Mi?rcoles, 06 de junio de 2007
El Cardenal Enrique y Taranc?n, cuando era obispo de Solsona, public? una pastoral sobre el Escapulario en la que da fe de lo siguiente.


Padre Angel Pe?a O.A.R
www.mariologia.org



En 1938, en plena guerra civil, le toc? asistir espiritualmente a unos hombres que iban a ser ejecutados. Hab?a uno, culto, con una formaci?n cristiana poco corriente, que no quer?a saber nada de confesarse. Despu?s de haberle dedicado media hora, el hombre dijo:

Mire, Padre, yo le agradezco muy sinceramente lo que usted est? haciendo por m?. Comprendo que usted est? pulsando una noche mala por mi causa, ya que usted no ha de: sacar ning?n provecho de que yo me confieso. Yo le estoy sumamente agradecido, pero le suplico que no insista; desde ahora le puedo asegurar que no he de confesarme. Y fui educado cristianamente pero he perdido la fe.

Qued? aturdido de momento; casi sin saber qu? decir. Pero inspirado, sin duda, por la Sant?sima Virgen, me atrev? a proponerle:

? ?Me har?a usted un favor?

? El que usted quiera ?me contesto?, con tal que no me pida que me confiese.

? ?Me permitir?a que le impusiera el Santo Escapulario?

? No tengo ning?n inconveniente. A m? no me dicen nada estas cosas; pero si con ello he de complacerle, puede hacerlo.

Le impuse acto seguido el Santo Escapulario del Carmen y me retir? enseguida a orar por ?l a la sant?sima Virgen. El fue a sentarse en un rinc?n, al extremo de uno de los bancos que hab?a en aquella sala. A?n no hab?an pasado cinco minutos, cuando o? como una especie de rugido y unos sollozos fuertes y entrecortados que me alarmaron. Entr? de nuevo en la habitaci?n y vi a aquel hombre que se me echaba encima llorando inconsolablemente y que me dec?a, en medio de sus l?grimas:

? Quiero confesarme, quiero confesarme. No me merezco esta gracia de Dios. La Virgen me ha salvado.

Poco antes de la ejecuci?n le abraz? y le bes?, mientras dec?a:

? Gracias, padre; gracias por el bien inmenso que me ha hecho. En el Cielo rogar? por usted. Gracias y hasta el Cielo.


Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios