Lunes, 03 de septiembre de 2007
02 Septiembre (ACI).- Concluida la Santa Misa que reuni? esta ma?ana en la ciudad italiana de Loreto a m?s de medio mill?n de j?venes, el Papa Benedicto XVI dirigi? la oraci?n del ?ngelus y record? que para poder llevar a Dios a los hombres es necesario antes el encuentro personal con ?l.

?Loreto es el lugar ideal para rezar mediante el misterio de la Encarnaci?n del Hijo de Dios?, dijo el Santo Padre, e invit? a todos a ?dirigirse con la mente y el coraz?n al Santuario de la Santa Casa, entre aquellos muros que seg?n la tradici?n provienen de Nazaret, el lugar donde la Virgen dijo ?S? a Dios y concibi? en el propio seno al Verbo eterno encarnado?.

El Pont?fice hizo tambi?n una reflexi?n sobre la relaci?n entre la plaza y la Santa Casa, haciendo notar que ?la plaza es grande, es abierta, es el lugar del encuentro con los otros, del di?logo, de la confrontaci?n de pareceres; la casa es, en cambio, el lugar del recogimiento y del silencio interior, donde la Palabra puede ser acogida en la profundidad?.

?Para llevar a Dios a la plaza es necesario haberlo interiorizado antes en la casa, como Mar?a en la Anunciaci?n. Y viceversa, la casa est? abierta a la plaza: lo sugiere el hecho de que la Santa Casa tiene tres paredes, no cuatro: es una Casa abierta, abierta al mundo, a la vida", dijo Benedicto XVI refiri?ndose a la relaci?n que debe existir entre acci?n apost?lica y vida de oraci?n.

Finalizada su alocuci?n, el Santo Padre rez? la oraci?n mariana e imparti? la bendici?n a los presentes.
Comentarios