Domingo, 15 de julio de 2007
ZENITPublicamos las palabras que pronunci? Benedicto XVI el domingo, 15 de Julio de 200 a mediod?a, antes y despu?s de rezar la oraci?n mariana del ?ngelus.

El encuentro de oraci?n, con un marcado car?cter festivo, junto a numeros?simos fieles y peregrinos, tuvo lugar en Castello di Mirabello, pr?ximo a la villa donde reside el Papa en Lorenzago di Cadore ?en los Dolomitas de Belluno- durante este per?odo de descanso, hasta el 27 de julio.

Queridos hermanos y hermanas:

Doy gracias al Se?or que tambi?n este a?o me ofrece la posibilidad de pasar algunos d?as de descanso en la monta?a, y estoy agradecido a cuantos me han acogido aqu?, en Lorenzago, en este encantador panorama cuyo fondo son las cimas del Cadore y donde vino varias veces tambi?n mi amado predecesor Juan Pablo II. Dirijo un agradecimiento especial al obispo de Treviso y al de Belluno-Feltre, y a todos los que, de varias formas, contribuyen a asegurarme una estancia serena y provechosa. Ante este espect?culo de prados, de bosques, de cumbres tendidas el cielo, brota espont?neo en el alma el deseo de alabar a Dios por las maravillas de sus obras, y nuestra admiraci?n por estas bellezas naturales se transforma f?cilmente en oraci?n.

Todo buen cristiano sabe que las vacaciones son tiempo oportuno para reposar el f?sico y tambi?n para alimentar el esp?ritu a trav?s de espacios m?s amplios de oraci?n y de meditaci?n, para crecer en la relaci?n personal con Cristo y conformarse cada vez m?s a sus ense?anzas. Hoy, por ejemplo, la liturgia nos invita a reflexionar sobre la c?lebre par?bola del buen samaritano (v. Lc 10,25-37), que introduce en el coraz?n del mensaje evang?lico: el amor a Dios y el amor al pr?jimo. ?Pero qui?n es mi pr?jimo? ?pregunta el interlocutor a Jes?s. Y el Se?or responde dando un vuelco al interrogante, mostrando, con el relato del buen samaritano, que cada uno de nosotros debe hacerse pr?jimo de cada persona que encuentra: ??Ve y haz t? lo mismo!? (Lc 10,37). Amar, dice Jes?s, es comportarse como el buen samaritano. Nosotros sabemos, por lo dem?s, que Buen Samaritano por excelencia es precisamente ?l: a?n siendo Dios, no dud? en abajarse hasta hacerse hombre y dar la vida por nosotros.

El amor es por lo tanto el ?coraz?n? de la vida cristiana; de hecho, s?lo el amor, suscitado en nosotros por el Esp?ritu Santo, nos hace testigos de Cristo. He querido volver a proponer esta importante verdad espiritual en el Mensaje para la XXIII Jornada Mundial de la Juventud, que se har? p?blico el pr?ximo viernes, 20 de julio: ?Recibir?is la fuerza del Esp?ritu Santo, que descender? sobre vosotros, y ser?is mis testigos? (Hechos 1, 8). ?ste es el tema sobre el cual, queridos j?venes, os invito a reflexionar en los pr?ximos meses, para prepararos a la gran cita que tendr? lugar en Sydney, en Australia, dentro de un a?o, justamente en estos d?as de julio. Las comunidades cristianas de esa amada naci?n est?n trabajando activamente para acogeros y les estoy agradecido por los esfuerzos organizativos que est?n realizando. Confiemos a Mar?a, a quien ma?ana invocaremos como Virgen del Monte Carmelo, el camino de preparaci?n y el desarrollo del pr?ximo encuentro de la juventud del mundo entero, al que os invito, queridos amigos de cada Continente, a participar numerosamente.

[Tras rezar el ?ngelus, el Papa salud? a los peregrinos. En italiano dijo:]

Me alegra saludar uno a uno a los obispos presentes: monse?or Andrich, obispo de Belluno-Feltre, monse?or Mazzocato, obispo de Treviso, monse?or Magnani, obispo em?rito de Treviso, y monse?or Pasqualotto, obispo auxiliar de Manaus, en Brasil, originario de Treviso. Aseguro una especial oraci?n para ellos y para el camino pastoral de las respectivas comunidades diocesanas.

Saludo a los presidentes de la regi?n de Veneto y de la provincia de Treviso, y a los responsables de importantes instituciones locales.

Dirijo mi pensamiento a los sacerdotes y a los di?conos permanentes; a los educadores y a los seminaristas del Seminario de Treviso, junto a sus familiares; a los representantes de los Institutos de vida consagrada y de las diversas agregaciones laicales, entre ellas Acci?n Cat?lica, los Scout y los Movimientos eclesiales; a los diversos colaboradores de organismos diocesanos y de las escuelas cat?licas. Con gran afecto saludo finalmente a los ni?os y j?venes que est?n viviendo su ?campamento-escuela? aqu?, en Cadore.

[Despu?s de reiterar su saludo, dijo en alem?n:]

Que el tiempo libre de las vacaciones nos ayude a profundizar en el v?nculo con Dios y con las personas que tenemos cerca. No dejemos escapar esta oportunidad. Os deseo felices vacaciones y os imparto mi bendici?n de todo coraz?n.

?Gracias de nuevo por haber venido! ?Feliz domingo a todos!

[Traducci?n del original pluriling?e realizada por Zenit.
? Copyright 2007 - Libreria Editrice Vaticana]
Publicado por verdenaranja @ 23:39  | Habla el Papa
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios