S?bado, 23 de junio de 2007

Reproducimos las palabras del Arcipreste de Icod de los Vinos, Tenerife, en el Encuentro Arciprestal de Agentes de Pastoral y Colaboradores Parroquiles que tuvo legar en el municipio de El Tanque el 22 de Junio de 2007.


Gracias a todos, sacerdotes, colaboradores parroquiales, catequistas y miembros de cofradías, que habéis hecho el esfuerzo de acudir a este encuentro arciprestal de final curso pastoral.

El Directorio Pastoral nos dice que el arciprestazgo es “un valioso instrumento para fomentar la fraternidad, la formación y la ayuda entre los sacerdotes que forman parte del mismo, así como para el resto de los agentes de pastoral”. El arciprestazgo es una plataforma privilegiada para la pastoral de conjunto como escuela, hogar y taller. Por parte nuestra debemos hacer de él, como constata el Directorio, “el lugar de la fraternidad sacerdotal, del encuentro de las comunidades parroquiales, del mantenimiento de servicios pastorales comunes”.

La reunión de esta tarde quisiera entrar dentro de esa finalidad: fomentar la fraternidad entre nosotros como miembros de un mismo arciprestazgo, que nos veamos, que nos animemos unos a otros. Que tomemos conciencia que, aunque cada uno de nosotros concrete su actividad apostólica en una determinada comunidad parroquial, sin embargo lo estamos haciendo como miembros de un arciprestazgo y por medio de él con la diócesis.

No vamos solos ni estamos actuando cada uno por nuestra cuenta. Detrás de la acción de cada uno están la coordinación presbiteral, los coordinadores y comisiones arciprestales y el Consejo de Pastoral Arciprestal.

Hemos terminado un curso pastoral y con él también el Plan Diocesano de Pastoral 2003-2007. Se nos convocó para evaluarlo. Afirmaba el Vicario General en aquella ocasión: “La evaluación es la consecuencia natural de poner todos nuestros recursos al servicio del Reino: reflejar los logros, vivirlos como dones de la gracia y descubrir los nuevos retos que esos mismos logros abren al futuro”. Por otro lado se nos ha presentado ya el proyecto del Nuevo Plan Pastoral Diocesano 2007-2011 con el título “Haz memoria de Jesucristo Resucitado”.

El próximo curso empezaremos de nuevo a caminar bajo la guía del Nuevo Plan Pastoral y se nos pedirá a todos el reto y el trabajo de concreción a nuestras realidades arciprestal y parroquial. Queremos y deseamos seguir contando con todos.

En nombre de todos los sacerdotes del arciprestazgo de Icod os damos las gracias por vuestros servicios pastorales por el año que estamos clausurando. Que Dios os bendiga a todos y recompense vuestros trabajos en su viña.

Sebastián García Martín


Comentarios