Lunes, 03 de septiembre de 2007
Reflexi?n sobre el envejecimiento y la ancianidad a partir de frases de San Daniel Combonio que manifiestan su abandono en las manos de Dios.


Creo que para los que vamos sumando a?os es bueno hablar de la vejez y del envejecimiento. En Comboni no encontramos nada de esta tem?tica en sus Escritos porque falleci? a los 50 a?os, pero, como estoy convencido que para ir superando las dificultades de la vida y de la vejez en particular, es preciso tener una gran confianza en Dios, os presento algunas frases de nuestro Fundador, que manifiestan su abandono en las manos de Dios.

"Somos los m?s felices de la tierra porque estamos en las manos de Dios" (Escritos 5086).

Estar y sentirse en las manos de Dios es un consuelo real para nosotros, saber que Dios nos protege y nos cuida es un gran alivio, nos da serenidad y paz en el coraz?n, que es lo que necesitamos en esta etapa de la vida.

"Dios gu?a nuestra vida, nuestros asuntos, nuestros destinos, y gocemos porque tenemos que hacer con un buen jefe, con un fiel amigo y con un padre amoroso" (Escritos 188).

San Daniel Comboni dec?a: el coraz?n traspasado de Cristo lo es todo: consolaci?n, esperanza, alivio, refugio y una fuente inagotable de amor.

"Para vivir y experimentar esta realidad, se requiere "tener siempre los ojos fijos en El, am?ndolo tiernamente, y procurando comprender siempre mejor qu? quiere decir un Dios muerto en la Cruz por la salvaci?n del mundo" (Escritos 2892).

Comboni, contemplando la Cruz de Cristo, encontr? la clave de lectura de su vida. En los momentos de sufrimiento y dificultad, mirando a Cristo crucificado entend?a lo que le pasaba, y desde la fe encontraba sentido a lo que viv?a.

"Si Cristo sufri? ?no sufriremos nosotros? "...Ya que sufrimos con ?l, para ser tambi?n con El glorificados" (Rom. 8,17h). Por eso, Comboni dec?a: "Toda mi confianza est? en la Cruz" (Escritos 3202).

En el Evangelio, jes?s afirma que es preciso avivar la oraci?n confiada y la fe esperanzada en Dios, porque la fe amorosa alcanza el favor del Se?or.

?C?mo debe caracterizarse la vejez de un cristiano?

Ha de caracterizarse por una fe intensa, una confiada oraci?n, un aceptar la voluntad de Dios y una vida coherente de fraternidad con todas las personas.

Mucho se escribe hoy sobre el saber envejecer. Pienso que la vejez forma parte de nuestra vida, es una etapa m?s: nacemos, crecemos y morimos. Si vivimos todos estos momentos unidos al Se?or, los viviremos felices y con una gran paz.
Publicado por verdenaranja @ 23:17  | Espiritualidad
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios