Jueves, 06 de septiembre de 2007
Carta Pastoral Conjunta de los obispos de England y Wales sobre las escuelas cat?licas al dar comienzo en a?o escolar.

3 Septiembre 2007


Nosotros, los obispos cat?licos de England y Wales, queremos al comienzo de este nuevo a?o escolar reafirmar nuestra visi?n de la educaci?n cat?lica y nuestro compromiso de proveer escuelas cat?licas. Queremos tambi?n destacar el resultado que tienen nuestras escuelas y la contribuci?n que hacen a la sociedad en general.


Desde hace mucho tiempo hasta ahora, la Iglesia Cat?lica ha sido una importante compa?era con las autoridades civiles en la provisi?n de la educaci?n de los ni?os y los j?venes de England y Wales. Las escuelas con car?cter religioso (que constituyen m?s de un tercio de las escuelas) son un sector de la educaci?n p?blica con resultado comprobado; son diversas y son muy buscadas despu?s de cada a?o por cientos de miles de padres.


Las recientes y actuales llamadas de algunos para la abolici?n de las escuelas confesionales, o su restricci?n, olvidan de tener en cuenta esta rica historia de cooperaci?n entre la Iglesia y el Estado que ha sido de mucho beneficio para ambos. Olvidan de tener en cuenta los logros actuales de nuestras escuelas. La investigaci?n independiente y la inspecci?n llevadas a cabo por los propias oficinas del Gobierno demuestran lo bien que nuestras escuelas funcionan acad?micamente y en la educaci?n moral y social; que ellas est?n proveyendo una amplia gama de alumnos como cualquier otro grupo de escuelas, ya la medida sea la capacidad, la pobreza o la identidad ?tnica. Tambi?n reciben alumnos de la comunidad m?s amplia, m?s all? de la Iglesia Cat?lica, dondequiera que haya sitios disponibles.

Lo que subraya estos indicios del ?xito de nuestras escuelas es su caracter?stica. Las escuelas cat?licas se gu?an en todo lo que hacen por una visi?n importante y coherente de la educaci?n. Esta visi?n se basa en la verdad revelada por Dios sobre nosotros mismos, nuestra vida juntos en comunidad y nuestro ?ltimo destino con Dios. Esto da motivos a un esfuerzo educacional centrado en la persona de Jesucristo, que es el Camino, Verdad y Vida. Desde un largo per?odo de tiempo, esta aproximaci?n a la educaci?n ha demostrado ser una que prepara bien a los ni?os y j?venes para cualquier papel que tomen en la sociedad o en la vida p?blica, as? como para su vida personal y familiar. El compromiso de la Iglesia Cat?lica al di?logo interconfesional y al trabajo con otros cristianos provee una base adicional para la contribuci?n de los j?venes a la pac?fica cohesi?n social.

A veces, esta visi?n de la educaci?n permanece en contraste con el modelo secular de educaci?n basado en los valores de la cultura que prevalece, que muchas veces est?n lejos de ser claros y no siempre participados.
Aquellos que eligen las escuelas cat?licas para sus hijos est?n, en efecto, buscando un modelo alternativo de educaci?n. A pesar de las llamadas de aquellos que proponen un modelo puramente secular para todas las escuelas, no hay tal cosa sino una educaci?n ?valor libre?.

Las escuelas cat?licas son claras y sanas en los principios que las gu?an y el armaz?n moral dentro del que educan.

La ense?anza ha sido, y permanece, una parte importante de la misi?n de la iglesia. Los fines de nuestras escuelas son ayudar a cada uno dentro de la comunidad escolar a crecer en la fe; realizar lo mejor de cada capacidad que les ha sido dada; alcanzar la calidad acad?mica y preparar bien para la vida adulta en una sociedad moderna y diversa. Estas tareas son, por supuesto, llevadas a cabo en ?ntima cooperaci?n con el gobierno local y nacional.

De tiempo en tiempo, los obispos y autoridades diocesanas necesitan revisar la provisi?n escolar dentro de ?reas espec?ficas, ordinariamente en respuesta a los cambios de poblaci?n. Esto traer? cambios en la provisi?n con cierres ocasionales as? como la expansi?n o reconstrucci?n de escuelas. Tales cambios son siempre hechos despu?s de una cuidadosa consideraci?n de todos los factores involucrados, incluyendo el impacto en la comunidad de la Iglesia local y del vecindario.

Urgimos a todos los miembros de la comunidad cat?lica valorar nuestras escuelas. As? animamos a los padres cat?licos enviar sus hijos a la Escuela Cat?lica local y a involucrase activamente en su vida. Animamos a los ciudadanos a trabajar en nuestras escuelas ya sea como directores de la escuela cat?lica, maestros, ayudantes de aula o en otras funciones. Animamos a los ciudadanos a servir como tutores de la fundaci?n para continuar llevando y promocionando la visi?n de educaci?n sobre la que nuestras escuelas est?n fundadas. Animamos a los maestros, en sus reuniones de sindicato, y padres o parroquianos, en sus tareas con los pol?ticos, hablar positivamente, sobre la base de la evidencia, acerca de los logros y naturaleza de nuestras escuelas. El financiar nuestro modelo alternativo de educaci?n es una operaci?n costosa, pero vale la pena, y damos las gracias a todos los que contribuyen a esto.

Como el nuevo a?o escolar est? en proceso, invitamos a todos en la comunidad Cat?lica a unirnos en oraci?n por todos aquellos que est?n involucrados en la vida de nuestra escuela. Que este pueda ser un buen a?o para alumnos y profesorado, padres y tutores, y la comunidad local en la que cada una de nuestras escuelas est? establecida. Quiera Dios bendecir nuestra empresa educacional por el bien de nuestra sociedad.

Cardenal Cormac Murphy-O?Connor
Presidente de la Conferencia de Obispos Cat?licos de England y Wales
Arzobispo de Westminster
Arzobispo de Patrick Kelly
Vice-PresidenteVice-President de la Conferencia de Obispos Cat?licos de England y Wales
Arzobispo de of Liverpool

? Catholic Bishops' Conference of England and Wales

(Traducci?n particular, no oficial)

Publicado por verdenaranja @ 23:04  | Hablan los obispos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios