Jueves, 28 de junio de 2007
XXVII Jornadas Nacionales
de Patrimonio Cultural de la Iglesia
Tenerife, 25 al 29 de Junio


Del 25 al 29 de junio tienen lugar en Tenerife las XXVII Jornadas Nacionales de Patrimonio Cultural de la Iglesia con el objetivo de ?Valorar las obras de arte cristiano existentes en las Di?cesis, presentaci?n de su significado religioso; con tal fin se aconseja la formaci?n espiritual y cultural de los ?gu?as? y de la cuidadosa preparaci?n de los medios t?cnicos destinados a la ilustraci?n de tales obras o de vida?

Monse?or Juan Jos? Asenjo, obispo de C?rdoba y presidente de la Comisi?n Episcopal de Patrimonio Cultural, inaugur? las jornadas y durante su intervenci?n se?al? la importancia de tener ?gu?as al servicio de la persona? e hizo una alusi?n a la cantidad de gente que entra en una iglesia sin tener a nadie que le explique lo que est? viendo. El prelado se refiri? a los ?gu?as de casa?, aludiendo a la necesidad de que los gu?as de arte sacro no s?lo est?n bien formados, sino que adem?s tengan fe.

Para ilustrar la poca formaci?n que manifiestan muchos gu?as, el prelado relat? la respuesta que uno de ellos dio a la pregunta de un turista sobre un cuadro de la Virgen Dolorosa. Ante la representaci?n del coraz?n de la Virgen atravesado por una espada, el gu?a dijo que ?al ver a su hijo en la cruz, la Virgen se hab?a suicidado?.

En este contexto, monse?or Asenjo subray? la responsabilidad de la Iglesia y dijo que este tipo de respuestas no se pueden consentir. Asimismo, matiz? que no se debe olvidar la ?identidad? del objeto de arte que se muestra, ni ?ocultar al visitante la belleza infinita de Dios que se manifiesta a trav?s del p?lido reflejo en la obra de arte?.

El responsable de la Comisi?n Episcopal de Patrimonio afirm? que cuando una visita de arte est? ?bien dirigida?, la catequesis surge de ?forma natural?, sin necesidad de ?hacer proselitismo?.

El obispo reconoci? las dificultades a las que se enfrenta la Iglesia para mostrar su patrimonio cultural, sobre todo la sociedad secularizada, ante la que la Iglesia tiene que ser ?hogar de la fe? y ?lugar del Evangelio?, antes que un ?contenedor de objetos decorativos?.

El prelado defendi? la importancia del patrimonio de la Iglesia como un ?medio? que Ella tiene para ?acercarse a la gente alejada de la fe?, y la necesidad de que los ?gu?as de fe? tengan un ?discurso fluido, convincente, claro, alejado del proselitimo?.

?La Iglesia entiende su papel con respecto al patrimonio como camino de acercamiento al hombre?, subray?.

Desde una perspectiva apolog?tica, monse?or Asenjo propuso las ?vidas de los santos? como un recurso de evangelizaci?n?, pues ellos son las verdaderas ?joyas? de la Iglesia, mucho m?s que una custodia o un retablo.

Por otra parte, el obispo se refiri? al turismo como un ?reto para la Iglesia? y lo alab? en cuanto contribuye al crecimiento de la persona y sirve de punto de encuentro en la apreciaci?n de la belleza, seg?n la idea de Benedicto XVI. El turismo, continu? monse?or Asenjo, es ?una aportaci?n para acercarse al otro, para abrirse al mundo, humanizarse y enriquecerse.

En este sentido, mencion? tambi?n las nuevas formas de turismo, todav?a en desarrollo, como las Rutas monacales o de espiritualidad.

Finalmente, el obispo de C?rdoba dijo que ?la belleza del arte sacro es un puente tendido a la verdad y a la bondad, que sale al encuentro de Cristo?.
Comentarios