S?bado, 01 de septiembre de 2007
Información tomada de DOSSIER FIDES de Agencia Fides, 23 de Agosto de 2007.

Los inocentes condenados a muerte.


Donde quiera que la pena de muerte es aplicada, el riesgo de matar a personas inocentes no puede ser eliminado. Desde 1973 en Estados Unidos han sido liberados 123 prisioneros del brazo de la muerte después que surgieron nuevas pruebas de su inocencia. De estos, seis en el 2004, dos en el 2005 y uno en el 2006. Algunos de estos prisioneros llegaron a un paso de la ejecución tras haber permanecido años en el brazo de la muerte. En cada uno de estos casos han surgido características similares y recurrentes: investigaciones poco cuidadas por parte de la policía asistencia legal inadecuada, uso de testimonios no confiables y de pruebas o confesiones poco creíbles. Pero no solo, en Estados Unidos lamentablemente son diversos los casos de prisioneros condenados a muerte no obstante la existencia de muchas dudas sobre su culpa. Florida tiene el número más alto de inocentes condenados a muerte y seguidamente liberados son 22 desde 1973.

En el 2000, el entonces Gobernador Ryan del Estado de Illinois, declaró una moratoria para las ejecuciones tras la liberación del decimo tercer prisionero condenado a muerte injustamente desde 1977, año en que se retomaron las ejecuciones en USA. Durante el mismo periodo 12 prisioneros fueron justiciados. En enero del 2003, el Governador Ryan concedió la gracia a cuatro condenados a muerte y convirtió las restantes 167 condenas a cadena perpetua.

Pero el problema de la potencial ejecución de un inocente no está limitado a los Estados Unidos. En el 2006, en Tanzania, fue liberado Hassan Mohamed Mtepeka, condenado a muerte en el 2004 por la violación y homicidio de la hijastra. La Corte de Justicia declaró que su condena se fundaba en manera indiscutible sobre pruebas indiciarias que “no indicaban con certeza absoluta la culpa”. En Jamaica, Carl McHargh fue liberado del brazo de la muerte en el mes de junio del 2006 tras haber si absuelto.
Comentarios