Domingo, 01 de julio de 2007
01 Julio (ACI).- Este medio d?a miles de fieles y peregrinos de todas partes del mundo se reunieron en la Plaza de San Pedro para rezar el ?ngelus dominical con el Papa Benedicto XVI, quien al introducir la oraci?n mariana record? que la verdadera libertad cristiana es aquella que nos permite donarnos hasta las ?ltimas consecuencias.

?Libertad y seguimiento de Cristo? fue el tema que, a partir de las lecturas b?blicas de la misa de hoy, el Santo Padre escogi? que ?Jes?s, sabiendo que en Jerusal?n lo espera la muerte de cruz, y que por obediencia a la voluntad del Padre se ofrece a s? mismo por amor,? realiza la propia libertad como conciente opci?n motivada por el amor?.

??l no vivi? su libertad como arbitrio o como dominio. La ha vivido como servicio. De este modo ha ?llenado? de contenido a la libertad, que de otro modo quedar?a ?vac?a? posibilidad de hacer o de no hacer algo?, dijo el Papa.

El Pont?fice resalt? que ?la libertad toma su sentido del amor? y afirm? que ?la libertad cristiana es don de s? hasta el sacrificio de la Cruz?.

Ante la paradoja del culmen de la libertad del Se?or que se realiza ?en la cruz como v?rtice del amor? el Papa agreg? que ?cuando en el Calvario le gritaban: ?Si eres el Hijo de Dios, baja de la cruz?, ?l demostr? su libertad de Hijo permaneciendo en el pat?bulo para realizar hasta el final la ?Quien pertenece a la verdad, no ser? jam?s esclavo de ning?n poder, sino que ser? siempre libre de hacerse siervo de los hermanos?.

Finalmente el Papa exhort? a los fieles a mirar a Mar?a Sant?sima, ?humilde sierva del Se?or, la Virgen es modelo de persona espiritual, plenamente libre porque inmaculada, inmune al pecado y toda santa, dedicada al servidio de Dios y del pr?jimo?.
Comentarios