Domingo, 24 de junio de 2007
Art?culo publicado en la revista "Iglesia al D?a" de la Di?cesis de Canarias, Mayo de 2007, n?mero 204.

UNA PROPUESTA DE PRESENCIA EN LA CULTURA
(UN ESTILO DE HACER LECTURA CREYENTE
DESDE UNA ACCI?N EN LA REALIDAD)


Hace ya tres a?os que nos propusimos llevar adelante una presencia en el mundo cultural de Las Palmas de Gran Canaria con una propuesta de reflexi?n alternativa en torno al pensamiento dominante en muchos ?mbitos de nuestra realidad y especialmente en el mundo de la filosof?a y las ciencias humanas.
Somos tres personas creyentes con la intenci?n de que esto fuera una concreci?n de nuestro compromiso en el ?mbito de la fe y la cultura.


Jos? Alonso Morales. Profesor del ISTIC


Se trata de ir haciendo un hueco a otro estilo de pensamiento donde vaya teniendo carta de ciudadan?a lo teol?gico en el amplio sentido de la palabra precisamente en unos ambientes hostiles o al menos de no valoraci?n e ignorancia de estos planteamientos. Iniciamos unas "Conversaciones de filosof?a" Ha sido una aportaci?n mensual con exposici?n y debate en torno a pensado-res contempor?neos dentro del ?mbito del Aula Manuel Alem?n que tiene como objetivo el di?logo fe cultura en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Se unieron temas de problemas canarios y otros en relaci?n con el terna religioso.

La respuesta se ha concretado ya en el tercer cur?so con un promedio de ochenta personas y en algunos eventos hasta las trescientas. Se a?ade una presencia m?s o menos programada en los medios de comunicaci?n con art?culos, noticias o rese?as de libros.

El curso pasado se inici? un seminario interinsular de unas treinta personas de las dos islas y las dos universidades para trabajar (dos veces al a?o, un d?a entero) te-mas relacionados bajo el t?tulo de "Filosof?a e interculturalidad" donde se van compartiendo reflexiones como: "El otro" pr?jimo, inmigrante, patria, l?mite, frontera, compa?si?n, extranjero, vecindad...

Con el inicio de este curso se ha comenzado un bienio titulado "Repensar el mundo" de seiscientas horas con la acreditaci?n de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y el Instituto Superior de Teolog?a de Las Islas Canarias en la misma l?nea y con los mismos objetivos expresados.

El equipo que inici? la actividad se ha ampliado a siete personas de procedencia variada en creencias y posturas. Todos asumen los objetivos con los que comenza?mos, se trabaja y se planifica toda la actividad en com?n. Los creyentes que estamos en el grupo nos vemos alguna vez para leer por dentro lo que estamos haciendo y situar-nos en las claves de nuestra fe.

LA CERCAN?A DE ALGUIEN QUE NOS ACOMPA?A

Quiero ofrecer una lectura desde claves de fe de esta actividad en la que estamos empe?ados. Detectamos y leemos en lo sucedido, en estos tres cursos, muchos elementos que nos hacen presente la cercan?a de Alguien que nos acompa?a en nuestro camino y sentimos como los de Ema?s que muchas veces "arde nuestro coraz?n" cuando palpamos signos de esperanza. Descubrirnos:



- Que se ha creado un ambiente de reflexi?n y convocatoria.
- Profundizaci?n de temas human?sticos e incluso religiosos.
- Que se han roto muchos prejuicios ideol?gicos
- Se dan debates abiertos desde distintas posturas con respeto a lo diferente.
- Se ha aglutinado un grupo de trabajo que asume responsabilidades.
- A partir de esta experiencia han sido posibles pre?sencias en otras plataformas.
- La oferta se ha prestigiado.
- Se ha creado un ambiente en el contexto canario.
- Hemos o?do expresiones como estas: "Yo no soy creyente pero si los creyentes son los que hacen esto estoy dispuesto a cooperar en lo que sea"; "Me he dado cuenta de los prejuicios en los que estaba metido"; " Es verdad que el ?nico camino no es la raz?n emp?rica. No puedo cerrarme a otros accesos a lo real y a otras dimensiones".
- Hay ilusi?n por hacer algo en un c?rculo de personas.
- Se cuenta con la aportaci?n creyente en muchos temas.
- La convocatoria va aumentando.
- Se ha hecho un hueco a la referencia trascendente.

LA ILUMINACI?N DE LA PALABRA DE DIOS

Damos un paso m?s y en estas huellas descubrimos la iluminaci?n de la Palabra de Dios.

Estamos situados en la ?poca del silencio de Dios, en una ?poca en que se mezclan corrientes y visiones diferentes y donde la condici?n cristiana tiene que ganarse un lugar. As? como Pablo, en su ?poca, entr? en la misma ?gora de Atenas, hemos de hacernos presentes en los espacios actuales de di?logo y confrontaci?n.

La llegada de Jes?s a la realidad jud?a es preparada por el Bautista. Descubrimos que es momento de preparar el camino al Se?or:

"seg?n est? escrito en el profeta Isa?as:
Mira, env?o mi mensajero delante de ti,
el que ha de preparar tu camino.
Voz del que grita en el desierto: preparen el camino al Se?or,
allanen sus senderos...
"Iba Juan vestido con pelo de camello, llevaba una correa de cuero a su cintura y se alimentaba de saltamontes y miel silvestre. Esto era lo que proclamaba: Detr?s de m? viene el que es m?s fuerte que yo."... Yo no soy digno ni de postrarme ante ?l para desatarle la correa de sus sandalias"...(Mc.1,1-3;1,7).

Quitar prejuicios, adaptar lenguajes, afrontar problemas en com?n, conocernos de cerca... eso es preparar el camino al Se?or.

Nos sentimos con la labor del Bautista: precursores en nuestra cultura.
Abrir senderos y detectar huellas del paso de Dios en los pensadores, en los que buscan, en los que descubren e incluso en los que niegan al mismo Dios.

O?mos la llamada a ser una peque?a voz en la in-temperie, en el desierto del mundo. Nos sentimos impulsados a ser luz, sal, grano de mostaza con el riesgo de no ver los resultados. Dice Pablo que "ni el que planta ni el que riega es el que da la fuerza" y "que unos plantan y otros recogen".

Nuestro trabajo es el de preparar el terreno. Es una propuesta modesta y so?amos que vendr?n otros tiempos en que se pueda hacer anuncios m?s expl?citos.
Nos parece que vivimos un adviento con esperan?za, con ilusi?n. El texto de Isa?as nos anima y estamos se?guros que vendr?n tiempos en que todo se va a realizar de una o de otra manera.

"Que hermosos son sobre los montes
Los pies del mensajero que anuncia la paz
Que trae la buena nueva y proclama la salvaci?n Que dice a Si?n: ?ya reina tu Dios!
Tus centinelas alzan la voz cantan a coro Porque ven con sus propios ojos
Que el Se?or vuelve a Si?n" (ls. 52,7-8)

Nos vemos como mensajeros sobre los montes anunciando por medio de los instrumentos a nuestro alcance (ofreciendo esquemas de pensamiento, rompiendo prejuicios, creando puentes) con la confianza de que el Se?or vuelve a Si?n. Que no se ha marchado sino que las nubes lo han ocultado. Como los centinelas, nuestra tarea est? tambi?n en descubrirle en los signos de la vida cotidiana con la convicci?n de que ya est? ah?. S?lo necesitamos abrir bien los ojos y agudizar los o?dos.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios