S?bado, 30 de junio de 2007
Acta de la primera piedra para el comiemzo de las obras de reconstrucci?n del obispado de Tenrife colocada el 29 de Junio de 2007 por el obispo diocesano Don Bernardo ?lvarez Afonso.

En el nombre de la Sant?sima Trinidad

Am?n


EN el Pontificado de Su Santidad el Papa Benedicto XVI, Pastor de la Iglesia Universal; siendo Obispo de S. Crist?bal de La Laguna el Excmo. y Rvdo. Sr. Don Bernardo ?lvarez Afonso; reinando en Espa?a S.M. el Rey Don Juan Carlos I; siendo Presidente en funciones del Gobierno de Canarias el Excmo. Sr. Don Ad?n Mart?n Menis y Alcaldesa de este municipio de La Laguna la Excma. Sra. Do?a Ana Mar?a Oramas Gonz?lez Moro. Hoy d?a veintinueve de Junio del a?o del Se?or de dos mil siete, el Obispo de la Di?cesis bendice y coloca solemnemente la Primera Piedra de las Obras de Rehabilitaci?n de la Sede del Obispado de S. Crist?bal de La Laguna, la Antigua Casa Salazar, implorando la ayuda de Dios, reconociendo a Cristo, El Se?or, como la Piedra Angular de todo cuanto existe, se da inicio, oficialmente, a las obras de dicho hist?rico edificio.

1.- OBJETO

Es objeto la rehabilitaci?n del siniestrado Palacio Episcopal en el casco hist?rico de San Crist?bal de La Laguna. El equipo t?cnico constituido para realizar esta labor est? compuesto por: D. Jos? Miguel M?rquez Z?rate, D. Sebasti?n Mat?as Delgado, D. Aurelio Hern?ndez Mart?nez, arquitectos; D. Alberto Darias Pr?ncipe, catedr?tico de Historia del Arte; D. Juan Francisco Navarro Mederos, arque?logo; Rvdo. Sr. D. Julio Gonz?lez S?nchez, delegado Diocesano de Patrimonio y Rvdo. Sr. D. Jos? Siverio P?rez, conservador Diocesano del Patrimonio Mueble.

Dicha rehabilitaci?n estar? encaminada a mantener las caracter?sticas constructivas tradicionales del edificio. Adem?s, se cuidar?n los aspectos funcionales, ambientales y tipol?gicos, tanto de la antigua Casa Salazar, como del edificio anexo destinado a librer?a, que tambi?n result? devastado por el fuego y, en un futuro inmediato, del pabell?n trasero (edificaci?n existente a demoler) que centralizar? todas las instalaciones el?ctricas, contra incendio y de seguridad de este significativo conjunto arquitect?nico.

La obra civil comprende todo lo correspondiente a la estructura portante de la totalidad de los dos primeros edificios, su cubrici?n, cerramientos, carpinter?as, instalaciones varias, as? como el remate definitivo de las diferentes dependencias que conformar?n la actuaci?n programada.

2.- DESCRIPCI?N DEL EDIFICIO EN EL MOMENTO DE SU DESAPARICI?N

La constituci?n del Palacio Salazar sigue la traza de las grandes casas de tradici?n canaria. Pero, su nobleza arquitect?nica hace que destaque del resto, debido principalmente, a la calidad de los materiales, al mayor refinamiento de las formas y a las novedades constructivas. El edificio lo conforman cuatro cruj?as que dejan al centro un patio, en su parte inferior claustrado y cerrado en la planta alta.

La planta baja estaba ocupada por unos espacios cuyas paredes maestras conformaban grandes lonjas que, por necesidades, se fraccionaron en estancias m?s limitadas. Antes de la reforma de 1979, la cruj?a a la calle San Agust?n ten?a a la izquierda, la secretar?a y el vicariato, y a la derecha el provisorato. En la cruj?a del levante estaban las dos grandes habitaciones habilitadas para el archivo hist?rico, y a continuaci?n las dependencias del ec?nomo. En la cruj?a del fondo, se encontraba las dependencias de catequesis, y en el sector de poniente, el negociado del archivo diocesano con la documentaci?n de mayor uso.

La ?ltima gran reforma de la Sede del Obispado tuvo lugar a finales de la d?cada de los 70 a cargo del can?nigo doctoral Jos? Siverio, el cual potenci? la repristinaci?n de la f?brica. As? fue como logr? reponer las dos columnas p?treas que faltaban en la cruj?a este y que durante un tiempo fueron pies derechos rematados con zapatas.

Por otro lado, se reorganiz? el jard?n, rebaj?ndose su cota con respecto a la galer?a circundante y se ubic? en el centro una fuente. Jos? Siverio, autor del proyecto de la fuente, model? la imagen de la Candelaria siguiendo la antigua tradici?n iconogr?fica.

Tambi?n en esta restauraci?n se corrigi? el corredor abierto que comunicaba las habitaciones de la cruj?a alta del lado oeste.

3.- ESTUDIO, A MODO DE PROYECTO BASE, DE LOS ESPACIOS, SECTORES O AMBIENTE CON LOS QUE LA NUEVA F?BRICA CONTAR?.

La actuaci?n propuesta recupera los espacios esenciales de la antigua Casa Salazar. Especialmente se conserva lo tipol?gico de esta digna construcci?n como la fachada, las cubiertas originales, sus patios, la escalera principal y la de servicio as? como las galer?as, abierta en planta baja y cerrada en planta alta, que recorren las naves en torno a tres de los lados que conforman su patio central de dos alturas y que vertebran en el tiempo los diferentes usos de sus dependencias. En la actualidad se destinan a un uso administrativo.

Se propone que los espacios comunes que conforman la planta baja (vest?bulo de llegada, patios y galer?as) se incorporen a los itinerarios de visita de la ciudad y que puedan ser recorridos en peque?os grupos sin interferir la intensa actividad diaria que se desarrolla en el edificio, muestra de la enorme vitalidad que tiene este Conjunto Hist?rico.

Para ello se ha establecido un programa de necesidades en el que principalmente se potencia el uso dominante de tipo administrativo de la nueva f?brica, resaltando los espacios privados, de trabajo y recepci?n del Sr. Obispo en la planta alta y las Vicar?as y atenci?n al p?blico en la planta baja. En este caso, hay que destacar el servicio de Librer?a Diocesana y objetos religiosos como actividad dirigida a visitantes externos y personal de la casa. La misma se ubica en edificio anexo a la antigua Casa Salazar, conectada interiormente, en su planta baja, a trav?s del ala derecha de aqu?lla y tambi?n en su tercera planta para facilitar el acceso a los torreones y cubierta entre ambos que remata la fachada del Palacio o edificio principal.

Pero, el objetivo funcional de esta intervenci?n es el de recuperar las dependencias administrativas del edificio siniestrado, potenciarlas en su nueva distribuci?n, actualizarlas en tecnolog?a y mobiliario proporcion?ndoles el confort ambiental y lum?nico que hoy se requiere para el desarrollo de un trabajo eficaz.

La organizaci?n de los servicios en planta baja se establece bajo el criterio de proximidad al acceso principal de tal forma que los que atiendan al mayor n?mero de usuarios se ubicar?n inmediatos al vest?bulo de llegada, cuya amplia galer?a con la que conecta y que bordea en tres de sus lados al patio central facilite las correspondientes circulaciones en torno al mismo, vertebrando las conexiones con la planta alta y con el resto de los patios, como el lateral y el trasero.

4.- ALCANCE DE LAS OBRAS PROPUESTAS

Toda la obra contemplada por el proyecto se considera imprescindible para logar rehabilitar los edificios siniestrados, devolviendo a este conjunto arquitect?nico la habitabilidad requerida par su destino administrativo, aportando la seguridad estructural perdida y proporcion?ndoles los medios precisos para la detecci?n y lucha contra un posible fuego accidental, no intencionado, mediante eficaces instalaciones inmersas en soluciones constructivas de apariencia tradicional, concordante con el m?ximo grado de protecci?n, sin que interfieran ni alteren el estilo art?stico y la est?tica del edificio, y todo ello sin que se vea mermada la seguridad global requerida.

La obra que se propone realizar recupera fielmente la disposici?n de los vol?menes primigenios que defin?an este conjunto arquitect?nico de singular importancia en el casco hist?rico de la ciudad. Para ello, entre otras cosas, se cuenta con valiosa informaci?n fotogr?fica y documental. Adem?s, se han realizado diversas catas y un detallado estudio m?trico y pormenorizado del edificio, con dibujo de las soluciones adoptadas

5.- EMPRESA ADJUDICATARIA

Las obras de reconstrucci?n de la sede del Obispado han sido adjudicadas a la empresa V?ctor Rodr?guez e hijos y dar?n comienzo el d?a 29 de Junio de 2007, teniendo un plazo de ejecuci?n de 20 meses y un presupuesto de seis millones doscientos mil euros m?s IGIC. Es de destacar que el comienzo de los trabajos para devolver a la sede del Obispado su antiguo aspecto coincide con el segundo aniversario del d?a en que se hizo p?blico el nombramiento de Don Bernardo ?lvarez Afonso como obispo electo de la Di?cesis de San Crist?bal de La Laguna.

En el transcurso de esta ceremonia, en la que recordamos el valor del edificio como Sede del Obispado y edificio patrimonial, tras la bendici?n de la Piedra se depositan, bajo esta tierra, unos ejemplares de la prensa local del d?a de hoy, monedas de curso legal en la Uni?n Europea, una copia de la memoria del Proyecto arquitect?nico, una copia del Convenio de Colaboraci?n entre el Obispado de Tenerife, el Gobierno de Canarias, el Excmo. Cabildo Insular de Tenerife y el Excmo. Ayuntamiento de San Crist?bal de La Laguna, y esta acta firmada por el Sr. Obispo D. Bernardo ?lvarez Afonso, y los representantes de las instituciones p?blicas.

Tras la firma de esta Acta se procede a sellar la Primera Piedra con la alegr?a y benepl?cito de los fieles cristianos que han participado en la celebraci?n, cuya esperanza est? puesta s?lo en Dios, y con la invocaci?n de la Madre de Cristo, Madre de este pueblo, y de los santos ap?stoles Pedro y Pablo.

De lo que yo, Norberto-Vicente Garc?a D?az, como Canciller y Secretario General de la Di?cesis de San Crist?bal de La Laguna, para la memoria hist?rica de lo que hoy aqu? ha acontecido, doy fe, y que sea todo para mayor gloria de Cristo. Am?n.

Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo

D. Bernardo ?lvarez Afonso

Gobierno de Canarias

Ilmo. Sr. D. Francisco Brito Navarro

Cabildo Insular de Tenerife

Excmo. Sr. D. Ricardo Melchior Navarro

Ayuntamiento de San Crist?bal de La Laguna

Excma. Sr. Do?a Ana-Mar?a Oramas Gonz?lez Moro

Equipo T?cnico

Ilmo Sr. D. Norberto-Vicente Garc?a D?az

Canciller ? Secretario General

Comentarios