Mi?rcoles, 23 de mayo de 2007
ZENIT pblica el saludo a la Quinta Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe que dirigi? en nombre del Simposio de las Conferencias Episcopales de ?frica y Madagascar, su segundo vicepresidente, monse?or Francisco Jo?o Silva, obispo de Chimoio (Mozambique).


Se?or Cardenal Presidente del CELAM, Eminencias, Excelencias, Reverend?simas, Apreciados invitados especiales, Reverendos sacerdotes, Hermanos y Hermanas, caros todos que particip?is en esta augusta Conferencia,

?Traigo saludos fraternos de la Iglesia de ?frica para la Iglesia hermana de Am?rica Latina y de las Islas Caribe?as! ?Qu? la gracia y la paz del Se?or sean la palanca y el sustent?culo de toda la vida de sus respectivos pueblos!

?La invitaci?n que el Se?or Presidente de la Conferencia Latinoamericana (CELAM) dirigi? a su hom?logo, Presidente del Simposio de las Conferencias Episcopales de ?frica y Madagascar (SCEAM/ SELLAN) fue recibido con j?bilo y aceptado de todo el coraz?n!

Primero, porque la Iglesia en ?frica vio en esa invitaci?n no solo una se?al, sino sobretodo una vivencia concreta de aquello que propiamente caracterizaba la Iglesia, a saber, la comuni?n.

Segundo, la Iglesia en ?frica vio en esa invitaci?n una voluntad de querer dar m?s un paso en la implementaci?n de aquello a lo que nos propusimos en el a?o 2000, cuando SCEAM/ SELLAN y CELAM se reunieron en Maputo, Mozambique, para reflexionar sobre la "Paz como Fruto de la Reconciliaci?n". Pues, dec?amos en esa cultura, que hab?a toda una necesidad del CELAM y SCEAM/ SELLAN intensifiquen entre s? una s?lida y coordenada colaboraci?n apost?lica. Por eso, hoy decimos: "gracias al CELAM por el empe?o que est? demostrando en la b?squeda del ideal al que nos comprometimos hace siete (7) a?os".

Bien, quien deber?a estar aqu? representando al SCEAM/ SECAM es su Presidente, su Eminencia el Se?or Cardenal Policarpo Pengo, Arzobispo de Dar-Es-Salaam, Tanzania. A la ?ltima hora, recib? la noticia de que ?l me ped?a, como uno de sus Vicepresidentes, que le representar en esta augusta Asamblea. En respuesta, dije que ya ten?a un viaje a Brasil, pero para una misi?n diferente. Sin embargo, me ofrec? para representarlo en la Misa inaugural, en la sesi?n de apertura y en las otras sesiones, cuando el programa de la otra misi?n me lo permitiese. Por eso, pido a que no vengan a extra?ar mis ausencias.

Quiero terminar, felicitando al CELAM por el tema escogido para ?sta V Conferencia: "Disc?pulos y Misioneros en Jesucristo, para que en ?l nuestros pueblos tengan vida" - "Soy el camino, la verdad y la vida" (Jo 14, 16)

A la primera vista, el tema no parece tener nada de nuevo, pues por definici?n, todo el cristiano deber?a ser un disc?pulo y misionero de Jesucristo. Pero, quiz? sea precisamente en este aspecto parad?jico que el tema encuentra toda su fuerza. Porque, si por un lado, todo cristiano deber?a ser disc?pulo de Jesucristo, por otro, es tambi?n un hecho que ni todos los que hicieron parte de las multitudes que andaban detr?s de Jes?s eran verdaderos disc?pulos suyos. Unos, hallando demasiado duro el lenguaje de Jes?s, desistieron y no anduvieron m?s con ?l (cf. Jn 6, 60-66). El disc?pulo y misionero de Jesucristo es aqu?l que se empe?a en la escucha de su Palabra, sigue sus pisadas, carga su cruz todos los d?as, busca romper radicalmente con todo lo que es ef?mero y se coloca a la entera disponibilidad de la Voluntad de Dios. Pero el disc?pulo no se queda ah?. La escucha de la Palabra y la experiencia de la vida de Jes?s, lo impelen a transmitirlas a los dem?s. Por eso para m?, ser disc?pulo y misionero de Jesucristo, se condensar?a en el resultado de aquel di?logo que Jes?s tuvo con la mujer samaritana, junto al pozo de Jacob, pues constatamos en el Evangelio que, despu?s de haber hablado con Jes?s, la mujer dej? el balde, fue a la ciudad y dijo a las personas: "Vengan a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho ?Ser? qu? ?l no es el Mes?as?... Los samaritanos entonces fueron al encuentro de Jes?s y le pidieron que se quedase con ellos. Y Jes?s se qued? ah? dos d?as. Muchas otras personas creyeron en Jes?s al o?r su Palabra. Y dec?an a la mujer: ?ya no creemos a causa de aquello que usted dijo. Ahora, nosotros mismos o?mos y sabemos que ?ste es, de hecho, el Salvador del Mundo'" (Jn 4, 29-42). ?Ojal? qu? vuestras ponderaciones permitan hacer con qu? la evangelizaci?n en Am?rica Latina, en las Islas Caribe?as y, eventualmente, en el mundo entero pueda tener ?xito semejante a aquel que tuvo el testimonio de la sencilla mujer samaritana! ?ste, Eminencias, Excelencias, Reverend?simas y vosotros todos qu? particip?is en esta augusta Conferencia, es el grande voto de la Iglesia Hermana de ?frica.

?Qu? Dios os asista a lo largo de todo el trabajo!

Aparecida, el 14 de Mayo de 2007
+ Francisco Jo?o Silva
Obispo de Chimoio y 2? Vice-Presidente de la SCEAM/ SECAN
Publicado por verdenaranja @ 23:51  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios