Jueves, 12 de julio de 2007
Los Obispos de Colombia reunidos en Asamblea Plenaria han emitido un comunicado, firmado por Mons. Luis Augusto Castro Quiroga, Arzobispo de Tunja y Presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, en el que condenan y rechazan este nuevo atentado contra la vida, despu?s de la noticia del asesinato de 11 diputados que estaban secuestrados por las FARC-EP desde hacia cinco a?os.

Comunicado de la LXXXIII Asamblea plenaria del
Episcopado Colombiano


1. Los Obispos cat?licos de Colombia registramos con profundo dolor la noticia del asesinato de los Diputados del Valle del Cauca, quienes permanecieron secuestrados por las FARC-EP por m?s de cinco a?os.

2. Condenamos y rechazamos este nuevo atentado contra la vida, de la cual todos somos responsables. El secuestro es una de las peores formas de violencia, un crimen de lesa humanidad que afecta no solo a la persona del secuestrado, sino tambi?n a su familia, a su entorno, en fin, a todo un pa?s.

3. Con sentido de solidaridad acompa?amos a las familias que hoy sufren por el absurdo final de la existencia de uno de sus seres queridos. De la misma manera compartimos con los familiares de quienes siguen injustamente privados de la libertad, su angustia y esperanza.

4. Ante el profundo desprecio por la vida, proclamamos una vez m?s su car?cter sagrado en cuanto proviene del mismo Dios. Proclamamos y defendemos la dignidad y los derechos inalienables de la persona humana, entre ellos, el de la libertad en sus diferentes formas.

5. Exigimos la liberaci?n sin condiciones de todos los secuestrados y secuestradas.

6. Reiteramos el ofrecimiento de nuestros buenos oficios para la entrega de los cuerpos de los Diputados asesinados y del Mayor Guevara Castro quien falleci? en cautiverio el 28 de enero del 2006. Este es un imperativo de humanidad que mitiga en parte, la pena y el dolor de los familiares.

7. Pedimos insistentemente al Gobierno Nacional la realizaci?n de un acuerdo humanitario que permita el regreso a sus hogares sanos y salvos de todos los injustamente privados de la libertad. Las FARC-EP deben comprender el clamor de todo el pueblo colombiano. Estaremos atentos y disponibles para facilitar dicho acuerdo.
8. Renovamos nuestro compromiso de trabajar con las comunidades para seguir buscando aut?nticos caminos de perd?n, reparaci?n, reconciliaci?n y verdad.

9. Sentimos hoy la urgencia de convocar a todos colombianos para que denunciemos y rechacemos todos los cr?menes e injusticias que est?n destrozando paulatinamente la convivencia y el tejido social. Es hora de superar el miedo, la indiferencia, el ego?smo, que nos hacen insensibles ante el dolor ajeno y el conformismo propio de las v?ctimas sin esperanza.

10. Convocamos a nuestros fieles y a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a expresar p?blicamente sentimientos de solidaridad y un grito de rechazo a toda forma de violencia, venga de donde viniere. Abrimos nuestros templos para que todos podamos pedir al Pr?ncipe de la paz, Jesucristo, esa paz que tanto anhelamos.

Desde Bogot? estaremos acompa?ando a nuestras Iglesias particulares en la Eucarist?a que concelebraremos todos los Obispos en la Catedral Primada a las 12:00 del d?a, del jueves cinco de julio.

11. Con Benedicto XVI proponemos estas consignas de paz:

- En la verdad, la paz
- La persona humana, coraz?n de la paz
- La familia humana, comunidad de paz.

Que Nuestra Se?ora de Chiquinquir?, Patrona de Colombia, nos acompa?e en el dolor y nos ayude a abrir nuevos caminos de esperanza y paz.

Bogot?, D.C., 4 de julio de 2007


+ Luis Augusto Castro Quiroga
Arzobispo de Tunja
Presidente de la Conferencia Episcopal
Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (2007-07-05)
Publicado por verdenaranja @ 0:18  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios