Domingo, 26 de agosto de 2007
Retazos de la historia de los ?ltimos cincuenta a?os de las Fiestas del Carmen de Los Realejos, vividos por M? Auxiliadora Plasencia P?rez y contados como Preg?n en la Fiestas de 2006. Sacados de la publicaci?n del programa de Fiestas de 2007.

Vivencias de las Fiestas del Carmen de los Realejos
Las Camareras de la Virgen


M.a Auxiliadora Plasencia P?rez
Preg?n de las Fiestas de 2006



Se?oras, se?ores en esta noche, en lo m?s ?ntimo de mi coraz?n me encuentro feliz de ser pregonera de nuestro lucero, ese que irradia esa luz celestial, y a quien llamamos Virgen Mar?a en la advocaci?n del Carmelo: Nuestra Se?ora del Carmen, Alcaldesa Honoraria y Perpetua de esta Villa. Ante todo s? que adquiero una gran responsabilidad pero intentar? salir lo m?s airosa posible por tratarse de algo tan querido como es nuestra fiesta, nuestra Virgen y nuestra raz?n de ser.

Har? un recorrido por todo el caminar de estas fiestas tan se?eras en Los Realejos, dar?, si ustedes me lo permiten, pinceladas de todas las cosas importantes que giran alrededor de ellas. Comienzo ya a desglosar este preg?n de nuestras queridas y entra?ables fiestas.

Voy a hacer un poco de historia. Cincuenta a?os atr?s, cuando ya hab?a sucedido el tr?gico y penoso incendio de nuestro siempre recordado convento, morada de Nuestra Se?ora la Virgen del Carmen; las fiestas se siguieron celebrando con la gran ilusi?n de siempre, pues dentro de la desgracia por la p?rdida de aquel entra?able edificio se hab?a cumplido lo que mi madre, como otros tantos realejeros, dec?a: "No se puede quemar" ?ELLA NO! En efecto, Ella no dejar?a a sus hijos realejeros sin su protecci?n, Ella que a cada ni?o que nac?a, una vez bautizado, recib?a en su primera salida. Frente a su altar estas criaturas indefensas recib?an el Santo Escapulario del Carmen para que le sirviera de protecci?n espiritual.

Cuando llegan las fiestas en el mes de Julio, donde est? cualquier realejero, su pensamiento gira alrededor de las "Fiestas del Carmen", que nunca han perdido sus fechas tradicionales: el cuarto domingo de julio era y sigue siendo el d?a principal llamado tambi?n "Domingo de la Octava". El 16 de Julio se ha venido denominando "Fiesta del D?a", que siempre coincide con las del Puerto de la Cruz dedicadas al Se?or del Gran Poder y Nuestra Se?ora del Vuelvo a repetir, los realejeros y devotos donde quiera que se encuentren tienen presentes sus fiestas, no se pueden olvidar de ellas, las llevan en lo hondo de su coraz?n, en su mente y piensan en ese fant?stico atardecer del "Domingo de la Octava".

Ese d?a la Virgen Marinera sale del Santuario para la "Procesi?n de los Marinos", as? la llamamos. Los marinos portuenses que ese d?a la llevan sobre sus hombros, la mecen, la arrullan, la bailan, le gritan, le cantan, le piden. Para ellos es la Se?ora que no se embarca en aguas de la mar, a Ella la lleva la mar humana que la sigue con lealtad y amor. El trayecto que recorre es corto y muy lentamente avanza, con descansos y plegarias. Gritan los marineros "Que suene la plegaria", "Que suene la m?sica" y le cantan coplillas como esta:

La Virgen del Carmen tiene,
Unos zapatitos blancos,
Que se los hizo San Tolmo
Con las velas de su barco.


Estos marineros del Puerto y esas mujeres que la acompa?an, son "FE" de un pueblo que la quiere con todo su coraz?n, y los realejeros y quienes nos visitan ese d?a, les agradecemos a esa gente de la mar su profunda devoci?n hacia "ELLA".
Este d?a las personas que asisten no vienen a la "Fiesta Popular", sino a estar con los marinos que con tanto cari?o no faltan a la cita del "Domingo de la Octava". Ese d?a los grandes protagonistas son la Virgen y sus marinos del Puerto. Se cree que la costumbre de subir estos devotos del Puerto del Cruz fue all? por el a?o I.750, pero lo importante es ver c?mo esa peregrinaci?n continua en el tiempo y es algo imparable.

Puesto que hablamos de procesiones, recordemos que hay otras que son importantes en estas tradicionales fiestas. Digo importante porque visita la Parroquia Matriz de Nuestra Se?ora de la Concepci?n del Realejo Bajo, morada de nuestra querida Virgen durante el tiempo en que se reconstru?a su Santuario. Entra?able por ser la procesi?n m?s antigua y por ser la ?nica imagen en gozar del privilegio de entrar al Templo Matriz por la puerta principal de la nave de la Ep?stola y salir por la de la nave del Evangelio. A su regreso visita La Cascabela y al siguiente domingo visita La Carrera como es costumbre desde el a?o 1979.

Pero punto y aparte es la que se llama "Funci?n de los Proveedores" tambi?n conocida corno "Procesi?n del Lunes del Carmen" o "Procesi?n del Lunes de la Octava". Se celebra misa por la ma?ana y a continuaci?n la procesi?n baja hacia Las Toscas, por la calle Garc?a Estrada, pasando luego por Puerto Franco y la calle del Puerto. Es una procesi?n muy respe?tuosa y tradicional, muy valorada por todos nosotros, es el d?a de los hijos del pueblo. Antes se adornaban las calles y se colocaban mesas que se cubr?an con colchas para los descansos y se le dedicaban loas a la Virgen. Actualmente se adornan con plumas y banderas se dice un serm?n en la Cruz de las Toscas y por la Plaza Garc?a Estrada se le canta la Plegaria.

No se puede leer un preg?n sin recordar algunas vivencias de la infancia personal de cada uno con respecto a las fiestas. Por mi parte recuerdo que comenzaban con la "Bajada de la Virgen" desde su "Camar?n", sobre la plataforma del husillo, descend?a lentamente hasta perderse detr?s del "Altar Tabern?culo". Luego era portada a hombros en sus andas, para colocarla en el lugar donde se proced?a a cambiar sus ropas y colocar sus joyas. En esta operaci?n s?lo pod?an estar "La Camarera" y sus ayudantes, no pod?an estar presentes ni hombres, ni ni?os. Siempre se esperaba a que repicasen las campanas, que indicaban que la Virgen estaba revestida y a continuaci?n se abr?an las puertas del Santuario para alegr?a de todos.

No puedo seguir hablando sin detenerme en comentar la labor de "Las Camareras" y su noble trabajo hacia La Virgen. Estas mujeres tan importantes en el cuidado de la Imagen, sus joyas, sus vestimentas. Eran personas muy respetadas porque de ellas depend?a que la Virgen se mostrara en su mayor hermosura y delicadeza. La historia de dichas camareras la explica per?fectamente el profesor Don Jos? Javier Hern?ndez Garc?a, en su libro "Los Realejos y la imagen de Nuestra Se?ora del Carmen". Nos dice que fue este cargo transmitido entre los miembros de una misma familia, emparentados todos con los patronos de los conventos y titulares del mayorazgo de Gordejuela. Sin embargo, de la primera persona que tenemos constancia que estuvo muchos a?os ocup?ndose de esta labor fue D?a. Margarita Estrada M?dan. Siguiendo con m?s datos, el p?rroco nombra camarera a D?a. Carlota Savatry, nacida en Francia, casada con Don C?ndido Ch?vez hijo de D?a. Margarita. Seg?n parece no se lleg? a ocupar del adorno de la Virgen, pero guard? las pertenencias del ropero y redacta en 1944 el primer inventario de las joyas.

Quien de forma efectiva realiza la funci?n de camarera, heredada de su abuela Do?a Margarita Estrada, fue Do?a Elena Espinosa Ch?vez. Esta se?ora tuvo una verdadera dedicaci?n pues sabiendo el valor art?stico y belleza de la Virgen tuvo una forma muy personal de revestir la imagen, dejando el contorno del rostro libre de los encajes que, hasta entonces lo manten?an cerrado. De esta manera quedaba visible el cuello, comienzo de los hombros, parte anterior v lateral del cabello y l?bulos de ambas orejas y le a?adi? pendientes largos. Do?a Elena estuvo hasta que los a?os y la enfermedad se lo impidieron. Tras su fallecimiento en 1.975, le sucede su hija Do?a Elena Hern?ndez Espinosa (cari?osamente conocida como Lele Espinosa), que colaboraba ya con su madre. A ella se le debe el perfecto acabado en la colocaci?n de las vestiduras y la esmerada distribuci?n de las prendas, siempre con la colaboraci?n de dos ayudantes, Do?a Margarita Hern?ndez Ch?vez y quien les habla en estos momentos.
Parte fundamental era nuestra coordinaci?n. ?ramos tres, todas muy responsables del trabajo encomendado el cual ten?a una ?nica finalidad: que nuestra querid?sima imagen luciera sus mejores galas. Ella ten?a que ser el centro de todas las miradas y por lo tanto todos nuestros desvelos eran para que todo saliera lo mejor posible. Mientras, por ejemplo, dos de nosotras la vest?amos, la otra clasificaba las joyas que portar?a en esas fiestas, y en algunos momentos, una de nosotras ten?a que visionar como iba quedando el vestido y la posici?n de las joyas, dec?amos: "un poquito a la izquierda esa joya, abre un poquito el vestido", eran frases que repet?amos constantemente pero siempre desde la tranquilidad y sosiego para que la Imagen quedara bien arreglada. Delicada era la tarea de vestir al Ni?o-D?os, porque ?L es quien le da sentido a su Madre. Si observamos una de sus manos se dirige hacia ELLA, y la otra mantiene el Santo Escapulario. Ser camarera de la Virgen es una funci?n muy importante, porque de su esmero y trabajo depende que la Imagen representada en esa gran escultura de Ant?n Ma Maragliano, luzca de una manera brillante y nosotros, sus devotos, la encontremos m?s bella si cabe.

Do?a Elena Hern?ndez Espinosa (Lele Espinosa), en el a?o I997, cierra el ciclo important?simo de las camareras, es decir, el testigo que le hab?an dejado sus antepasados. Con ella se pierde la tradici?n familiar cuando hace entrega al se?or cura p?rroco de las joyas y enseres de la Virgen con un acta notarial donde estaban inventariadas todas las prendas.
De las joyas de la Virgen tengo que comentar su alto valor, tanto art?stico como sentimental, puesto que son exvotos donados en recuerdo de un beneficio recibido. Algunas de estas ofrendas son verdaderas obras de arte como por ejemplo los c?lebres pendientes de filigrana de Salamanca o unos pendientes de criolla rodeados de coral y un largo etc?tera porque la lista de prendas ser?a muy larga.

De su ropero destacar?, que en sus mantos predomina el color amarillo, a lo mejor por eso hay una copla que todav?a se escucha y que dice:

Al pasar por el Realejo
Me dio olorcito a membrillo,
Era la Virgen del Carmen
Vestidita de amarillo.


Entrando de lleno en otra serie de actos que enaltec?an las fiestas desde el punto de vista popular, recuerdo uno que se celebr? el s?bado 28 de Julio de 1.956, en la Plaza de las Flores. Fue, "El Homenaje al Emigrante Canario en Hispanoam?rica", la apertura del mismo corri? a cargo del elocuente orador, Don Juan ?lvarez Delgado, Catedr?tico de la Universidad de La Laguna, luego actu? la rapsoda realejera Raquel Farrais, actualmente residente en Venezuela.

Recitar?a el "Romance del Emigrante" escrito para ese acto por Don Luis G?lvez Monreal. Esa misma noche actu? la Coral Polif?nica del Puerto de la Cruz interpretando obras de Bach, T.L. de Victoria, P. Soroz?bal y otros. Recuerdo tambi?n que el poeta y escritor Don Angel Acosta recit? composiciones suyas. Estuvo presente en cl acto la Agrupaci?n Musical Orotava, bajo la direcci?n del Maestro Correa y cerr? esta fiesta de arte Don Luis de Sosa, Catedr?tico de Historia Pol?tica y Contempor?nea de la Universidad Central. Estuvieron en el escenario un grupo de se?oritas ataviadas con trajes que evocaban a Am?rica. Fue retransmitido, por Radio Club en onda corta para Am?rica.

...

Qui?n no recuerda aquellas batallas de flores, con los coches engalanados con colchas. Las j?venes del pueblo ?bamos en ellos, nos sent?amos muy orgullosas, nos daban vueltas y vueltas alrededor de la Plaza de las flores. Terminando con las sortijas, como curiosidad dir? que las cintas ten?an el nombre de las j?venes del pueblo que las hab?an donado.
Exposiciones de pinturas, que habitualmente se hac?an en "El Casino" y tambi?n algunas veces en el "Colegio San Agust?n". Excepcionalmente se hizo un a?o en una sala de la casa de D. C?ndido Ch?vez. Exposiciones de plantas y de pi?as de pl?tanos se hac?an en salones y patios de casas particulares.
Exposiciones de maquetas de barcos que se expon?an en una de las dependencias del "Casino". Dicha sociedad era muy importante para las Fiestas del Carmen, se ofrec?a para todo lo que hiciera falta, no s?lo para exposiciones, sino cualquier dependencia se ced?a, por ejemplo, para el cintur?n ciclista, para hacer un brindis, en general para todo. No hab?a problemas con nuestra Sociedad, era tal la. sinton?a con las Comisiones de Fiestas que incluso un a?o se compr? un piano con un poco de dinero sobrante del presupuesto de las fiestas y lo que aport? el Casino, compartiendo su uso ambas instituciones.
Es necesario que no olvidemos aquellos Festivales infantiles tan bonitos y de tan buen gusto. Se preparaban con mucho tiempo de antelaci?n e interven?an los ni?os del pueblo y sus actuaciones eran reales, en directo, sin usar otros medios m?s al uso en nuestro tiempo.
Sigo evocando y desgranando historias de nuestras fiestas, las famosas competiciones del Tiro al Plato en el antiguo campo de f?tbol del Realejo Bajo(Campo del barranco), donde hoy se encuentra el campo de deportes del Colegio Infantil-Primaria "Agust?n Espinosa Toma?ban parte las mejores escopetas de la isla. En este campo se celebraron, aunque no lo crean, partidos de baloncesto y balonmano, y digo que no lo crean porque en aquel entonces la cancha no era la adecuada para la pr?ctica de estos deportes pues estaba llena de piedrecillas.

...

Muy de nuestras fiestas, eran los "Bazares" o "T?mbolas, que las se?oras y se?oritas con tanto esmero preparaban. Ped?an a los vecinos que aportaran objetos que tuvieran en sus casas para rifarlos. Se sacaba su dinerito que serv?a para paliar los gastos, sobre todo los de las flores para la Virgen.

Quien no recuerda las famosas Jinkamas Automovil?sticas, de las primeras que se celebraban en la isla, la organizaba la desaparecida Escuela de Conductores Hern?n,el lugar de su desarrollo era la Calle de San Agust?n. En su recorrido se pon?an diferentes obst?culos, como por ejemplo una rampa, cosas graciosas, como el copiloto dentro de un saco, ten?a que dar vueltas alrededor del coche, pelar un higo pico, estallar un globo, era una competici?n donde no faltaba el sano humor. En cada obst?culo hab?a un juez que vigilaba que las pruebas se hab?an hecho correctamente. Se controlaba tambi?n el tiempo desde la salida hasta la llegada. De forma muy especial voy a felicitar, en este preg?n a los organizadores del Cintur?n Ciclista del Carmen, que este a?o cumple su 50 aniversario, y a todos aquellos que han hecho que esta carrera se siga celebrando, va que nombrarlos individualmente nos llevar?a mucho tiempo. En Julio de 1956 se celebr? el "Primer Cintur?n del Carmen". Recuerdo que se daba la salida frente al Cine y su llegada era m?s o menos por el mismo lugar. Sub?a hacia Icod el Alto, creo que llegaba a la Guaricha, iba hacia San Juan de la Rambla hasta la meta en San Agust?n. Si mi memoria no me falla el primer ciclista que gan? el "cintur?n", fue V?ctor Marichal. La carrera era atractiva, les acompa?aban muchos coches, ten?a una sola etapa y un premio de monta?a.
He de decir que la fiesta ten?a sus s?mbolos representativos. Uno fundamental era "El Tabladillo". Cuando se ve?a. en la calle de San Agust?n un grupo de personas abriendo hoyos en la esquina debajo del famoso banco redondo, es que ya se estaba presintiendo que cerca estaban de celebrarse las Fiestas del Carmen. El tabladillo se guardaba desarmado en una de las dependencias del convento, junto a otros enseres de las fiestas. El templete, com?nmente llamado "Tabladillo", fue construido en el siglo XIX. Se sabe que su traza y pintura, la realiz? D. C?ndido Ch?vez Estrada. Una de sus partes era el "cucurucho", as? denomin?bamos la parte superior y cada uno de sus pa?os ten?a dibujado caras de payasos. En el interior se representaba al "Sol" en diferentes estados de ?nimo.

En el tabladillo sonaban las bandas de m?sica de diferentes partes de la isla, y por supuesto nuestra banda de m?sica "La Filarm?nica". Se tocaban valses, pasodobles, zarzuelas y en fin, todas las obras que se transcrib?an para banda. Se da la circunstancia que en. una de las fiestas, vino la banda. militar y no cab?an sus componentes. Tuvieron que alargar el piso del templete hacia la plaza, hacia el banco redondo donde pusieron como una especie de tablado. Algo anecd?tico ocurri? en este templete fue en julio de 1.943. En un concierto, por enfermedad. del director, un ni?o de 13 a?os dirigi? la banda La Filarm?nica de nuestro pueblo, por aclamaci?n de los m?sicos, aunque ?l se resisti?, pero su padre m?sico tambi?n le convenci? para que cogiera la batuta y dirigiera dicha banda. Ese ni?o era mi hermano el recordado Manolo Plasencia (mi querido Manolo), en el antedicho concierto ?l se dispon?a a tocar su instrumento, que era la Flauta. Algunos a?os m?s tarde ser?a Director de la mencionada Agrupaci?n Musical.

Historias de nuestras "Fiestas del Carmen", d?ganme ustedes los ventorrillos de sabanas y aquellos olores a la carne asada, los paseos en la plaza. Eran otros tiempos. Aquellos helados en el Teatro-Cine Realejos despu?s de la misa del Domingo de la Octava por la ma?ana. Todo se realizaba y se viv?a con una gran ilusi?n, se estrenaban las ropas de los pies a la cabeza.

Las c?lebres "Papadas" a las que, en sus inicios, s?lo asist?an los que trabajaban en cualquier aspecto de la fiesta. Por los a?os 50 se hac?an en "Casa Celso". M?s adelante se ped?a permiso al "Casino" y se celebraban en la pista de dicha Sociedad. Acud?an muchas personas, muchas de ellas no hab?an colaborado nada en nuestras queridas fiestas, pero que le ?bamos a hacer, eran cosas inevitables.
...

Este preg?n ha querido ser el reflejo de aquellas vivencias. Si he logrado al menos la alegr?a de que alguno de los presentes se haya visto identificado con esta fiesta, que estoy seguro de que s?, habr? conseguido lo que me propon?a desde un principio que no es otra cosa que recordar, revivir, ilusionar, sentir como ?ramos.
...

El milagro se llama Nuestra Se?ora del Carmen, ella ha sido durante siglos y seguir? siendo para siempre el anuncio de muchas cosas porque para nosotros, los realejeros, ella es nuestra se?a de identidad, ella es la imagen en quien todos nuestros antepasados depositaron sus sentimientos, todos sus afanes, todas sus alegr?as y todas sus tristezas. Por eso un preg?n que es el anuncio de lo que va a venir no puede concluir de otra manera que hablando de la imagen de la Virgen que, por motivos sobrados, es regidora perpetua de esta Villa. La fiesta puede variar, las costumbres cambian continuamente pero nosotros lucharemos para que esa estrella que brilla en San Agust?n siga alumbrando con luz propia y sea por siempre el motivo principal de nuestra celebraci?n.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios