Jueves, 21 de junio de 2007
Art?culo publicado en la revista "Iglesia al d?a" de la Di?cesis de Canarias.

LA PARROQUIA
UNA COMUNIDAD FAMILIAR,
UNA COMUNIDAD DE FAMILIAS


Jos? Antonio Rodr?guez Roca
Secretario General de Pastoral


Cuando m?s cuestionada se encuentra la realidad familiar en la situaci?n actual, m?s se manifiesta la demanda de una vida familiar intensa. La persona necesita para su construcci?n personal plena de maduraci?n, un ?mbito donde desarrollar su capacidad de darse y recibir amor y, como creyente, un espacio ?n?timo donde crecer en la fe. La familia entendida as?, participa del propio ser de la Iglesia, ella misma es "iglesia dom?stica", en el seno y con la misi?n de la Iglesia. Ella es, tanto destinatario como protagonista de la acci?n pastoral de la Iglesia.

La parroquia es el lugar privilegiado, articulado de diversas maneras, de la proclamaci?n de la Palabra de Dios. Por todo ello, la familia cristiana nace, crece y se desarrolla en el seno de una comunidad cristiana, especialmente en la comu?nidad parroquial La parroquia tiene como una misi?n fundamental la animaci?n y el acompa?amiento de las familias y ?stas tienen un protagonismo fundamental en la vida parroquial. Las dimensiones de la misma Iglesia son las que tiene que vivir la familia cristiana: Anunciar la Palabra, celebrar la fe, servir al anuncio del Evangelio y de la Caridad.

La comunidad parroquial tiene que ser por su propio ser una familia, la familia de Dios, pues "el Esp?ritu es tambi?n la fuerza que transforma el coraz?n de la comunidad eclesial para que sea en el mundo testigo del amor del Padre, que quiere hacer de la humanidad, en su Hijo, una sola familia" (Benedicto XVI, DE, 19). Tarea que emprende la comunidad eclesial como sacramento de esa familia universal. Tambi?n la familia por su propia din?mica, sacramental del matrimonio y dom?stica con el resto de miembros de la misma, desarrolla toda su realidad en el seno de la comunidad parroquial. As? nos lo indicaba Juan Pablo II: "Cada Iglesia local y, en concreto, cada comunidad parroquial debe tomar una conciencia m?s viva de la gracia y de la responsabilidad que recibe del Se?or, en orden a la promoci?n de la pastoral familiar... Pero sobre todo hay que reconocer el puesto singular que... corresponde a los esposos y a las familias cristianas, en virtud de la gracia recibida en el sacramento. Su misi?n debe ponerse al servicio de la edificaci?n de la Iglesia" (FC, 70s).

ENCUENTRO DIOCESANO DE FAMILIAS


Nuestro Obispo nos convoca un a?o m?s al Encuentro de Familias de nuestra Di?cesis. Lo hacemos como modo de expresi?n de nuestra fe, ?mbito de compartir la comuni?n diocesana, din?mica de asumir un compromiso. En esta convocatoria, la Iglesia quiere centrarlo en esa realidad tan importante que es el "Vivir en parroquia, vivir en familia".
Vida parroquial y vida familiar est?n intimamente vinculadas, el crecimiento en esta misi?n es un reto siempre renovado de transmisi?n de la fe (objetivo prioritario diocesano), de potenciaci?n del testimonio cristiano y de un nuevo impulso en la actividad evangelizadora de nuestra Iglesia diocesana. De este modo, recogemos el llamamiento que ?ltimamente nos hac?a Benedicto XVI al "llamar la atenci?n de modo especial sobre la relaci?n que hay entre iniciaci?n cristiana y familia. En la acci?n pastoral se tiene que asociar siempre la familia cristiana al itinerario de iniciaci?n" (SC, 19).
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios