Lunes, 04 de junio de 2007
"NUESTRA SE?ORA
LA VIRGEN DEL CARMEN"



Esta es la Virgen Santa Mar?a, venerada de antiguo en el Monte Carmelo, a la que se levant? una capilla en torno a la cual se congregaron unos monjes, que tomaron el titulo y nombre de Carmelitas.

El Carmen, bello nombre de resonancias b?blicas y po?ticas en el Cantar de los Cantares, es una entra?able advocaci?n de la Virgen Mar?a que tiene su origen en el Monte Carmelo de Palestina.

El Monte Carmelo es una Sierra al sur de la actual Haifa, cerca de Nazaret, no lejos de Can?, muy celebrado en la Biblia por su hermosura y por haber sido santificado y consagrado por la presencia del gran profeta de Israel, San El?as.

A mediados del siglo XII, un grupo de devotos de Tierra Santa procedentes de Occidente -algunos creen que ven?an de Italia-, decidieron instalarse en el mismo valle que sus antecesores y escogieron como patrona a la Virgen Mar?a.
All? construyeron la primera iglesia dedicada a Santa Mar?a del Monte Carmelo.

Desde su monasterio no quisieron crear una nueva forma de culto mariano, ni tampoco el t?tulo de la advocaci?n respond?a a una imagen en especial. Quisieron vivir bajo los aspectos marianos que sal?an reflejados en los textos evang?licos: concepci?n inmaculada, virginidad, anunciaci?n y maternidad divina.

Estos devotos que decidieron vivir en comunidad bajo la oraci?n y la pobreza, fueron la cuna de la Orden de los Carmelitas, y su devoci?n a la Virgen permiti? que naciera una nueva advocaci?n: Nuestra Se?ora del Carmen.

Aquellos primeros monjes instalados en el valle del Wadi-es-Siah del Monte Carmelo, convivieron bajo una primera regla que obtuvo en 1226 la aprobaci?n del patriarca de Jerusal?n, que se llamaba Alberto, y del Papa Honorio III.

En el mismo siglo XIII, uno de los monjes carmelitas, San Sim?n Stock, recibe de manos de la mism?sima Virgen Mar?a el escapulario. Es a partir de entonces cuando nace la imagen de la advocaci?n de Nuestra Se?ora del Carmen: el Ni?o y la Madre aguantando el escapulario, la figura t?pica de dicha devoci?n mariana.

La historia cuenta que San Sim?n Stock era un gran devoto de la Virgen y que siempre le ped?a un privilegio para su orden religiosa. Despu?s de muchas s?plicas, en el a?o 1251 se le apareci? la mism?sima Virgen llevando en sus manos el escapulario dici?ndole: "?ste ser? el privilegio para ti y para los tuyos. El que muera revestido de ?l, se salvar?".
La Virgen dio a los Carmelitas el escapulario como un h?bito miniatura que todos los devotos pueden llevar para significar su consagraci?n a ella. Consiste en un cord?n que se lleva al cuello con dos piezas peque?as de tela color caf?, una sobre el pecho y la otra sobre la espalda. Se usa bajo la ropa.
El escapulario, junto con el rosario y la medalla milagrosa, es uno de los m?s importantes sacramentales marianos.

La Iglesia ha extendido el privilegio del escapulario a los laicos, que con el paso del tiempo fueron sintiendo la llamada a una vida cristiana m?s comprometida desde la espiritualidad carmelitana. As? se comenz? la cofrad?a del escapulario

Muchos Papas, santos y te?logos cat?licos han explicado que, seg?n esta promesa, quien tenga la devoci?n al escapulario y lo use, recibir? de Mar?a Sant?sima a la hora de la muerte, la gracia de la perseverancia en el estado de gracia (sin pecado mortal) o la gracia de la contrici?n (arrepentimiento). Por parte del devoto, el escapulario es una se?al de su compromiso a vivir la vida cristiana siguiendo el ejemplo perfecto de la Virgen Sant?sima.

El escapulario tiene 3 significados:

El amor y la protecci?n maternal de Mar?a: El signo es una tela o manto peque?o. Vemos como Mar?a, cuando nace Jes?s lo envuelve en un manto. La Madre siempre trata de cobijar a sus hijos.

Pertenencia a Mar?a: Llevamos una marca que nos distingue como sus hijos escogidos. El escapulario se convierte en el s?mbolo de nuestra consagraci?n a Mar?a.

El suave yugo de Cristo: "Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de m?, que soy manso y humilde de coraz?n; y hallar?is des-canso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera". (Mt 11:29-30)

Gracias a la tradici?n de la entrega del escapulario por parte de Mar?a a San Sim?n Stock, la Orden de los Carmelitas sufri? un gran auge, naciendo la imagen de Nuestra Se?ora del Carmen, tal y como la conocemos hoy.

En el siglo XVII, el Papa Pablo V fija el 16 de julio como la fecha para celebrar la fiesta de Nuestra Se?ora del Carmen.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios