Lunes, 20 de agosto de 2007
Comentario a las leturas del domingo XX del Tiempo Ordinario, publicado en Diario de Avisos el domingo 19 de Agosto de 2007, escrito por el sacerdote Daniel Padilla bajo el ep?grafe "el domingo, fiesta de los cristianos".

La muralla


DANIEL PADILLA


E1 evangelio de hoy me ha recordado aquella obra teatral de Joaqu?n Calvo Sotelo titulada La muralla. La muralla presentaba la angustia de un hombre que, al ver de cerca la muerte por una crisis cardiaca, decide "poner en orden" su vida.

Y confiesa, primeramente al sacerdote que le han tra?do en el apuro, y despu?s a toda su familia, la gran mentira de su vida: "El Tomillar", la mayor finca de regad?o de toda la regi?n, la finca de la que ha vivido toda la familia, no es suya. Ya que ?l, con la colaboraci?n de un desalmado oficial de Notar?a, al que compens? espl?ndidamente, se apropi? de "El Tomillar", que hab?a sido donado por su padrino a un desconocido hijo natural que ten?a.

Y ?sa era su decisi?n actual: ante ese aviso de la muerte, a la que hab?a visto tan cercana, decide devolverlo todo a su leg?timo due?o, poniendo en orden su conciencia.

Pues, bien, amigos, es ah? donde surge "la muralla". Porque todos sus familiares forman ante ?l un muro terrible impidi?ndole dar ese paso hacia la liberalizaci?n total de ese peso que aplastaba su alma. Todos son muy cat?licos, apost?licos y romanos.

Todos le dicen que s?, que re conocen que hizo muy mal falsificando aquellos documentos y apoder?ndose de lo que no le pertenec?a. Pero todos, al mismo tiempo, le dicen que "a lo hecho, pecho". Y que "nada de devoluciones", porque "?de qu? iban a vivir en adelante, con lo bien que viv?an?".

Pues, miren, de eso habla el evangelio de hoy. El seguimiento de Jes?s no es, ni mucho menos, un "camino de paz, sino una divisi?n": "En adelante, una familia de cinco estar? dividida, tres contra dos y dos contra tres: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre". El seguimiento de Cristo es un camino de exigencia y no admite componendas: "No se puede servir a dos se?ores", dijo en otra ocasi?n Jes?s. Y es verdad. La vida no es subirse en una cuerda para hacer equilibrios, contentando a todos. "El que no est? conmigo est? contra m?".

Cualquiera de ustedes sabr?a contar experiencias oportunas y aleccionadoras. El chico o la chica que quieran "vivir su fe" y llevar a la pr?ctica su "compromiso cristiano" y, al mismo tiempo, alterna con un grupo de descre?dos que hacen burla de su religi?n y su moral, comprobar? que "tiene que pasar un bautismo de fuego" y vivir? en angustia "hasta que lo cumpla". El joven o la joven, creyente y pr?cticamente, que accede al matrimonio con alguien que est? en las ant?podas de ese contexto, sabr? que "no ha encontrado la paz, sino la guerra".

Por eso, el cristiano de hoy, y de siempre, necesitar?, cada vez m?s, estudiar su campo de batalla, calcular bien sus posibilidades, revestirse de todo el coraje cristiano y de todas las virtudes. Tal y como recomienda San Pablo.

Pero, sobre todo, necesitar? estar unido a Jes?s por la oraci?n y los sacramentos, ya que "sin El, no podemos hacer nada", porque "el Se?or es nuestra roca y nuestra salvaci?n".
Publicado por verdenaranja @ 23:58  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios