S?bado, 26 de mayo de 2007
V Conferencia General de Aparecida - ?En la misi?n lo m?s importante es despertar el coraz?n del hombre, despertar su verdadera humanidad, su ser capaz de preguntarse sobre el sentido trascendente de la vida?: entrevista a Mons. Santoro, Obispo de Pret?polis

Aparecida (Agencia Fides) - Mons. Filippo Santoro Obispo de Petr?polis (Brasil), en una entrevista concedida a la Agencia Fides describe las principales caracter?sticas de la misi?n en Brasil y el tema de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe disc?pulo y misionero.

- ?Cu?les son las caracter?sticas de la dimensi?n misionera m?s relevantes en Brasil?

En primer lugar podemos destacar que es una misi?n en un mundo secularizado, y este es quiz? el aspecto menos desarrollado de nuestra actividad misionera. El mundo actual tiene una gran influencia en toda la vida, influencia la manera de pensar, influencia la manera de decidir y la manera de actuar. En este sentido considero que tienen una importancia particular los movimientos eclesiales, porque ellos dan una especial atenci?n al mundo de la cultura, al mundo del arte, al mundo de la comunicaci?n. Es interesante proponer hoy en d?a una vida nueva, una experiencia nueva. De este modo, los movimientos viviendo en estos contextos, en estos nuevos are?pagos ofrecen la posibilidad de encontrarse con la persona de Cristo y no simplemente con una teor?a, ofrecen una verdadera experiencia de familia, una experiencia de trabajo diferente del que ofrece el mundo secularizado. Como toda realidad que se vive a partir del encuentro con Cristo, desde el encuentro fascinante con Cristo, transforma y las cosas que parecen m?s secularizadas, m?s separadas de Dios, se convierten en instrumentos para la comunicaci?n de la presencia del Se?or.

Junto con la evangelizaci?n del mundo secularizado es evidente la importancia que tiene la misi?n en un medio popular. En este campo es indispensable una misi?n que valore la religiosidad popular, que valore los s?mbolos, los sacramentos y todo aquello que manifiesta el rostro misericordioso y humano de Dios. Tiene tambi?n una importancia extraordinaria la presencia de la Virgen Mar?a, nuestros santuarios marianos, la devoci?n a los Santos, como instrumentos que ayudan para encontrarse con Cristo personalmente.

Junto con estos medios populares no podemos olvidar el ambiente de la cultura. De aqu? la importancia de las universidades cat?licas, de las escuelas cat?licas. Esto constituye un gran desaf?o. Pero como en todos los desaf?os el punto de partida es la irrupci?n del don de Dios, por medio de la fuerza del Esp?ritu, que renueva todo y que transforma toda la realidad desde dentro.

?Cuales son los temas m?s comunes y m?s relevantes de los tratados hasta ahora en la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe?

Lo que me ha parecido m?s importante es el tema de disc?pulos y misioneros, porque ese es el punto de partida que tiene una gran influencia sobre el resto de los temas. Por supuesto, que son importantes los an?lisis, ver la realidad, pero aquello que m?s nos interesa y nos mueve, es mirar el coraz?n misionero. Y antes de indicar c?mo deben trabajar los misioneros, me parece muy importante indicar de d?nde nace el misionero. El misionero no nace de un iniciativa humana, el misionero nace de la irrupci?n del don de Dios en la vida de algunas personas. Y as?, esas personas cambian, esas personas comunican la presencia de Cristo como un hecho actual que transforma la vida, que alumbra nuestra existencia, y que nos da la posibilidad de vivir la realidad con un entusiasmo y una plenitud nueva. De este modo la experiencia del nacimiento del misionero es el punto que determina todos lo dem?s, que determina el enamoramiento y el apasionarse por Cristo. Este punto no est? en nuestras manos, es puro don de la gracia que nosotros reconocemos y precisamente en esta asamblea se est?n abriendo los ojos sobre esos elementos, que son los elementos originarios de la realidad.

Otro aspecto interesante es ver como crece y se desarrolla el disc?pulo. Es necesaria una pedagog?a, un m?todo. Cuando se habla de m?todo, cuando se habla de pedagog?a, debemos tener presente ante todo como actuaba Jes?s: Jes?s despertaba los corazones de las personas y as? debemos actuar nosotros. En el mundo actual muchas veces lo que est? en crisis no es tanto las respuestas cristianas, que nacen de la fe, sino que es m?s bien la cultura dominante, que reduce todo al instinto inmediato y al logro, a tener m?s y que impide al hombre plantearse las preguntas transcendentales. De ah? la funci?n del m?todo que estoy planteando, la importancia de despertar el coraz?n del hombre, de despertar su verdadera humanidad, su ser como hombre capaz de preguntarse sobre el sentido transcendente de la vida. Todo esto no se resuelve con unos simples cursos de formaci?n para los misioneros. Debe ser un m?todo pedag?gico como el que hizo Jes?s y como el que ha realizado la Iglesia por medio de sus Santos. Un m?todo que despierta la humanidad, y que ofrece a Cristo como experiencia, como respuesta a las exigencias de la humanidad. A partir de ah? nace el verdadero inter?s por Cristo que lleva a decir como San Pedro: ?Ad?nde iremos nosotros. S?lo T? tienes palabras de vida eterna?. Es necesario pues llevar a esta convicci?n, de otro modo estaremos dando respuestas que en realidad no responden a los principales interrogantes del hombre. Es necesario ofrecer esta respuesta extraordinaria, impensable y mucho mayor de cuanto pudi?ramos pensar, como es la belleza de la presencia de Cristo vivo en medio a nosotros, capaz de transformaci?n toda la sociedad. (FP/RG) (Agencia Fides 25/5/2007 L?neas: 67 Palabras: 930)
Publicado por verdenaranja @ 0:30  | Entrevistas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios