Viernes, 01 de junio de 2007

VATICANO - El Mes de María - «Merymana»: la Casa de Maria en Efeso

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - En la Bíblia, Jesús sobre la Cruz confió su madre a San Juan Evangelista. En torno al año 37, luego de la muerte de Cristo, San Juan condujo a la Virgen María a Éfeso. Vivió allí hasta el final de sus días, en una pequeña casa (Maryemana evi) construida por Ella sobre Bulbul Dagi (Koressor, Monte Rossignol). Hoy en día es un lugar de peregrinación popular para Cristianos y Musulmanes. Esta casa ha sido reconocida por el Vaticano: se celebra en ella regularmente cada 15 de agosto y en otros tiempos del año. Es una modesta casa de piedra, situada a 8 km de Selçuk (Éfeso) y a 25 km de Kusadasi. Gregorio de Tours (538-597) fue el primero en hablar de una “venerable capilla” situada en lo alto de una montaña en Éfeso: “En la cima de una montaña cerca de Éfeso, hay cuatro muros sin techo. Juan vivió al interior de dichos muros” (Liber Miraculorum I, 30). La casa de la Virgen María fue descubierta en el siglo XIX pro algunos arqueólogos que condujeron sus investigaciones a partir de los escritos de la vidente alemana Anne Catherine Emmerich. La vidente fue beatificada por el Papa Juan Pablo II el 3 de octubre del 2004.

En 1891 los Padres lazaristas Poulin y Jung, del Colegio francés de Izmir en Turquía, y Sor Maria di Grancey, quisieron verificar la autenticidad de las visiones en referencia a Éfeso, a 50 km de Izmir. Gracias a algunas donaciones, la “Casa de María” y la propiedad que la circunda, han sido adquiridas. Hay razones para creer que la capilla bizantina del siglo VII, restaurada en sus fundamentos del siglo I, que llevaba el nombre de “Panaghia-Capulu” (la Puerta de la Santísima), haya sido construida efectivamente sobre los restos de la casa de María.

Desde la proclamación del dogma de la Asunción en el 1950, el gobierno turco abrió un camino que va de Éfeso a la casa de María, de este modo millones de turistas han podido descubrir “Meryemana” (la Madre Maria), como es llamado este Santuario.

Millones de peregrinos católicos, ortodoxos (de Rumania, Grecia, Rusia), protestantes (alemanes, americanos) y anglicanos van a Éfeso. En Éfeso San Juan habría escrito su Evangelio; en la isla de Patmos, a algunos kilómetros de distancia, recibió las revelaciones del Apocalipsis. San Pablo vivió tres años en Éfeso. Las Siete Iglesias del Apocalipsis están todas en la región de Éfeso. Es en Éfeso que en el 431 tuvo lugar el Concilio que declaró que María es Madre de Dios (“Theotokos”), en la primera iglesia en el mundo que le fue dedicada. Lo que puede descubrirse en la casa de Éfeso es emblemático en relación a su Misión maternal de misericordia, de paz, de unidad, de la que quiso dar una prueba al mundo entero, a todos sus hijos.

El Papa Pablo VI fue en peregrinación a la Casa de María el 26 de julio de 1967. El Papa Juan Pablo II se detuvo en este Santuario el 30 de noviembre de 1979. Durante su viaje a Turquía, el Papa Benedicto XVI celebró la Misa en el santuario “Meryemana evi”, el miércoles 29 de noviembre de 2006. (J.M.) (Agencia Fides 31/5/2007; líneas 36, palabras 547)

Links:
La oración en el Santuario de “Meryemana” y algunos pasajes de la homilía de Benedicto XVI en Éfeso, en diversas lenguas
http://www.fides.org/ita/approfondire/preghiere/altre/efeso_2006.html


Publicado por verdenaranja @ 22:46  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios