es partir de la realidad, reconociendo tanto las luces como las sombras.
Este an?lisis, aun siendo eminentemente pastoral, describa, con la mayor clarividencia, la realidad concreta que viven nuestros pueblos: su pobreza, la situaci?n de la familia, la realidad de la Iglesia, los alejados, etc.

Atento al grito de nuestros pueblos que piden Salvaci?n, se fortalezca la Esperanza.

2) Jesucristo luz del mundo
La Persona de Jesucristo es la Luz: su vida, palabra y gestos, su pedagog?a evangelizadora y sus prioridades liberadoras.
Debe aparecer claramente la teolog?a y espiritualidad de la Encarnaci?n, la Eclesiolog?a que resalte la m?stica de la Iglesia primitiva, Iglesia una y diversa en un mundo plural.
Debemos hacer una lectura prof?tica desde el lugar donde celebramos la Asamblea para que la Iglesia salga de aqu? convertida en una Iglesia ?aparecida? para vida de nuestros pueblos.
La Iglesia, desde todo lo que significa este lugar, debe aparecer fuertemente comprometida al servicio de la vida y de la esperanza; comprometida con la justicia y con la liberaci?n.

3) Aguardamos opciones pastorales que:
? Promuevan el proceso de la iniciaci?n cristiana, y ayude a redescubrirla a los ya bautizados necesitados de una nueva evangelizaci?n.
? nos impulsen con ardor al anuncio del Kerigma, siendo cercanos a los hermanos, d? un fuerte impulso Vocacional, que en la realidad de la diversidad de vocaciones haga tomar conciencia de que todos somos evangelizadores: disc?pulos, testigos y misioneros en la Iglesia y en el mundo.
? dichas opciones pastorales sean concretas, se insista en el anuncio del Evangelio, se esclarezca qu? entendemos por ?misi?n? y se preste una atenci?n especial a los j?venes, la mujer, los ind?genas y afroamericanos.

4) El esp?ritu que esperamos tenga esta Asamblea.
Esta V? Conferencia debe suscitar un proceso de conversi?n, personal, institucional y pastoral que haga m?s cre?ble y atractiva la vida cristiana comprometida y la voz prof?tica de la Iglesia. Debemos responder a la pregunta c?mo se ?hace? un cristiano hoy, al comienzo del tercer milenio, en este Continente.
Inspirados por ?Deus caritas est? y ?Sacramentum Caritatis?, se despierte una conciencia m?s viva y clara de la identidad del cristiano, como disc?pulo y misionero de Jesucristo, vivida desde la necesaria y fecunda pertenencia eclesial.
As? se promover? un nuevo ardor evangelizador en nuestras comunidades eclesiales, fruto del nuevo Pentecost?s que aguardamos sea esta V? Conferencia.


+ Carlos Mar?a Collazzi sdb
Obispo de Mercedes
Presidente de la Conferencia Episcopal de Uruguay
Publicado por verdenaranja @ 0:04  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios