Mi?rcoles, 25 de julio de 2007
Art?culo publicado en la revista de la Di?cesis de Tenerife, JUNIO 2007, n?mero 76, como complemento al art?culo "La Tumba perdida de Jes?s".

EL OSARIO DE SANTIAGO, una mentira de largo recorrido


En el a?o 2002 sali? a la luz un osario con la inscripci?n: "Jacob [Santiago], hijo de Jos?, hermano de Jes?s". En ese a?o Jacobovici, subdirector de La tumba perdida de Jes?s, p?blicamente apoy? la supuesta autenticidad.

Discovery Channel, la BBC y otros le dieron credibilidad como si fuera algo ya cient?ficamente comprobado. Algunos dijeron que este hallazgo pon?a en duda la doctrina cat?lica sobre la virginidad de Mar?a.

Pero el presunto osario de Santiago result? ser un fraude. Los 15 miembros de la Autoridad de Antig?edades de Israel demos?traron por encima de toda duda que el osario descubierto era en realidad una falsificaci?n moderna. As? lo determin? el director de Antig?edades de Israel, Shuka Dorfrnan, quien anunci? en junio de 2003: "El osario es real. Pero la inscripci?n es falsa. Lo que significa que alguien cogi? una caja real y labr? la escritura en ella, probablemente para darle una importancia religiosa". Lamenta?blemente los medios de comunicaci?n que tan ampliamente propagaron el enga?o, no hicieron casi nada por rectificarlo. Tampoco Jacohivici se ha retractado nunca de su apoyo a aquel fraude.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios