Jueves, 26 de julio de 2007
Carta Pastoral del Arzobispo de Santiago de Compostela Juli?n Barrio Barrio en la Festividad de la Virgen del Carmen

MAR?A EUCAR?STICA

Queridos diocesanos:

Al llegar el mes de julio, como Pastor de esta Iglesia compostelana siento el gozoso deber de comunicarme con vosotros, hombres del mar, y con vuestras familias para transmitiros mi afectuoso saludo y mis deseos de paz y prosperidad en el convencimiento de que se suscitan en vuestra alma sentimientos hondamente religiosos en la cercan?a de la fiesta de vuestra Patrona.

Desde hace alg?n tiempo, se percibe que se han ido relativizando poco a poco temas tan transcendentales como la defensa de la vida, el valor y la naturaleza del matrimonio, y la pureza de las costumbres cristianas, cayendo en un neopaganismo. Sin la visi?n cristiana no se puede entender nuestra cultura. Por eso es necesario redescubrir la profundidad y la belleza de nuestra fe.

Queridas gentes del mar, la celebraci?n de la Virgen del Carmen es una buena ocasi?n para hacer memoria de los contenidos de nuestra fe para iluminar desde ella los muchos recuerdos de vuestra vida gastada en los trabajos del mar. Los que hab?is nacido en los pueblos de la costa, hab?is vivido de manera especial, siendo ya ni?os, esa sentida devoci?n a la Virgen del Carmen en el regazo de vuestras madres; ellas os han ense?ado a descubrirla y amarla.

Las madres han sido nuestras primeras y grandes catequistas. Mientras viven entre nosotros, sentimos a trav?s de ellas, el referente m?s cercano de la Madre del Se?or y Madre nuestra, la Virgen Mar?a. Es oportuno recordar aqu? los versos que el poeta Juan Ram?n Jim?nez escribi? a su madre: ??Madre, nido?siempre c?lido! / Despertar santo? / Madre y hermanos? / Te digo al llegar Madre, / que tu eres como el mar? / que aunque las olas de tus a?os / se cambien y se muden? / siempre es igual tu sitio / al paso de mi alma?/ ?Qu? bien le viene al coraz?n / su primer nido! / ?Con qu? alegre ilusi?n torna siempre volando a ?l!?. Del tierno y siempre c?lido regazo de nuestra madre progenitora pasamos al regazo de Mar?a, y sentimos la ternura y cari?o de ella. ??Cantad, hijos, cantad! Tenemos una Madre que no muere jam?s??, as? lo han transmitido nuestros antepasados.

Mar?a eucar?stica

En la Asamblea Nacional del Apostolado del Mar, celebrada en Las Palmas de Gran Canaria los d?as 19 al 22 de abril pasado, se escogi? como lema para esta fiesta: ?Mar?a Eucar?stica?. No podemos separar a Mar?a del sacramento de la Eucarist?a. Podemos decir que la Virgen Mar?a, es la ?Madre Eucar?stica? de la Iglesia, y as? debe ser venerada, recordando que en el sacramento de la Eucarist?a recibimos el Cuerpo y Sangre de su Hijo. El magisterio de los Papas as? nos lo refleja. En la exhortaci?n apost?lica ?El Sacramento del Amor, el Papa Benedicto XVI, refiri?ndose a la relaci?n entre la Eucarist?a y la Virgen Mar?a, escribe: ?Cada vez que en la liturgia eucar?stica nos acercamos al Cuerpo y Sangre de Cristo, nos dirigimos tambi?n a Ella, que adhiri?ndose plenamente al sacrificio de Cristo, lo ha acogido para toda la Iglesia? . Por su parte el Siervo de Dios Juan Pablo II, quien tanto am? a la Virgen Mar?a desde su juventud y a quien dedic? sus m?s esforzados desvelos a lo largo de su vida, escribi?: ?Si queremos descubrir en toda su riqueza la relaci?n ?ntima que une Iglesia y Eucarist?a, no podemos olvidar a Mar?a, Madre y modelo de la Iglesia? Mar?a puede guiarnos hacia este Sant?simo Sacramento porque tiene una relaci?n profunda con ?l? Puesto que la Eucarist?a es misterio de fe, que supera de tal manera nuestro entendimiento que nos obliga al m?s puro abandono a la palabra de Dios, nadie como Mar?a puede ser apoyo y gu?a en una actitud como ?sta? Con la solicitud materna que muestra en las bodas de Can?, Mar?a parece decirnos: no dud?is, fiaros de la Palabra de mi Hijo. ?l, que fue capaz de transformar el agua en vino, es igualmente capaz de hacer del pan y del vino su cuerpo y su sangre? .

Si amamos a la Virgen debemos amar tambi?n la Eucarist?a y acercarnos con coraz?n humilde y entregado a recibir este Sacramento de nuestra salvaci?n. Los hombres de la mar am?is con amor filial a la Virgen del Carmen. Para vosotros es la Auxiliadora, la Abogada, el Puerto seguro donde todos encontramos abrigo y serenidad en medio de las tempestades de nuestra vida. El Concilio Vaticano II, nos ense?a que ?en la Santa Iglesia, Mar?a ocupa el lugar m?s alto despu?s de Cristo y el m?s cercano a nosotros? . De nuevo acudimos a la belleza de la palabra para vislumbrar el misterio, recurriendo al genio del poeta D?maso Alonso que en esta forma cantaba a la Madre de Dios y Madre nuestra: ?Que dulce sue?o en tu regazo, Madre? / en quien Dios se posa como en el aire del est?o, / en un enorme beso azul / ?Oh T?, primer?sima y extra??sima creaci?n de amor!... Madre? dormir quiero en tus brazos?hasta que en Dios despierte!

Felicitaci?n

Mi m?s sincera felicitaci?n a todos los hombres del mar en el d?a de su querida patrona la Virgen del Carmen. Os encomiendo cordialmente a la Divina Providencia a vosotros y a vuestra familia; que la Virgen del Carmen os proteja y ampare en todos los momentos de vuestra vida y os d? la abundancia de bienes que vuestro abnegado trabajo se merece.

Santa Mar?a, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores? Necesitamos m?s que nunca tu ayuda: que tus ojos misericordiosos velen por nosotros y nos protejan en la tierra y que de tu mano, un d?a, podamos entrar en el puerto seguro del cielo.

Os saluda con todo afecto y bendice en el Se?or,

+Juli?n Barrio Barrio,

Arzobispo de Santiago de Compostela
Publicado por verdenaranja @ 0:25  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios