S?bado, 28 de julio de 2007
Los obispos de la Provincia Eclesi?stica de Xalapa anunciaron una campa?a de oraci?n durante julio y agosto para pedir que las elecciones locales del 2 de septiembre transcurran en un clima de participaci?n, respeto y paz social.

MENSAJE DE LOS OBISPOS DE VERACRUZ
PROVINCIA ECLESI?STICA DE XALAPA

En torno a los comicios del 2 de Septiembre de 2007
para renovar el Congreso Local y los Ayuntamientos Municipales



1. Ante la inminente jornada electoral del pr?ximo mes de septiembre, los Obispos de la Provincia de Xalapa, saludamos a todos los fieles cat?licos y a todos los actores de la sociedad. Queremos exhortarlos a preparar un proceso democr?tico, limpio y equitativo, del que todos los veracruzanos podamos sentirnos orgullosos, una jornada c?vica ejemplar que deje en todos los municipios de nuestro Estado un clima de respeto, colaboraci?n, armon?a y paz social, que seguramente redundar?n en bien para toda la poblaci?n.

2. Quienes compartimos la fe cat?lica sabemos que no se puede ser un buen cristiano, si no se es un buen ciudadano. Conviene recordar en esta coyuntura la ense?anza del querido Siervo de Dios S.S. Juan Pablo II:

? Los fieles laicos "de ning?n modo pueden abdicar de la participaci?n en la pol?tica, es decir, de la multiforme y variada acci?n econ?mica, social, legislativa, administrativa y cultural, destinada a promover org?nica e institucionalmente el bien com?n" (Christifideles laici, 42). Eso mismo lo subrayaba ya un texto de la Iglesia primitiva refiri?ndose a los cristianos: "El lugar que Dios les ha asignado es tan noble, que no les est? permitido abandonarlo" (Carta a Diogneto, n. 6). Ante Dios, en la oraci?n, el cristiano toma conciencia de su misi?n, discierne las acciones que conviene llevar a cabo y encuentra la fuerza para realizarlas.?

3. En los comicios estamos implicados muy diversos actores y todos debemos participar activamente seg?n nuestra situaci?n. De los candidatos necesitamos plataformas claras y coherentes, as? como un sincero respeto a los contrincantes. De los partidos pol?ticos, la sociedad espera que presenten sus mejores candidatos y eviten campa?as dispendiosas. De los ?rganos electorales, se exige transparencia e imparcialidad. De los medios de comunicaci?n, verdad y equidad. De todos, respeto y colaboraci?n con quienes salgan electos, asumiendo lo positivo que se haya propuesto en la campa?a, sin que importe su procedencia.

4. La sociedad veracruzana merece vivir una democracia m?s aut?ntica y participativa. Anhela tener autoridades que garanticen el respeto irrestricto a los derechos humanos y tengan como prioridad el ejercicio de la justicia social; autoridades que hagan valer el estado de derecho y que se conduzcan siempre en la justicia, superando cualquier intento de corrupci?n; autoridades que sometan la delincuencia dentro de los cauces de la legalidad; pol?ticos que se respeten a s? mismos y ganen la autoridad moral ante el pueblo, no s?lo por haber salido vencedores en el escrutinio final de los votos, sino por ejercer sus funciones buscando primero y, ante todo, el bien com?n.

5. En el caso de la elecci?n de presidentes municipales es importante cuidar que los candidatos y los partidos eviten el juego sucio de los ataques o descalificaciones sin fundamento, que no corresponden a una democracia seria y madura, y que deja adem?s heridas profundas que pasada la contienda dificultan la convivencia social. M?s bien, los candidatos deben distinguirse por propuestas claras, plataformas objetivas y realistas, cuyos compromisos est?n en posibilidad de cumplir. Al final del proceso electoral, todos, candidatos y electores, debemos dejar atr?s los apasionamientos y rivalidades de las campa?as, sum?ndonos constructivamente para conseguir una sociedad m?s justa y solidaria.

6. El voto personal, libre, razonado y secreto es insustituible y es un deber moral de todo ciudadano. Tocar? a los electores discernir entre los candidatos, cu?l re?ne el mejor perfil para el cargo al que es postulado, por ejemplo: su conocimiento de la historia y las reales necesidades del pueblo; la coherencia y honestidad en su trayectoria familiar y pol?tica; su capacidad de di?logo incluyente y capacidad de escuchar a todas las personas sin importar su extracci?n social o partidista; la honestidad y transparencia en el manejo de recursos econ?micos; que sea hombre o mujer promotora de solidaridad y participaci?n; el amor y defensa de los derechos humanos fundamentales, la vida, la libertad de expresi?n y de creencia; la capacidad de involucrar a la sociedad civil, etc.

7. En el caso de los candidatos a las diputaciones del Congreso Local, a quienes tocar? la delicada labor de elaborar leyes m?s justas y actualizadas, ?stos deben dar a conocer con claridad sus convicciones y criterios personales o de partido, en torno a las posibles propuestas legislativas que esperan emprender. En una aut?ntica democracia los legisladores son los representantes de los anhelos, convicciones y valores del pueblo que los elige y a quien deben representar. Ser?a un gran agravio a la democracia representativa, si los ciudadanos fuesen sorprendidos o traicionados por la actuaci?n de sus representantes con leyes contrarias al sentir y a los valores del pueblo. Por ejemplo sobre el derecho fundamental a la vida ? desde su inicio hasta su t?rmino natural -, sobre la familia y el matrimonio, sobre la salud integral de la poblaci?n, especialmente la de los j?venes y ni?os; sobre la impartici?n de la justicia y la protecci?n al estado de derecho, sobre la dignidad de los migrantes?: Todos estos temas y otros m?s son preocupaci?n de los ciudadanos quienes tienen derecho a que se les informe claramente de las convicciones y proyectos de los diferentes candidatos, antes de decidir por qui?n habr?n de votar.

8. Invitamos a los medios de comunicaci?n a dar la informaci?n cierta y oportuna, en torno al proceso y a las diversas opciones de los electores. Invitamos tambi?n a los candidatos de los diversos partidos, a dar a conocer sus propias plataformas a la ciudadan?a y aceptar con generosidad las propuestas de tener di?logos abiertos o debates p?blicos que puedan desarrollarse en un ambiente cordial y respetuoso, con reglas equitativas que ustedes mismos decidan acordar.

9. A nuestros hermanos sacerdotes les recordamos que nuestra mejor aportaci?n a la democracia es haciendo conciencia en nuestros fieles de sus derechos y deberes ciudadanos. Pero, como pastores, estamos llamados a ser factores de unidad y de comuni?n, de reconciliaci?n y de paz, por lo que no es nuestro papel hablar en favor o en contra de ning?n candidato o partido pol?tico en particular; hemos de respetar la libertad de los fieles laicos en sus opciones pol?ticas, dentro de un pluralismo de partidos. De hecho, ning?n partido representa a la Iglesia y los cat?licos pueden militar o dar su voto libremente al partido o al candidato que mejor responda a sus convicciones personales, con tal de que sean compatibles con la ley moral natural y que sirvan sinceramente al bien com?n de la sociedad.

10. Por esta raz?n, como ya lo hemos pedido en otras ocasiones, en las misas y actos propiamente religiosos, as? como en los templos y anexos, se evitar? todo aquello que pudiera ser o aparecer como apoyo a un determinado candidato o partido. Est?n prohibidas, por tanto, celebraciones para pedir el ?xito de una campa?a o dar gracias por el triunfo de un candidato particular. Sin embargo, una vez que las elecciones concluyan y las autoridades queden leg?timamente constituidas, merecen todo nuestro respeto y sabr?n que los cat?licos oraremos por todos ellos en su conjunto, independientemente del partido de origen, para que sean fieles a su compromiso con el pueblo.

11. Por otra parte, debemos fortalecer el voto o sufragio personal, que no se compra ni se vende. El voto no debe ser obtenido mediante sobornos o amenaza de represalias. Todo lo que constituya una forma fraudulenta de obtener el voto, es deshonesto y constituye una falta moral grave, pues se manipula a la persona, hiriendo su dignidad, tanto m?s cuando se especula con la pobreza o la ignorancia de la gente sencilla.

12. Es importante tambi?n respetar y acatar las decisiones del Instituto Electoral de Veracruz (IEV) en su tarea de vigilar para que los procesos electorales sean limpios, transparentes y apegados a la ley, garantizando as? la certeza y credibilidad del resultado de las elecciones. Una vez calificadas las elecciones, esperamos que se sepan superar los sentimientos y pasiones partidistas explicables en el clima de las campa?as, y que se comprenda con madurez que las elecciones son un proceso natural de competencia y selecci?n, donde al final se reconozcan a los ganadores, y nos dispongamos todos a colaborar con las nuevas autoridades para beneficio de la sociedad.
13. Si todos buscamos el bien com?n y cumplimos con nuestro deber personal, todo el pueblo veracruzano habr? resultado ganador.

14. Hermanos y hermanas, los invitamos a orar a Dios, para que nos conceda vivir un proceso transparente y ordenado, con una votaci?n copiosa y madura: que tengamos as? las mejores autoridades para beneficio de nuestra entidad. Que Mar?a de Guadalupe nuestra Madre, y San Rafael Guizar intercedan por nosotros.



--------------------------------------------------------------------------------

1 Siervo de Dios, S.S. Juan Pablo II, Mensaje a la LXXIV Semana Social de Francia, 17 de Nov. de 1999, n? 4.


+ Hip?lito Reyes Larios
Arzobispo de Xalapa

+ Lorenzo C?rdenas Aregull?n
Obispo de Papantla

+ Sergio Obeso Rivera
Arzobispo Em?rito de Xalapa

+ Jos? Guadalupe Padilla Lozano
Obispo Em?rito de Veracruz

+ Guillermo Ranz?huer Gonz?lez
Obispo Em?rito de San Andr?s Tuxtla

+ Luis Felipe Gallardo Mart?n del Campo
Obispo de Veracruz

+ Domingo D?az Mart?nez
Obispo de Tuxpam

+ Rutilo Mu?oz Zamora
Obispo de Coatzacoalcos

+ Eduardo Porfirio Pati?o Leal
Obispo de C?rdoba

+ Jos? Trinidad Zapata Ortiz
Obispo de San Andr?s Tuxtla


FORMULARIO PARA LA ORACI?N


Invitamos a promover en nuestros templos y capillas una CAMPA?A DE ORACION, durante las celebraciones eucar?sticas, horas santas y rosarios comunitarios, durante los meses de Julio y Agosto previos a la elecci?n.

Sugerimos el presente formulario para utilizarse en la oraci?n comunitaria.


OREMOS A DIOS NUESTRO PADRE, DADOR DE TODO BIEN:

? Para que la jornada c?vica del 2 de Septiembre transcurra en un clima de participaci?n, respeto y paz social. Te rogamos, Se?or.

? Para que los ciudadanos cumplamos con nuestra obligaci?n moral de votar.

? Para que en todo Veracruz haya respeto por todos los contendientes y partidos.

? Para que realicemos unas elecciones limpias y apegadas al derecho de todos.

? Para que Dios nos ilumine a los electores y sepamos escoger a los candidatos que mejor garanticen el bien, la justicia y el desarrollo de todos, especialmente de los m?s pobres.

? Para que quienes no salgan favorecidos con el voto mayoritario tengan la madurez de reconocer la victoria de los ganadores y se reintegren constructivamente a las causas del bien com?n.

? Para que todos salgamos ganando, en un mejor desarrollo, unidad y paz.
Te rogamos, Se?or.

SE?OR,

t? que gu?as al universo con sabidur?a y amor, escucha las oraciones que te dirigimos por
nuestro Estado de Veracruz, a fin de que elijamos gobernantes prudentes y honestos, que nos impulsen a la concordia y la justicia, al verdadero progreso y paz para todos.

Por Jesucristo nuestro Se?or. Am?n.
Publicado por verdenaranja @ 0:34  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios