Martes, 04 de septiembre de 2007
La siguiente declaraci?n del Obispo de Est Anglia, el Rt. Revd. Michael Evans llega en respuesta a la postura de Amnist?a Internacional sobre el aborto despu?s del 28 Encuentro del Consejo Intencional en M?xico.

Amnist?a y aborto: despu?s del encuentro del Consejo Internacional en M?xico


El Consejo Internacional de Amnist?a Internacional se reuni? en M?xico desde el 11 al 17 de Agosto, y public? un comunicado de prensa el 17 de Agosto que inclu?a el siguiente p?rrafo:

Con la prevenci?n de la violencia contra las mujeres como su principal finalidad de campa?a, los l?deres de Amnist?a Internacional se obligaron de nuevo a trabajar por el respeto universal a los derechos sexuales y reproductivos. Amnist?a Internacional se oblig? a s? misma a reforzar el trabajo de la organizaci?n sobre la prevenci?n de los embarazos no deseados y de otros factores que contribuyen al recurso de las mujeres al aborto y afirmaron la pol?tica de la organizaci?n sobre los aspectos seleccionados del aborto (apoyar la despenalizaci?n del aborto, asegurar que las mujeres tengan acceso al cuidado de salud cuando surjan complicaciones desde el aborto, y defender el acceso al aborto, dentro de los l?mites razonables de gestaci?n, cuando su salud o los derechos humanos est?n en peligro), acentuando que las mujeres y los hombres deben ejercer sus derechos sexuales y reproductivos libres de coacci?n, discriminaci?n y violencia.

Se debe lamentar que los delegados abandonaran cuestionar la decisi?n del m?s reciente encuentro del Comit? Ejecutivo de Amnist?a Internacional para apoyar la despenalizaci?n del aborto; el acceso a los servicios de calidad para la gesti?n de los complicaciones que surgen del aborto; y el aborto legal, seguro y accesible, sujeto a las limitaciones razonables, en los casos de violaci?n, agresi?n sexual, incesto y riesgo para la vida de la mujer-

La Iglesia Cat?lica no tiene ning?n deseo que las mujeres que hayan estado bajo el trauma del aborto sean castigadas; necesitan compasi?n y curaci?n. Las mujeres que sufren complicaciones despu?s de un aborto deber?an recibir obviamente cuidado de calidad. Pero nuestra propia indignaci?n que contempla la violencia contra las mujeres no deber?a oscurecer nuestro juicio acerca de nuestro deber de proteger la forma m?s vulnerable e indefensa de vida humana. La Convenci?n Internacional sobre los derechos del Ni?o fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989, y lleg? a conseguir un tratado vinculante para aquellos pa?ses que lo ratificaron. Su Pre?mbulo cita desde la Declaraci?n de 1959 sobre los derechos el Ni?o, que ?el ni?o, por raz?n de su (?l o ella) inmadurez f?sica y mental, necesita especial defensa y cuidado, incluyendo la protecci?n legal apropiada, antes o despu?s del nacimiento?. Este debe ser sin duda parte del cuerpo de la ley de los derechos humanos internacionales a lo que Amnist?a Internacional est? comprometida.

La Iglesia Cat?lica participa del fuerte compromiso de Amnist?a a oponerse a la violencia contra las mujeres (por ejemplo, violaci?n, acoso sexual e incesto), pero tal aterradora violencia no puede ser contestada por la violencia contra la forma m?s peque?a e indefensa de vida humana en las entra?as de una mujer. Los cat?licos querr?an mostrar su compasi?n pr?ctica para tales mujeres, y asegurar para ellas todos los cuidados y apoyos m?dicos y espirituales que necesitan. Pero no hay ning?n derecho humano a acceder al aborto, y Amnist?a no deber?a implicarse incluso en tales casos extremos. Amnist?a se opone a la tortura y a la pena de muerte bajo toda circunstancia, aunque sea grave la situaci?n; lo mismo deber?a ser cierto para la direcci?n de Amnist?a ?Proteger el Ser Humano? ? antes como despu?s del nacimiento. Permitir el uso de la tortura en una justa situaci?n extrema (e.g. amenaza terrorista) arriesgar?a el absoluto rechazo de la tortura de Amnist?a. Favorecer el acceso al aborto incluso situaciones graves compromete la direcci?n de Amnist?a ?Proteger el Ser humano?.

A su tiempo Amnist?a debe buscar desarrollar m?s esta pol?tica, pero incluso esta actual decisi?n limitada hace muy dif?cil para los cat?licos permanecer miembros de Amnist?a o darle alguna ayuda financiera. Sinti?ndolo mucho, terminar? mis treinta a?os como miembro de Amnist?a Internacional, que inclu?a en 1980 varios a?os en el Consejo de la Secci?n Brit?nica y en su Religious Bodies Liaison Panel. Quedo profundamente comprometido a la direcci?n original de Amnist?a: trabajar por la libertad de los prisioneros de conciencia, en el final de la tortura y la pena de muerte, y juicios imparciales para todos.

Amnist?a Internacional ha jugado un papel enormemente importante en el mundo desde su fundaci?n por Pedro Benenson, un cat?lico, en 1961. Tiene un trabajo muy importante que hacer en el futuro. Esta decisi?n lamentable dividir? ciertamente a los miembros de Amnist?a y minar? su vital trabajo. Entre todos los derechos humanos, el derecho a la vida es fundamental. El compromiso al trabajo de ?Proteger el Ser Humano? solo puede ser profundamente puesto en peligro por cualquier ayuda para el acceso al aborto.( http://www.catholic-ew.org.uk/ )

(Traducci?n no oficial)
Publicado por verdenaranja @ 23:37  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios