S?bado, 19 de mayo de 2007
Aparecida, 18 de mayo de 2007


A Su Santidad
Benedicto XVI
Ciudad del Vaticano

Beat?simo Padre:

Los participantes en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, deseamos hacerle llegar un saludo filial y afectuoso y expresarle el agradecimiento m?s profundo por haber querido emprender este fatigoso viaje para inaugurar personalmente nuestra Asamblea a los pies de la Sant?sima Virgen Mar?a, Nuestra Se?ora Aparecida, honr?ndonos con su presencia en esta bendita tierra del Brasil.

Agradecemos asimismo las iluminadoras palabras recibidas de Vuestra Santidad en la Homil?a de la Santa Misa y en el Discurso de inauguraci?n de la Conferencia, cuyos contenidos ser?n orientaci?n y gu?a para nuestros trabajos. La venida de Vuestra Santidad, su testimonio como Vicario de Cristo y Sucesor de Pedro y el don del tr?ptico que nos ha hecho, nos han confortado y fortalecido.

Vivimos en estos d?as la fuerte presencia del Se?or, pues se encuentran llenos de oraci?n y de fraternidad entre nosotros, en la labor compartida, en la cercan?a espiritual y en la solicitud por los hermanos que ?l nos ha confiado.

Deseamos expresarle nuestra profunda comuni?n. Queremos realizar nuestra tarea cum Petro et sub Petro. Estaremos unidos con Vuestra Santidad y con toda la Iglesia especialmente en la Eucarist?a diaria, pues ?s?lo de la Eucarist?a brotar? la civilizaci?n del amor, que transformar? Latinoam?rica y el Caribe para que, adem?s de ser el Continente de la Esperanza, sea tambi?n el Continente del Amor?.

Rog?ndole su oraci?n y prometi?ndole la nuestra, invocamos de Su Santidad su Bendici?n Apost?lica.

Filialmente,

+ Giovanni Cardenal Battista Re
Presidente de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe

+ Francisco Javier Cardenal Err?zuriz Ossa
Co-Presidente de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe

+ Geraldo Majella Cardenal Agnelo
Co-Presidente de la V Conferencia General
del Episcopado Latinoamericano y del Caribe
Publicado por verdenaranja @ 22:53  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios