Domingo, 26 de agosto de 2007
Comentaria la las lecturas del domingo xxi del Teiempo Ordinario - C, publicado en Diario de Avisos, bajo el p?grafe "el dominjgo, fiesta de los cristianos".

?Ir,., tirando!


DANIEL PADILLA



"En aquel tiempo, yendo Jes?s camino de Jerusal?n, uno le pregunt?: "Se?or, ?ser?n pocos los que se salvan?"

Reconozco, Se?or, que esa ha sido siempre la cuesti?n que ha preocupado a tus seguidores. Les preocupaba ya a los rabinos, que la discut?an en sus reuniones. Y, aunque el saberse "pueblo elegido" les animaba a creer que ten?an el monopolio de la salvaci?n, posiblemente "la procesi?n ir?a por dentro". Por eso, "aquel" se te acerc? en el camino.

En nuestros d?as no ha variado esa actitud, Se?or. Un enfoque individualista, miope y poco generoso de nuestra condici?n de "seguidores tuyos" ha podido hacer que ?se fuera el gran tema, la gran obsesi?n: "?me salvar?, Se?or?".

No es que la cuesti?n sea una nimiedad. Pero me doy cuenta, Se?or, que acercarme a tus universales y manirrotos planes de salvaci?n con un esp?ritu tan cicatero e interesado, no deja de encerrar una gran pobreza.

Resulta que T?, Se?or, desde toda la eternidad, hab?as so?ado en m?. Y hab?as trazado un proyecto, un croquis concreto, un boceto bell?simo, el cual, con las gracias abundant?simas y apropiadas que T? me ir?as dando, y con mi colaboraci?n a las mis-mas, se podr?a, poco a poco, ir llevando a la realidad. "Este es el modelo so?ado. Pues, si ?l pone su esfuerzo, ese boceto de Dios cobrar? vida".

Pues, he ah? la gran tristeza. Yo, cualquier hombre, dejando a un lado el bello proyecto de Dios, me voy contentando con "ir tirando", con "no comprometerme demasiado", con aceptar una religi?n de cumplimientos "suficientes y m?nimos", incrementando as? el gran pelot?n de los que conciben la religi?n como una mera sociolog?a.

No me resisto a reproducir un bello p?rrafo de Cabodevilla: "?Salvarse, salvarse como sea!" ?No da pena que estemos toda la vida empe?ados en recortar los grandes sue?os paternales y cari?osos de Dios sobre nuestra alma? Hay un atroz ego?smo, una mezquindad pecaminosa en interpretar el programa de este modo, en creer que todo consiste en "salvarse". De ah? toda la repugnante cobard?a de la tibieza, toda esa falsa y sucia prudencia del que pregunta: "?pero llega a pecado mortal?".

?Ay, amigos! Caemos todos en esa postura tan raqu?tica. El alumno que tiene unas espl?ndidas facultades y unos medios envidiables, pero, por no renunciar a los mil coqueteos del ambiente, se contenta con ir trampeando cursos, combinado "junios" y "septiembres". El esposo o la esposa que no llegan nunca a una infidelidad "definitiva", eso no, -"que yo amo a mi esposa m?s que a nadie en el mundo"-, pero que van aceptando "planes", "canas al aire", siguiendo el ritmo de lo que "se lleva"...El cristiano que "no mata, que no roba, que va a misa y comulga", pero tiene cuajada su vida de una interminable retah?la de pecados de "omisi?n"..., son, indudablemente, ejemplos tristes de un vivir chiquito, raqu?tico, enfermizo, muy alejados en sus enfoques de las "esplendideces" con que Dios nos mima y protege.
?Tengo miedo, Se?or, de seguirte as?! ?Y te pido con todas mis ansias que me ayudes a buscar, no meramente "mi salvaci?n", sino "la tuya", la de "tu reino"! Que, de ese modo, "todo lo dem?s se me dar? por a?adidura".
Publicado por verdenaranja @ 20:31  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios