Lunes, 23 de julio de 2007
Punto sacado del folleto "La financiaci?n de la Iglesia Cat?lica en Espa?a" de Fernanado Gim?nez, EDICE - Madrid 2007


El Asunto del Patrimonio

La Iglesia Cat?lica en Espa?a es depositaria de un importante patrimonio cultural. Dichos bienes han ido surgiendo en el seno de la Iglesia a lo largo de los veinte siglos de presencia de la Iglesia Cat?lica en nuestro pa?s.
Se trata de bienes creados o recibidos por distintas Instituciones de la Iglesia, que han conservado y siguen en parte utilizando para el culto, la evangelizaci?n y la difusi?n de la cultura. Es decir, este patrimonio cultural no se plantea nunca como una riqueza en s? misma, sino destinada al cumplimiento de los fines propios de la Iglesia, al culto y a la evangelizaci?n. Las fachadas de las catedrales, los retablos, las im?genes, han representado durante siglos un magn?fico instrumento e transmisi?n de la fe, y a?n siguen si?ndolo.

Dicho Patrimonio, lejos de constituir un tesoro econ?mico o fuente de negocio, como algunos piensan, se ha planteado siempre como un servicio a los dem?s, es un tesoro cultural para todos, pero en ning?n caso un tesoro "econ?micamente rentable"9. M?s bien todo lo contrario.
La Iglesia, como depositaria de ese patrimonio, debe hacer frente a importantes gastos de rehabilitaci?n y de mantenimiento ordinario, que no puede obviarse. Es cierto que existen importantes programas nacionales y auton?micos que colaboran en planes de rehabilitaci?n, pero el peso del mantenimiento y de la puesta en disposici?n del uso de dichos bienes recae fundamentalmente en la Iglesia.
Adem?s, hay que tener en cuenta que al margen de los fines religiosos propios de dichos bienes, es incues?tionable el valor o inter?s cultural de los mismos. Para hacerse una idea de lo que estamos hablando, basta con enumerar las clases en que puede ser distinguido el patrimonio cultural de la Iglesia10:

1) Patrimonio Monumental. Se tratar?a de:

? Patrimonio Inmueble: Catedrales, Iglesias, ermitas, etc.

? Patrimonio Mueble: En el que destaca, de manera especial, las im?genes, esculturas, pinturas, objetos lit?rgicos, ornamentos, etc. Gran parte de este patrimonio est? catalogado en Museos Diocesanos o se expone peri?dicamente en eventos como las "Edades del Hombre", etc.

2) Patrimonio Documental. Se trata de documentos de todo tipo, reunidos en archivos.

3) Patrimonio Bibliogr?fico. Constituido por las Bibliotecas, algunas de ellas de una gran importancia.

4) Patrimonio Arqueol?gico. Conformado por todos aquellos bienes, muebles e inmuebles, susceptibles de ser analizados y estudiados con m?todos arqueol?gicos.

5) Patrimonio Etnol?gico. Se trata de aquellos bienes muebles e inmuebles, as? como los conocimientos y actividades que han sido y son, de hecho, una expresi?n de la cultura tradicional en sus aspectos materiales, sociales o espirituales (tradiciones, romer?as, fiestas, escenificaciones, etc.).

Realizar una valoraci?n de lo que supone para la sociedad el mantenimiento y conservaci?n de todo este patrimonio es tarea imposible, pero es evidente que no se puede concebir nuestro pa?s sin este patrimonio cultural.

Desde el punto de vista econ?mico el citado patrimonio cultural es, en muchos casos, una fuente importante de ingresos para la sociedad. Pensemos, por ejemplo, en todos los ingresos indirectos que genera el patrimonio monumental en ciudades como Toledo, Burgos, Le?n, etc. El beneficiario econ?mico final de los mismos son las empresas del ?mbito tur?stico, restauraci?n, tiendas, etc., circunstancia de importancia vital en algunas localidades. Es toda la sociedad la que se beneficia del esfuerzo de mantenimiento de todo el patrimonio cultural que obra en manos de la Iglesia.



8. M.A. SANCHO, "El Patrimonio Cultural de la Iglesia". P?g. 16. Eds. Munilla-Leria. Trabajo incluido en el master de Restauraci?n y rehabilitaci?n del Patrimonio de la Universidad de Alcal?.

9. D. IGUALEN BORAE, Mons. Dami?n. "La Iglesia y su patrimonio cultural". Editorial EDICE. Madrid 1984. P?g. 23.

10. C. CORRAL e L ALDANONDO, "C?digo del Patrimonio Cultural de la Iglesia". Editorial EDICE. Madrid 2001. P?g. 24 y ss.

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios