Mi?rcoles, 15 de agosto de 2007
15 Agosto (ACI).- Miles de fieles y peregrinos se reunieron en la Plaza Central de Castelgandolfo para rezar el ?ngelus con el Papa Benedicto XVI, quien en esta ocasi?n, en la Solemnidad de la Asunci?n de la Virgen Mar?a, record? que Mar?a permanece siempre cerca de nosotros.

En sus palabras iniciales el Papa record? que ?la Asunci?n de la Beata Virgen Mar?a? es ?una fiesta antigua que tiene su fundamento en la Sagrada Escritura? que ?siempre presenta a la Virgen Mar?a en estrecha uni?n con su Hijo Divino y siempre solidaria con ?l?.

?Madre e Hijo ?prosigui? el Pont?fice? aparecen estrechamente asociados en la lucha contra el enemigo infernal hasta la plena victoria? y as? como ?la resurrecci?n gloriosa de Cristo fue el signo definitivo de esta victoria, la glorificaci?n de Mar?a en su cuerpo virginal constituye la confirmaci?n final de su plena solidaridad con el Hijo tanto en la lucha como en la victoria?.

Record? tambi?n que en 1950 el Siervo de Dios Papa Pi? XII declar?: ?En tal modo la augusta Madre de Dios? obtuvo el ser preservada de la corrupci?n del sepulcro y, vencida la muerte, como su Hijo ya hab?a hecho, el ser elevada en alma y cuerpo a la gloria del Cielo, donde resplandece cual Reina a la derecha de su Hijo, Rey inmortal por los siglos?.

El Santo Padre hizo notar que ?Mar?a no se ha alejado de nosotros, sino que permanece a?n m?s cercana y su luz se proyecta sobre nuestra vida y sobre la historia de la entera humanidad?.

?Todos necesitamos de su ayuda y de su consuelo para enfrentar las pruebas y los desaf?os de cada d?a; tenemos la necesidad de sentirla como Madre y hermana en las situaciones concretas de nuestra existencia?, concluy? el Papa.
Comentarios