Mi?rcoles, 27 de junio de 2007
Art?culo publicado en el programa del Quinario del Cristo atado a la Columna, a celebrar del 28 de junio a 2 de Julio de 2007.

Venerable Esclavitud del
Stmo. Cristo a La Columna
Villa de La Orotava

En las puertas
de un Aniversario
1758-2008


Todos estamos acostumbrados a marcar en nuestro calendario las fechas destacadas de los cumplea?os. aniversarios, de aquellas cosas o personas que significan algo importante en nuestra vida. Ciertamente, el paso de los a?os va marcando nuestra trayectoria, y nos congratulamos de llegar hasta cierta edad. o cuando una instituci?n cumple algunos a?os de existencia.

Nos encontramos a las puertas de una fecha hist?rica para todos los que conformamos la Esclavitud del Stmo. Cristo a La Columna. Se van a cumplir 250 a?os desde que se cre? esta hermandad, que ha permanecido activa durante todo este tiempo, formando parte de la historia de la Villa de La Orotava. Un cuarto de milenio cargado de fe y devoci?n hacia nuestra imagen titular, en el que varias generaciones de villeros han mimado esta noble instituci?n, para hacerla llegar hasta nuestros d?as. tal y como la conocemos. Fue en 1758 cuando se crea esta Esclavitud, si bien no se aprueban sus reglas hasta 1759. As? pues, el pr?ximo a?o cumpliremos 250 a?os de historia. Esta efem?ride supone una gran alegr?a para todos los que formarnos esta gran familia, a la vez que un compromiso de continuidad hacia el futuro.

Esta celebraci?n ser? una oportunidad perfecta para echar una mirada atr?s y reconocer el trabajo de todos aquellos que han puesto su granito de arena para hacer que esta devoci?n al Stmo. Cristo, haya pasado de padres a hijos. Hoy somos m?s de ochocientas personas las que conformamos esta Esclavitud, y a nosotros nos corresponde velar para que esta llama que hemos heredado de nuestros antepasados, no s?lo no se apague, sino que arda con mayor luz, para ser testigos del evangelio en nuestra sociedad actual.

Esta efem?ride supone tambi?n un llamamiento a que participemos de todos los cultos programados en este Quinario. Esa ser? la mejor muestra de que somos una hermandad viva, en la que todos nos sentimos invitados a compartir la mesa de la eucarist?a y a vivir unos d?as de encuentro con nuestros hermanos. La festividad del mes de julio es una oportunidad magn?fica para renovar los sentimientos que un d?a nos hicieron dar el paso de entrar en esta Esclavitud y dar testimonio p?blico de nuestra Fe. No olvidemos que Jes?s, nos espera atado a una Columna.

M? Luz Mart?n Hern?ndez
Secretaria

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios