Viernes, 01 de junio de 2007
El pr?ximo domingo 3 de junio festividad de la Sant?sima Trinidad, se celebrar? en Madrid (Espa?a) la jornada "Madrid con sus misioneros" que este a?o lleva por lema "Iglesia diocesana... sal de tu tierra". Con tal motivo el cardenal de Madrid ha escrito una carta a los misioneros diocesanos y diocesanas. (Fides)

Madrid, 26 de mayo de 2007

Jornada "Madrid con sus misioneros `2007"
Domingo 3 de junio de 2007

"Iglesia diocesana... sal de tu tierra"



A los misioneros
y misioneras diocesanos


Mis queridos misioneros y misioneras madrile?os:

El pr?ximo 3 de junio, solemnidad de la Sant?sima Trinidad, nuestra Iglesia diocesana os dedica, como viene haci?ndolo todos los a?os, la Jornada "Madrid con sus misioneros", y con este motivo os escribo esta carta de comuni?n y de aliento, como testimonio de amor y de la unidad que el Se?or nos concede vivir, con ?l, y en ?l con el Padre y el Esp?ritu Santo, formando un solo Cuerpo, para la salvaci?n del mundo. Con estas l?neas, os env?o, en mi nombre y en el de toda la comunidad diocesana, el testimonio agradecido de nuestro homenaje, porque en vosotros se hace bien visible la respuesta fiel a la llamada, recogida en el lema de la Jornada de este a?o: "Sal de tu tierra", que el Se?or sigue haci?ndonos en su Iglesia, como le hizo a Abraham, "hacia la tierra que te mostrar?". Esa tierra es hoy el mundo entero, y la llamada adquiere toda su fuerza en el mandato misionero de Jes?s a los ap?stoles al subir a los cielos: "Id por todo el mundo y predicad el Evangelio", que vosotros est?is haciendo vida en la primera l?nea de la misi?n.

Quiero tambi?n compartir con vosotros algunos de los beneficios m?s significativos que el Se?or nos ha concedido en este ?ltimo a?o, y tiene primac?a, sin duda, el don inestimable para la archidi?cesis de Madrid, y aun para toda la Iglesia, de la vida, la enfermedad y la muerte del que ha sido nuestro querido Obispo Auxiliar, Monse?or Eugenio Romero Pose, tras diez fecundos a?os de ministerio episcopal. El testimonio de su entrega, verdaderamente martirial, vivida en todo momento, hasta el final, como una bendici?n de lo Alto, es un precioso tesoro que nos ha dejado como herencia, y de modo especial para la acci?n misionera, campo pastoral que ?l ten?a encomendado y al que sirvi? con todo el amor de Dios que rebosaba su coraz?n. Demos gracias a Dios, junto con la ofrenda de nuestra oraci?n por su eterno descanso, en la confianza de que ?l tambi?n intercede por nosotros desde el cielo.

Otro beneficio grande vivido este a?o ha sido la puesta en marcha, en uni?n con las di?cesis hermanas de Alcal? de Henares y Getafe, de la 'Misi?n Joven'', que ha tenido la generosa respuesta de miles de j?venes y adolescentes, y aun de ni?os, que han dado testimonio valiente de Cristo en sus ambientes, y se abre la esperanza de nuevas vocaciones, tambi?n para la misi?n "ad gentes", al sacerdocio y a la vida consagrada. Todos hemos de orar por ello. La Misi?n, como bien sab?is vosotros, no puede detenerse, y todos hemos de continuar alent?ndola.

Quiera el Se?or que la vitalidad de nuestra Iglesia diocesana, queridos misioneros y misioneras, os sirva de est?mulo en vuestra vida y en vuestra hermosa tarea evangelizadora a lo largo y ancho del mundo, del mismo modo que vosotros sois un est?mulo constante para toda la comunidad diocesana que peregrinamos en esta querida tierra madrile?a. A trav?s de vuestras familias y vuestros amigos, y sobre todo a trav?s de nuestro Consejo de Misiones, podemos acrecentar, m?s y m?s, este esp?ritu de comuni?n, que redundar? en bien de todos nosotros, de nuestra comunidad diocesana y de vuestras comunidades misioneras, en bien de toda la Iglesia universal y de todos los hombres.

Que nuestra Madre Mar?a, la Virgen de la Almudena, cuya devoci?n vemos con gozo acrecentarse en nuestra Iglesia diocesana, os bendiga con su poderosa intercesi?n ante su Hijo Jesucristo, para que multiplique cada d?a el gozo de vuestra vida y la fecundidad de vuestros trabajos al servicio del Evangelio.

Con mi saludo cordial y mi bendici?n,

+ Antonio M? Rouco Varela
Cardenal-Arzobispo de Madrid
Publicado por verdenaranja @ 23:01  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios